IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Las elecciones que definirán el curso del próximo Gobierno: ¿quiénes son los candidatos al Senado en Georgia?

Los republicanos David Perdue y Kelly Loeffler buscan ser reelegidos como senadores por Georgia, pero el periodista Jon Ossoff y el reverendo afroamericano Raphael Warnock, ambos demócratas, quieren quitarles el puesto, respectivamente.
Arriba, los demócratas Jon Ossoff (izquierda) y Raphael Warnock. Debajo, los republicanos David Perdue y Kelly Loeffler.
Arriba, los demócratas Jon Ossoff (izquierda) y Raphael Warnock. Debajo, los republicanos David Perdue y Kelly Loeffler. AP / Getty
/ Source: Telemundo

Tras la prolongada batalla de las elecciones presidenciales, ahora los ojos están puestos en las elecciones del Senado de Georgia, que se celebran el 5 de enero y cuya votación anticipada ya ha empezado. 

Este comicio decidirá qué partido tendrá la mayoría en esta Cámara Alta, el órgano legislativo que debe rechazar o aprobar gran parte de las decisiones de la Casa Blanca, desde nuevas leyes hasta los nombramientos del gabinete del presidente entrante, Joe Biden. 

[Resultados de las elecciones en el Senado de Estados Unidos 2020] 

Para conservar la mayoría en el Senado, donde hay 100 puestos, los republicanos solo necesitan que o David Perdue o Kelly Loeffler permanezcan en el puesto, ya que actualmente hay 48 demócratas y 50 republicanos. Si uno de los dos gana, quedarían 49-51 y los republicanos tendrían mayoría. Pero los demócratas deben ganar ambos puestos si quieren retomar el control de esa cámara, tanto el periodista de investigación Jon Ossoff o el reverendo afroamericano Raphael Warnock. En ese caso, quedarían empatados, 50 puestos contra 50 puestos, y la vicepresidenta electa, Kamala Harris, que es demócrata, tendría el poder de dar un voto extra para romper el empate. 

Estos son los candidatos: 

David Perdue, uno de los senadores más ricos

El senador David Perdue, republicano por Georgia, asiste a una audiencia del Comité Bancario del Senado en el Capitolio el 24 de septiembre de 2020, en Washington, DC.Drew Angerer/Getty Images

Con 49.8% de los votos, Perdue fue quien más papeletas obtuvo en la votación del 3 de noviembre. Pero, según las leyes estatales, para obtener el puesto, el candidato debe conseguir más del 50% de los votos.

Este hombre de negocios de 71 años es el postulante de estas elecciones con más experiencia en el Senado, pues ocupa el puesto desde 2014, cuando le ganó con el 52.89% a la demócrata Michelle Nunn y tomó el relevo al republicano Saxby Chambliss.

“Perdue viene de una familia adinerada y es primo de Sonny Perdue, que fue gobernador [de Georgia] y luego sirvió en la Administración Trump [como secretario de Agricultura]”, explica a Noticias Telemundo Jeffrey Lazarus, profesor de Ciencias Políticas en la Universidad Estatal de Georgia.

El republicano comenzó su carrera trabajando como consultor administrativo durante más de una década. Su primer trabajo corporativo destacado fue el de vicepresidente senior en Sara Lee Corporation, la compañía de comestibles, y, finalmente, pasó a convertirse en director ejecutivo de la marca Reebok. Luego tuvo el mismo puesto en la empresa textil Pillowtex y más tarde fue el CEO de Dollar General, las tiendas minoristas.

Con un patrimonio neto de 15.8 millones de dólares, según la web política Roll Call, Perdue es uno de los miembros más ricos del Senado.

Y como su primo, Perdue es un aliado cercano del presidente, Donald Trump.

Lazarus anota que Perdue no ha aprobado ningún proyecto de ley importante pero apunta que eso no es fuera de lo común entre los senadores en su primer término. 

Inversiones en la Bolsa durante la pandemia 

Perdue fue uno de los primeros senadores que fue informado esta primavera sobre los graves peligros del COVID-19 y que luego compraron acciones en empresas que podrían beneficiarse de una crisis sanitaria, como Pfizer, farmacéutica encargada de fabricar una de las vacunas contra el coronavirus.

El político se defendió señalando que la mayoría de sus inversiones las realizó un asesor independiente, aunque la agencia de noticias The Associated Press señaló que aún así Perdue podría haberle dicho a su asesor qué comprar y vender.

[Senadores vendieron acciones millonarias tras recibir información sobre el coronavirus. Después la Bolsa se desplomó]

No obstante, el Departamento de Justicia cerró su investigación de las operaciones bursátiles de Perdue relacionadas con el coronavirus. 

Estos no fueron sus únicos movimientos en la Bolsa que estaban en la mira. Un análisis del diario The New York Times señala que desde que el empresario llegó al Congreso hace seis años, se ha convertido en el inversor de bolsa más prolífico del Senado.

Una campaña polémica

Perdue fue acusado de manipular una foto de su contrincante de una manera racista para hacer que su nariz luciera más grande.  

