IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Biden y AMLO se comprometen a combatir las causas de la inmigración y el COVID-19 en su primera llamada bajo el nuevo Gobierno

Uno de los principales temas de conversación fue la inmigración, según lo precisó la Casa Blanca en un comunicado este sábado. En concreto, Biden se comprometió a reducirla al abordar sus causas fundamentales y a revertir las "políticas draconianas" de la Administración anterior.
/ Source: Telemundo

El presidente, Joe Biden, sostuvo una primera conversación este viernes con su homólogo de México, Andrés Manuel López Obrador. Uno de los principales temas de conversación fue la inmigración, según lo precisó la Casa Blanca en un comunicado este sábado.

En concreto, Biden expuso su plan para reducir la migración “abordando sus causas fundamentales, aumentando la capacidad de reasentamiento y las vías alternativas de la inmigración legal, mejorando el proceso en la frontera para adjudicar las solicitudes de asilo, y revirtiendo las políticas draconianas de inmigración de la Administración anterior”, según el texto.

López Obrador aseguró el viernes en su cuenta oficial de Twitter que su homólogo estadounidense fue “amable y respetuoso”.

“Todo indica que serán buenas las relaciones por el bien de nuestros pueblos y naciones”, agregó el mandatario.

Ambos acordaron “trabajar estrechamente” para frenar el flujo de la migración irregular hacia ambos países así como “promover el desarrollo en el Triángulo Norte de Centroamérica”, precisa el comunicado.

Asimismo, reconocieron la importancia de trabajar de manera conjunta para combatir la pandemia del COVID-19.

Desde el pasado miércoles, cuando Biden y la vicepresidenta Kamala Harris asumieron el cargo, las autoridades mexicanas buscaron asegurar que la relación será buena y estará basada en el respeto, a decir del secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard.

López Obrador destacó entonces que en los planes para atender la pandemia, para reactivar la economía y en el aspecto de inmigración parece haber coincidencias para colaborar.

Biden tiene un plan para que las personas indocumentadas, muchas de ascendencia mexicana, accedan a la ciudadanía en un futuro y se buscará atender las causas que promueven la emigración desde Centroamérica en un posible acuerdo conjunto con México.

Joe Biden, cuando era vicepresidente (a la izq.) estrecha la mano de Andrés Manuel López Obrador, cuando era candidato a la presidencia por el Partido de la Revolución Democrática (PRD), durante una foto en la Ciudad de México el 5 de marzo de 2012.REUTERS/Tomas Bravo / REUTERS

Sin embargo, en otros temas hay cimientos de posibles disputas bilaterales.

Un panel independiente determinó a finales del año pasado que México no está cumpliendo a cabalidad con el tratado comercial T-MEC o USMCA, lo cual según analistas pudiera desatar un "caudal de demandas".

[México promete una "muy buena relación" con la Administración Biden pese a tensiones recientes]

La Administración Biden ha indicado que dará prioridad a temas de combate al cambio climático y a promover energías limpias; López Obrador ha apostado por el petróleo e incluso ha opinado que las energías renovables son un "sofisma" (engaño) de políticos "neoliberales".

Mientras que la cooperación para la seguridad transfronteriza está en momentos inciertos por las críticas de López Obrador a una parte de los agentes que las realizan. Después de que fuera detenido el general Salvado Cienfuegos, el Congreso mexicano –donde el partido del presidente tiene mayoría– aprobó una reforma que restringe la actuación de agentes del FBI, de la DEA o de otras agencias de gobiernos extranjeros.

Y es que para López Obrador, apodado AMLO, lo importante para la relación bilateral es que no haya lo que él asume como "injerencismo" o "ninguneo" desde Washington. Esa supuesta "injerencia" incluiría temas como las exigencias de que se cumplan bien los requisitos del T-MEC o el que haya un enfoque de cooperación policial.

Es por esa razón que el presidente mexicano todavía opinó la mañana de este miércoles que considera que Donald Trump fomentó una relación con "pocos desencuentros", porque AMLO dio a entender que le pareció que Trump no le impuso decisiones.

Eso, a pesar de los comentarios que Trump hizo en varias ocasiones acusando a los mexicanos de ser supuestos violadores y "bad hombres", a que orilló a autoridades mexicanas a negociar un nuevo acuerdo comercial después de que Trump abandonó unilateralmente el TLCAN o NAFTA, o a que el ahora expresidente estadounidense forzó a México, con la amenaza de imponer aranceles, a adoptar la política migratoria que la Casa Blanca quería.