IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

"¡Mátalo con su propia pistola!": así sufrió la policía el ataque de seguidores de Trump en el Capitolio

Agentes que se enfrentaron a los partidarios del presidente relatan las terribles agresiones que sufrieron durante el asalto: "Nos rociaban productos químicos. Tenían tuberías y objetos metálicos y porras, algunas creo que se las habían hurtado a otros policías".

Michael Fanone, de 40 años y oficial de la Policía Metropolitana de Washington D.C., fue uno de los agentes que sufrió el violento asalto de los partidarios del presidente, Donald Trump, al Capitolio.

Aturdido y herido, un grupo de extremistas le despojó de su equipo de protección, incluida la munición, la radio e incluso la placa.

Pero lo peor estaba por llegar. 

Tras recibir varios ataques con un táser, escuchó algo escalofriante que le hizo entrar en modo de supervivencia. "Mátenlo con su propia pistola', dijeron algunas de las personas que me quitaron el arma", contó Fanone, oficial de policía durante casi dos décadas, a la cadena CNN.

[Quiénes son los radicales que asaltaron el Capitolio y qué se sabe de los que fueron arrestados]

"La opinión pública se va a sorprender por algunos de los atroces sucesos del asalto al Capitolio", advirtió el martes Michael Sherwin, fiscal federal en funciones.

Partidarios de Trump intentan atravesar una barrera policial frente el Capitolio en Washington D.C., el 6 de enero de 2021.AP Photo/Julio Cortez

Fanone, un detective de narcóticos que trabajaba vestido de civil, escuchó los disturbios en el Capitolio y acudió corriendo junto a un compañero para ayudar a los oficiales que estaban peleando con los asaltantes.

["Tengan cuidado con lo que desean": Trump viaja a la frontera e insiste en que es peligroso someterle a juicio]

Durante unos momentos, arrastrado por la violencia, consideró usar fuerza letal. Pensó en usar su arma, pero sabía que no tenía suficiente munición y pronto sería superado en número, y que probablemente usarían su arma contra él.

Partidarios de Trump frente a la policía del Capitolio, durante el asalto del pasado 6 de enero.AP Photo/Manuel Balce Ceneta

"La otra opción que pensé fue tratar de apelar a la humanidad de alguien. Y solo recuerdo haber gritado que tengo hijos. Y pareció funcionar", recordó Fanone, padre de cuatro retoños.Un grupo de los partidarios de Trump y lo protegió hasta que llegó la ayuda, salvándole la vida. "Gracias, pero que os jod*n por estar ahí", señaló el oficial.

La dramática experiencia de Fanone, que sufrió un leve ataque cardíaco, se repitió por todos los pasillos del Capitolio.

[La policía se prepara ante el riesgo de violencia y purga sus filas de sospechosos pro-Trump]

Fanone denunció que los asaltantes portaban armas, ya fueran propias o robadas de sus compañeros: "Nos estaban rociando productos químicos. Tenían tuberías y diferentes objetos metálicos y porras, algunas de las cuales creo que se las habían hurtado a otros agentes. Nos golpearon con esas", lamentó Fanone. 

"Fue difícil ofrecer resistencia cuando solo éramos unos 30 contra 15,000", añadió.

Christina Laury, miembro de la unidad de recuperación de armas del Departamento de Policía Metropolitana, llegó al Capitolio alrededor de las 12:30 pm, cuando ya habían comenzado los disturbios. Fue rociada con con un spray de pimienta mucho más fuerte, que se supone que debe usarse solo en osos, según contó.

[Los asaltantes de Capitolio tenían intención de "capturar y asesinar a políticos electos"]

"Desafortunadamente, te deja fuera de juego por un tiempo. Es mucho peor que el gas pimienta. En esos momentos pasas miedo porque no puedes ver nada", explicó Laury.

Tuvo la suerte de no ser golpeada con nada, aunque "otros compañeros fueron azotados con objetos metálicos como postes de metal", recordó.

Miembros de la Guardia Nacional en Washington D.C., el jueves 14 de enero de 2021.AP Photo/Andrew Harnik

El oficial Daniel Hodges, de 32 años, fue uno de los que peleó y recibió. También fue aplastado por una puerta. "Un tipo que me arrancó la máscara, pudo arrancarme la porra y golpearme con ella", afirmó Hodges, quien atrapado dijo que su brazo estaba apresado antes de que le arrancaran el arma.

"Prácticamente estaba echando espuma por la boca", añadió Hodges, que  finalmente fue rescatado por otros oficiales que acudieron en su ayuda.

Hodges, que milagrosamente se marchó sin heridas importantes, pudo haber sufrido una conmoción cerebral menor: "Estaba gritando todo lo que podía, y un oficial detrás de mí pudo conseguirme suficiente espacio para sacarme de allí". Era la primera visita de Hodges al edificio del Capitolio.

[Trump ya es el primer presidente en enfrentar dos ‘impeachments’. ¿Ahora qué sigue?]

"Sentían que simplemente entrarían y nos dirían que están aquí para recuperar el Congreso y que estaríamos de acuerdo con ellos y caminaríamos de la mano y tomaríamos el control de la nación. Pero obviamente no fue el caso y nunca lo será", añadió.

A solo unos días de la toma de posesión del presidente electo, Joe Biden, las autoridades han alertado sobre una creciente preocupación de que los 50 Capitolios de todo el país sean blanco de ataques en los días previos a la toma de posesión de Joe Biden. 

La alcaldesa de Washington D.C., Muriel Bowser, ha pedido públicamente a la gente que no acuda a la ciudad para el evento.

Con información de CNN.