IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Consejos para ahorrar y reconstruir sus finanzas pese a la crisis del coronavirus

La pandemia alteró la rutina de casi todo el mundo, pero la llegada de 2021 es buen momento para retomar los hábitos de ahorro para cumplir las metas personales y tener fondos ante cualquier contingencia.
Los expertos aconsejan determinar todos los gastos mensuales, antes de poder diseñar un presupuesto familiar eficiente.
Los expertos aconsejan determinar todos los gastos mensuales, antes de poder diseñar un presupuesto familiar eficiente.AP
/ Source: Telemundo

Por Janet Álvarez - CNBC + Acorns

Si 2020 cambió su forma de pensar sobre el dinero, no está solo: millones de ciudadanos en Estados Unidos enfrentaron pérdidas inesperadas de empleo, cierres de empresas u otros cambios dramáticos en la forma en que viven, trabajan y gastan debido a la pandemia.

Algunos de estos cambios como el trabajo remoto, las compras en línea y la entrega de alimentos a domicilio, pueden convertirse en hábitos de gasto colectivo, lo que provocará un cambio permanente en nuestros presupuestos.

Así, el comienzo de 2021 es un momento oportuno para reconsiderar su presupuesto y pensar cómo debería evolucionar a medida que la pandemia disminuya durante el próximo año.

Hablamos con dos expertos, Derek Dobin, asesor financiero de Prudential, y Lauren Maxwell, vicepresidenta asistente de Trustco Bank, para examinar los pasos que deberíamos tomar para preparar nuestras finanzas para el mundo posterior al COVID-19.

[Cómo construir un fondo de ahorros de emergencia durante la pandemia del COVID-19 y con qué hábitos puede lograrlo]

Consejos sobre su presupuesto

“Para crear un presupuesto posterior al COVID para su hogar, el primer paso es identificar el ingreso mensual total. Muchos hogares experimentaron una fluctuación de sus ingresos mensuales durante la pandemia, debido a pagos de estímulo o despidos de trabajo”, dice Maxwell.

Como siguiente paso en la creación de un nuevo presupuesto, Maxwell aconseja tener en cuenta todos sus gastos esenciales.

“Para la mayoría de los hogares eso incluye pagos de alquiler o hipoteca, seguros, comestibles, servicios públicos, transporte, pagos de ahorros y deudas, así como el cuidado de niños”, añade. 

Si en el pasado le parecía que cumplir con un presupuesto era difícil, Dobin recomienda utilizar aplicaciones gratuitas como Mint, YouNeedaBudget u otras que pueden ayudarlo a tener el control de sus gastos.

“Estos se vuelven más cuantiosos con cada mes que pasa, y eso hace que su presupuesto sea cada vez más complejo”, dice Dobin.

Maxwell recomienda a los lectores que recuerden algunas reglas presupuestarias clave que podrían pasar por alto:

• La inflación en el precio de los alimentos ha aumentado constantemente durante la pandemia. Se anticipa que las facturas de comestibles se mantendrán elevadas y esto es algo que debe considerar al elaborar su presupuesto.

• ¿Tiene préstamos federales para estudiantes que se han aplazado debido al COVID-19? Si es así, es un buen momento para volver a incluir ese gasto en su presupuesto y comenzar a realizar sus pagos mensuales con el fin de reducir el capital sin acumular intereses.

• Otra área a considerar es el cuidado de niños. Muchos hogares experimentaron una afluencia en el flujo de efectivo debido al cierre temporal de los programas de cuidado infantil durante la pandemia. Sin embargo, debido al aumento de los costos operativos impulsados por el COVID-19 y la reducción de la capacidad, es posible que algunos programas de cuidado infantil tengan que cerrar sus puertas permanentemente. Si esto sucede, puede crear una escasez de lugares disponibles para las familias y hacer que se incrementen los precios. Los hogares deben analizar el costo-beneficio del cuidado infantil después de una pandemia y buscar opciones alternativas, si están disponibles.

