IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

¿Espera que el cheque de $600 suba a $2,000? El líder republicano del Senado dice que beneficiaría a quien no lo necesita

Mitch McConnell parece cerrar la puerta a la propuesta de Trump de aumentar los pagos directos por la pandemia, aprobada por los demócratas. Ésta es en cambio su propuesta.
/ Source: Telemundo

La posibilidad de que los cheques de ayuda por la pandemia de COVID-19 asciendan de 600 dólares a 2,000 dólares es más remota que nunca.

En una sesión este 1 de enero, el senador por Vermont, Bernie Sanders, así como el líder de la minoría, Chuck Schumer, volvieron a presentar dos solicitudes para aprobar por consentimiento unánime el aumento de los cheques de estímulo. Pero, como ha sucedido toda la semana, los republicanos objetaron a las solicitudes, bloqueando la posibilidad de su aprobación rápida.

"(Incrementar el monto de los cheques) no es objetivo, no es fiscalmente responsable, no es eficiente, no es una forma eficaz de gastar los dólares de los contribuyentes", dijo el republicano John Thune, quien objetó a las peticiones.

El líder de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, pareció cerrar la puerta este miércoles a la propuesta de aumentar los pagos directos, al decir que la Cámara Alta no votará el proyecto de ley denominado CASH Act pues, en su opinión, el Congreso ha proporcionado suficiente ayuda por la pandemia y el dinero irá a los bolsillos de muchas familias que no lo necesitan.

"Hace unos días aprobamos casi 1,000 millones de dólares en ayuda", dijo McConnell en el piso del Senado, refiriéndose al paquete de 900,000 millones de dólares firmado en la noche del domingo por el presidente, Donald Trump.

“Si hay hogares específicos en dificultades que todavía necesitan más ayuda", el Senado considerará "ayudas inteligentes focalizadas. No otro chorro de dinero prestado", añadió.

Noticias Telemundo salió la semana pasada a las calles de California, el estado más poblado del país, donde el reportero Francisco Fajardo recogió testimonios de hispanos que calificaron el cheque de 600 dólares como "insuficiente", en el contexto de una pérdida masiva de empleos que aún persiste, a casi un año del comienzo de la pandemia en Estados Unidos. 

Los cheques de 600 dólares comenzaron a ser enviados a las cuentas de los contribuyentes elegibles este martes en la noche, según el departamento del Tesoro.

Pero antes de firmar el paquete de estímulo que incluía pagos directos por esa cantidad, Trump se quejó de que sería insuficiente y exigió aumentarla a 2,000 dólares, una propuesta que luego fue aprobada en la Cámara de Representantes, cuyos líderes demócratas pasaron rápidamente la iniciativa al Senado para su votación final. Trump está dispuesto a firmarla como ley.

McConnell dijo, sin embargo, que no lo “intimidarían” para votar el proyecto, a pesar de la presión no solo de Trump sino de algunos republicanos prominentes en Washington, quienes también han abogado por pagos más generosos.

"El Senado no será intimidado para que entregar más dinero prestado a los amigos ricos de los demócratas que no necesitan la ayuda", sentenció.

Por segundo día consecutivo, el líder demócrata del Senado, Chuck Schumer, intentó forzar la votación sobre el proyecto de ley en esa cámara. "Lo que estamos viendo en este momento es que McConnell está tratando de liquidar los cheques, los cheques de 2,000 dólares que tantas familias estadounidenses necesitan desesperadamente", dijo Schumer en el Capitolio.

Con la segunda vuelta de las elecciones del Senado de Georgia a solo días (el 5 de enero), en la que dos republicanos luchan por sus puestos en la Cámara Alta y se decide qué partido la controlará, los principales líderes de esa bancada advirtieron que la negativa del Partido Republicano a brindar más ayuda en un momento en que el coronavirus deja más secuelas financieras y de salud que nunca en Estados Unidos podría poner en peligro el resultado de la elección.

"Los republicanos del Senado corren el riesgo de perder dos escaños y el control” de la Cámara Alta, dijo Newt Gingrich, el exlíder del Congreso, a la cadena Fox News.

Los dos senadores republicanos por Georgia, David Perdue y Kelly Loeffler, anunciaron el martes que apoyan el plan de Trump para mayores cheques.

El mandatario reiteró en Twitter este miércoles su demanda: ”$2,000 ASAP” (Tan Pronto Como Sea Posible).

Junto a Trump, los senadores republicanos Josh Hawley, por Missouri, y Marco Rubio, por Florida, también han presionado al partido para que actúe en la dirección del presidente.