“Distorsionó mi rostro para agrandar y extender mi nariz. Soy judío. Este es el estereotipo  antisemita más antiguo, más obvio y menos original de la historia. Senador, literalmente nadie cree en sus excusas”, respondió el candidato demócrata en su cuenta de Facebook.

Por su parte, la campaña del senador Perdue, que es cristiano metodista, calificó la distorsión facial como un "error involuntario" y enfatizó que el legislador no vio el anuncio antes de que se publicara.

Jon Ossoff, moderado para los demócratas, extremista para los republicanos

El candidato demócrata al Senado Jon Ossoff habla en un evento de campaña el 19 de noviembre de 2020 en Jonesboro, Georgia.Elijah Nouvelage/Getty Images

Si Ossoff, de 33 años, es elegido, se convertiría en el senador más joven del país y el segundo candidato judío en ganar una elección estatal en Georgia. 

El demócrata consiguió 88,094 votos menos que el republicano Perdue en los comicios del 3 de noviembre, lo que le dejó con un 47.9% de las papeletas.

[Los jóvenes juegan un papel clave en las elecciones en Georgia por el control del Senado]

Ossoff es el director ejecutivo de Insight TWI, una empresa con sede en Londres que ha producido documentales sobre la corrupción, el crimen organizado y los crímenes de guerra. 

Compañía en la que, según el diario The Washington Post, consiguió convertirse en propietario mayoritario tras invertir más de 250,000 dólares, dinero que disponía gracias a la herencia que le dejó su abuelo, de acuerdo con el diario. 

“Es irónico, es el más joven de los cuatro, pero tiene la mayor experiencia política debido a su trabajo en el Congreso”, recalca Lazarus. 

Ossoff, mientras estaba estudiando, hizo una pasantía con el histórico líder de los derechos civiles y congresista demócrata por Georgia, John Lewis, a quien considera como uno de sus mentores.

“No sé cuánto le ayudaría eso porque no es un hecho muy conocido”, anota Lazarus y dice que lo que sí ayudará al demócrata a conseguir el voto de la comunidad negra será salir en la misma papeleta que el reverendo negro Warnock, que se pelea el otro puesto al Senado por Georgia. 

Los candidatos demócratas al Senado Jon Ossoff y el reverendo Raphael Warnock entregan carteles en un evento de campaña el 3 de octubre de 2020 en Lithonia, Georgia.Elijah Nouvelage/Getty Images

Antes de embarcarse en su carrera de producción de documentales, Ossoff trabajó como asistente de Seguridad Nacional para el congresista demócrata por Georgia Hank Johnson, quien también es afroamericano.

Tras la victoria de Trump, el demócrata decidió volver a la política. En 2017 se presentó en las elecciones especiales para el sexto distrito del Congreso de Georgia. Carrera en la que se invirtió 23.6 millones de dólares, pero que perdió contra Karen Handel, quien solo había conseguido una financiación de 4.5 millones de dólares pero ganó con el 51.8% de los votos.

“Es un demócrata que está en el centro. Lo que quiero decir con eso es que él no es superliberal como, [la congresista por Nueva York] Alexandria Ocasio-Cortez. Todas sus posiciones son bastante comunes dentro del Partido Democrático. Es muy ‘vainilla”, destaca el experto Lazarus.

Por su parte, los republicanos lo han bautizado como “un socialista con un fondo fiduciario”, en referencia a la herencia que le dejó su abuelo, quien era copropietario de una fábrica de cuero en Massachusetts.

Kelly Loeffler, firme aliada de Trump

La candidata republicana al Senado Kelly Loeffler habla a sus partidarios durante un mitin de campaña con el senador Marco Rubio el 11 de noviembre de 2020 en Marietta, Georgia.Jessica McGowan/Getty Images

La republicana Loeffler sólo consiguió el 26% de los votos en las elecciones del 3 de noviembre, siete puntos menos que su contrincante Warnock. 

A diferencia de Perdue, ella fue nombrada senadora por el gobernador Brian Kemp después de que el legislador Johnny Isakson abandonara su puesto en 2019 por razones de salud. 

Según explica Lazarus, Loeffler no era la primera opción de Trump, ya que el presidente quería que el próximo senador fuese Doug Collins. “Kemp, finalmente, nombró a Loeffler, por un par de razones. Por un lado porque es una donante a la causa republicana muy rica e importante. Y, por otro, para conseguir el voto de las mujeres blancas de los suburbios, un grupo clave en las elecciones”, detalla el experto. 

[A quién ayuda Trump con su visita a Georgia: ¿a los senadores republicanos al Senado o a sí mismo?]

Pese a que ella no era la favorita del presidente saliente, Loeffler se ha alineado muy de cerca con los ideales y políticas de Trump y ha recibido críticas por decir que no está en desacuerdo con nada de lo que el empresario dice o hace. Trump, por su parte, le ha dado su apoyo.

En más de una ocasión, la millonaria se ha enorgullecido de ser la miembro “más conservadora del senado” y se ha comparado con Trump, pues considera que ninguno de los dos son políticos, sino exitosos empresarios.

