IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Biden firma una orden ejecutiva para priorizar los productos y empleos estadounidenses

La medida busca que el Gobierno federal gaste más en bienes y servicios nacionales. Le contamos en qué se diferencia de la política de 'Estados Unidos primero' de Trump.
/ Source: Telemundo

El presidente, Joe Biden, firmó en la tarde de este lunes una orden ejecutiva con la que busca impulsar la industria manufacturera estadounidense y beneficiar a los trabajadores en el país, mediante la presión a entes federales para que prioricen la compra de bienes y servicios que se generan dentro de Estados Unidos.

Con la orden ejecutiva, Biden ordenó a las agencias del Gobierno fortalecer los requisitos sobre la compra de productos y servicios de trabajadores y empresas estadounidenses. La medida también busca reducir algunos trámites burocráticos y crea un puesto en la Oficina de Administración y Presupuesto responsable de hacer cumplir la directiva.

La orden ejecutiva es una paso hacia el cumplimiento de una de sus principales promesas de campaña de que el futuro “se construya en Estados Unidos”, sobre todo en un retador momento en que el país vive una crisis económica sin precedentes y un desempleo desbocado por la pandemia del COVID-19.

Su iniciativa lleva el nombre de Buy American (Comprar productos estadounidenses, en español). Durante su campaña presidencial, Biden dijo que con ella buscaría aumentar en 400,000 millones de dólares las compras gubernamentales de productos y servicios fabricados en Estados Unidos, en un período de cuatro años.

[Trump heredó una economía en auge y entregó a Biden un país dolorido con cifras récord de desempleo. ¿Y ahora qué?]

La medida refleja el apoyo de su Administración a la Ley Jones, que regula el comercio marítimo y exige que los barcos que se usen para trasladar bienes entre puertos de Estados Unidos sean construidos en el país y pertenezcan a ciudadanos o residentes permanentes.

 

El Gobierno federal gasta aproximadamente 600,000 millones de dólares al año en contratación de productos y servicios (con el dinero de los contribuyentes), según la Casa Blanca. La nueva orden busca que se prioricen aquellos que sean de origen estadounidense

La orden ejecutiva también busca resolver algunas lagunas legales para que las empresas no puedan evadir fácilmente el requisito de adquirir productos nacionales e importar. 

Luego de firmar la orden ejecutiva, Biden respondió por primera vez las preguntas de reporteros luego de tomar posesión, el 20 de enero. En esta primera conferencia de prensa, el presidente criticó el programa Buy American (Comprar productos estadounidenses, en español) de su antecesor, Donald Trump.

Biden prometió que su iniciativa tendría "directivas claras" y sería un "esfuerzo coordinado". El presidente agregó que como parte de esta orden ejecutiva, el Gobierno federal tomará medidas para reemplazar su flota de vehículos con autos eléctricos fabricados en Estados Unidos. 

¿En qué se diferencia de la política de Trump?

El expresidente Donald Trump llevó adelante una política que llamó America First (Estados Unidos primero) para priorizar, según dijo, los empleos y productos nacionales.

En el día de su toma de posesión, en enero de 2017, incluso publicó en Twitter que las dos reglas de su Gobierno serían: Buy American y Hire American (Contratar a estadounidenses). 

Biden tomó estas expresiones para dar su propia propuesta sobre los cambios necesarios en la economía durante su campaña electoral en 2020.

El presidente, Joe Biden, durante su primera conferencia de prensa en la Casa Blanca, el 25 de enero de 2021. AP

“No creo ni por un segundo que tener una industria vibrante en Estados Unidos es algo del pasado”, dijo Biden en un evento de campaña en Pennsylvania en junio de 2020 en el que detalló su versión de dar prioridad a los estadounidenses. 

Biden dijo que implementaría políticas comerciales, fiscales y de inversión para estimular la innovación nacional, reducir la dependencia del país de productos de origen extranjero y crear cinco millones de empleos más a partir de la producción e innovación estadounidense. 

Propuso un plan que aumentaría en cuatro años las compras del Gobierno federal de productos y servicios estadounidenses por un valor de 400,000 millones de dólares. Trump tomó una medida similar, pero un funcionario de la nueva Administración dice que la orden de Biden es una "directiva clara" con una "dirección clara".

"Se basa en la visión [de Biden] de que estamos haciendo cosas en Estados Unidos y que todo Estados Unidos es el centro de nuestra estrategia económica", dijo el citado funcionario a NBC News. Agregó que la orden forma parte de una política más amplia que busca "fortalecer las cadenas de suministro" y "modernizar las reglas del comercio internacional".

[La reforma migratoria de Biden ofrece más protección a los niños. Pero será difícil que el Congreso la apruebe]

El presidente ya ha firmado una serie de órdenes ejecutivas en sus primeros días de mandato, deshaciendo políticas de Trump y con un enfoque marcadamente diferente para combatir la pandemia del COVID-19 y la crisis económica. 

Con información de NBC News y The New York Times