IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

La Administración Trump aplicó la política de tolerancia cero sabiendo que separaría a familias migrantes en la frontera

“Frecuentemente me cuestiono qué pude haber hecho diferente, y ningún tema ha ocupado más mi pensamiento que la política migratoria de tolerancia cero. Fue una política fallida que nunca tuvo que haber sido propuesta o implementada. Desearía que todos hubiéramos sido mejores”, dice uno de sus máximos responsables.
/ Source: Telemundo

Con pleno conocimiento de que la política migratoria de tolerancia cero derivaría en la separación de familias en la frontera, el entonces fiscal general, Jeff Sessions, presionó para que fuera implementada, según un informe del Inspector General del Departamento de Justicia publicado este jueves.

Más de 2,800 niños migrantes fueron separados de sus padres en la primavera de 2018 debido a esa política. En una moción presentada este miércoles, abogados que trabajan por reunificar a las familias separadas dijeron que aún buscan a los padres de 611 menores. Además, estimaron que los padres de 392 niños han sido deportados, lo cual dificulta el encontrarlos.

“Concluimos que el enfoque obstinado del Departamento de Justicia en aumentar los juicios de inmigración se produjo a expensas de una consideración cuidadosa y adecuada del impacto de los juicios contra unidades familiares y las separaciones de menores”, concluye el informe.

[Crece la cifra de niños migrantes separados de sus familias]

Noticias Telemundo reportó en octubre sobre el borrador del informe, que demuestra cómo la Administración Trump exigió separar a niños de sus padres, sin importar su edad o la objeción de fiscales.

"Necesitamos llevarnos a los niños", dijo Sessions en una llamada en mayo de 2018, según notas tomadas por varios fiscales y recogidas en el informe. "Si se preocupan por los niños, no los traigan; no se les dará amnistía a los niños; a las personas con niños", añadió.

Bajo instrucciones del fiscal general adjunto, Rod Rosenstein, el entonces fiscal general del Distrito Oeste de Texas, John Bash, informó a otros fiscales que la política ordenaba no declinar el enjuiciamiento de adultos "por la edad de un niño".

El informe también destaca la incapacidad de Sessions para coordinar la política con el Servicio de Alguaciles, el Departamento de Salud y las cortes federales. Ello provocó que algunas oficinas dejarán de lado la persecución de casos importantes, como crímenes sexuales.

Debido a la falta de recursos para lidiar con las consecuencias de la política, las cortes de inmigración y las prisiones se saturaron, añade el reporte.

Y aunque la Administración Trump sabía de los múltiples problemas que surgirían a partir de la estricta política migratoria, éstos no fueron atendidos sino hasta después de que fue implementada.

“Creo que lo más importante que sale de esto es la profunda premeditación y la intención del esfuerzo de la separación familiar, a pesar del daño que se sabía causaría a padres y niños”, señaló a la cadena NBC News un exoficial del Departamento de Justicia.

David Xol-Cholom, originario de Guatemala, abraza a su hijo, Byron, al reunirse después de ser separados durante un año y medio por la política "tolerancia cero" en Estados Unidos.AP

 

El senador demócrata Dick Durbin, quien solicitó el informe en julio de 2018, advirtió en un comunicado que pedirá una audiencia en el Senado para hacer responsables a quienes implementaron la política.

“Aquellos que planearon y ejecutaron la política de cero tolerancia deberán vivir con el conocimiento que su crueldad y cobardía son responsables de las heridas que estos niños cargarán el resto de sus vidas”, dijo Durbin.

[Reunir a miles de familias migrantes tomará hasta dos años, dicen los abogados del gobierno]

En una declaración a NBC News, el entonces fiscal general adjunto, Rod Rosenstein, lamentó la política que separó a familias. Sin embargo, el informe indica que Rosenstein y Sessions “expresaron su disposición para perseguir adultos de unidades familiares” aunque sabían que eso llevaría a la separación de padres y niños.

“Desde que dejé el Departamento, frecuentemente me cuestiono qué pude haber hecho diferente, y ningún tema ha ocupado más mi pensamiento que la política migratoria de tolerancia cero. Fue una política fallida que nunca tuvo que haber sido propuesta o implementada. Desearía que todos hubiéramos sido mejores”, dijo.

Con información de NBC News, CBS.