El presidente, Donald Trump, asiste a un mitin en apoyo de los senadores republicanos por Georgia David Perdue y Kelly Loeffler, el 5 de diciembre de 2020 en Valdosta, Georgia.Spencer Platt/Getty Images

La senadora más rica 

Loeffler y su esposo, Jeff Sprecher, director ejecutivo del operador de Intercontinental Exchange (ICE), tienen una fortuna estimada en 800 millones de dólares, según la revista Forbes

Gran parte de la riqueza viene de unas acciones de aproximadamente 500 millones de dólares en ICE, empresa que actúa como matriz de la Bolsa de Valores de Nueva York.

No obstante, la biografía de su página web señala que la legisladora asistió a una escuela pública y fue mesera durante la secundaria y la universidad. 

La senadora por Georgia se unió a ICE en 2002 como alta ejecutiva. Además, trabajó en varias otras empresas conocidas como Citi y Toyota.

Desde hace una década Loeffler es además copropietaria del equipo de baloncesto WNBA Atlanta Dream, el primer equipo deportivo privado de mujeres en Georgia. 

Polémicas operaciones de la bolsa

Al igual que Perdue, Loeffler fue duramente criticada e investigada durante la campaña por sus operaciones bursátiles. 

El Departamento de Justicia investigó si ella y su esposo negociaron acciones para enriquecerse en base a los informes que recibió como senadora sobre la pandemia del coronavirus, lo cual es ilegal. Su esposo es el CEO de la Bolsa de Valores de Nueva York, Jeffrey Sprecher. 

Loeffler se defendió señalando que sus operaciones las hizo una empresa de inversión en su nombre. Finalmente, los investigadores abandonaron el caso. 

No obstante, se criticó su ética, ya que, en privado, la senadora vendía millones de dólares en acciones que se hacían más valiosas por la crisis. Pero, públicamente, la empresaria defendía la fortaleza de la economía para resistir el coronavirus.

Una dura campaña

“Su campaña contra Raphael Warnock tiene algunos elementos raciales no muy sutiles. Usa lo que los académicos llamamos ‘silbidos para perros’ [dog whistles, en inglés], que es cuando alguien usa un lenguaje en código para decir algo. En este caso, para apelar a los votantes blancos con prejuicios raciales sin decir nada abiertamente racista”, detalla Lazarus. 

El profesor de universidad pone como ejemplo el hecho de que la legisladora usara 13 veces el término liberal 'radical' para describir al demócrata afromericano durante el debate de la segunda vuelta de Georgia.

[Cómo estas dos mujeres negras fueron clave para el triunfo de Biden y el giro demócrata de Georgia]

“Es el mismo lenguaje que se usó para describir a los líderes de derechos civiles en las décadas de 1950 y 1960. Ella lo que está intentando es pintar a Warnock como un enemigo de la policía”, destaca el politólogo. 

Raphael Warnock, activista de orígenes humildes

El candidato demócrata al Senado, Raphael Warnock, habla en un evento de campaña el 19 de noviembre de 2020 en Jonesboro, Georgia.Elijah Nouvelage/Getty Images

Si Warnock ganase las elecciones se convertiría en el primer senador negro por Georgia. 

Pese a que este candidato de 51 años tampoco consiguió superar el 50% necesario para ganar la carrera al Congreso, el reverendo llegó de primero en la carrera con el 33% de los votos.

Se crió en una vivienda pública junto a 11 hermanos. Gracias a becas, Warnock consiguió graduarse y hasta hacerse con un doctorado.

Desde 2005, es pastor de la Iglesia Bautista Ebenezer en Atlanta, templo en el que en los años 60 predicó el también reverendo y líder de la lucha antiracista, Martin Luther King Jr.

Apoyo de la iglesia 

Una coalición de pastores negros de Georgia escribió este diciembre a la senadora Loeffler para decirle que sus caracterizaciones de su oponente se podían traducir como una crítica a las iglesias afroamericanas y le pidió que dejara de llamar a Warnock “radical” y “socialista”. Los 100 miembros que firmaron la carta aseguraron que no hay nada en los antecedentes, escritos o sermones de Warnock que sugieran que lo sea.

En un mensaje en la red social Twitter, Loeffler insistió que no estaba atacando a la iglesia afroamericana y le pidió a Warnock que dejara de "hacerse la víctima".

No obstante, Warnock también ha recibido críticas de prominentes rabinos judíos ortodoxos en Georgia por un sermón de 2018 en el que dijo que el ejército israelí estaba derribando a "hermanas y hermanos palestinos desarmados como aves de presa".

A lo que Warnock respondió este mes que es un "aliado incondicional y partidario de Israel".

La lucha antiracista 

Warnock presidió el funeral del representante John Lewis tras su muerte en julio, así como el de Rayshard Brooks, un hombre negro de 27 años cuyo tiroteo fatal por parte de la policía de Atlanta en junio desató protestas y disturbios.

La campaña republicana recalcó las críticas de Warnock a los oficiales de policía y un sermón publicado en YouTube en 2011 en el que dijo que "nadie puede servir a Dios y al ejército", un tema que tiene raíces en pasajes bíblicos.