• Si ha ajustado sus ahorros de jubilación para liberar el flujo de efectivo mensual o ha eliminado por completo los ahorros para su retiro, este es un elemento vital para incluir en su presupuesto posterior al COVID-19.

[Estas herramientas pueden ayudar a los pequeños empresarios latinos a reflotar sus negocios en medio de la pandemia]

Consejos para ahorrar

Tanto Dobin como Maxwell están de acuerdo en que un presupuesto posterior a la pandemia debe tener en cuenta las oportunidades de ahorro, especialmente si ha utilizado sus ahorros de emergencia o si agotó otros recursos durante la pandemia. Dobin aconseja echar un vistazo a su presupuesto de entretenimiento, donde muchos estadounidenses pueden extender sus ahorros después de la pandemia.

“La economía de la televisión, internet, y el entretenimiento ha cambiado, y eso puede persistir después del COVID-19. Ahora es el momento de llamar y pedir descuentos”, recomienda.

Si disfruta del trabajo remoto, y eso le ahorra dinero en los costos de transporte o le permite vivir en otro lugar más barato, Dobin recomienda intentar que esas condiciones sean permanentes: “Si puede trabajar de forma remota o mudarse a una ubicación más rentable, intente guardar esos ahorros y pídale a su jefe que el trabajo remoto sea permanente”.

Dobin y Maxwell también están de acuerdo en que comenzar, o reiniciar, sus ahorros de emergencia es una prioridad crítica. Los expertos coinciden en que la reconstrucción de su fondo de emergencia debe ser lo primero, seguido de las contribuciones a su plan 401k o de jubilación.

“En 2021, si ha gastado su fondo de emergencia, debe comenzar a reconstruirlo”, dice Dobin.

“Los ahorros de emergencia deben seguir siendo una prioridad para los presupuestos familiares posteriores al COVID-19. Si parece difícil continuar agregando a su fondo de emergencia, aproveche los programas de ahorro que su banco pueda ofrecer”, dice Maxwell.

Y agrega que “si su empleador ofrece programas de jubilación como una IRA, 401 (k) o Plan 403 (b), aproveche el programa y asigne un porcentaje de sus ingresos que su presupuesto pueda sostener. Si su empleador ofrece una contribución a su 401 (k), agregarán una cierta cantidad a su cuenta 401 (k) según la cantidad que usted contribuya anualmente. No aprovechar la contribución de un empleador es equivalente a dejar ‘dinero gratis’ sobre la mesa”.

[Cómo ahorrar en las compras por internet y otros consejos]

Recomendaciones sobre el manejo de la deuda

El paso final en la elaboración de un presupuesto es evaluar la carga de su deuda y formular un plan para abordarla, dice Dobin.

“Establezca metas”, sugiere Dobin. “Intente pagar primero la deuda con la tasa de interés más alta, como las tarjetas de crédito. Negocie tasas de interés más bajas, si es posible, para acelerar el pago y reducir su factura mensual. Y si tiene buen crédito, busque las mejores tarjetas de recompensas con devolución de efectivo o considere una transferencia de saldo a una tarjeta con 0% APR para aprovechar al máximo el uso de su tarjeta”, afirma el experto.

Y Maxwell sugiere que, si aún no lo ha hecho, revise la refinanciación de su hipoteca porque eso podría ahorrarle dinero. Esa medida podría liberar dinero en efectivo adicional para usarlo en ahorros o metas de pago de deudas.

“Con las tasas de interés en mínimos históricos y la expectativa de la Reserva Federal de que permanecerán como están por un período de tiempo, los hogares deberían considerar refinanciar su hipoteca para lograr un pago mensual más bajo. Esto podría generar más ingresos disponibles para su hogar, que se destinarán a ahorros de emergencia o al pago de deudas”, aconseja Maxwell.

Finalmente, tanto Dobin como Maxwell señalan que la situación de cada familia es única pero, a medida que el 2021 se inicia con esperanzas y promesas, la oportunidad de repensar las finanzas personales podría crear una nueva estabilidad económica para muchos.