IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Extremistas recurren a plataformas secretas para planificar actos violentos durante la toma de posesión de Biden

En aplicaciones como Telegram se puede leer a partidarios radicales de Trump fomentando la lucha armada y convocando de forma masiva a la capital de Estados Unidos para protestar en contra de la toma de posesión de Joe Biden.
/ Source: Telemundo

Los radicales de derecha están compartiendo a través de aplicaciones de mensajes encriptados información sobre procesos para fabricar, ocultar y utilizar armas y bombas de fabricación casera, fomentando llamados de violencia en contra de los funcionarios del Gobierno el próximo 20 de enero, día de la toma de posesión del presidente electo, Joe Biden.

Miles de partidarios radicales del presidente saliente, Donald Trump, han recurrido a la comunicación con sus pares a través de la red social Telegram, luego de que Facebook y Twitter suspendieran la cuenta del mandatario en procura de frenar el discurso de odio y los contenidos que instigan la violencia. Esto luego del asalto al Capitolio, que el propio Trump incitó.

Amazon, Apple y Google también optaron por eliminar a Parler, una plataforma en la que se estaban agrupando numerosos seguidores de Trump en los días posteriores al asalto al Capitolio de Estados Unidos. Las grandes compañías de internet explicaron que la medida se debía a que la red en cuestión, financiada por la conservadora Rebekah Mercer, no ejerce un control suficiente para impedir convocatorias a actividades criminales.

Trump no está solo en la lista de personas expulsadas de redes como Facebook, Reddit, Twitter o YouTube por romper en repetidas ocasiones las reglas e incitar el odio. El teórico de la conspiración, Alex Jones, y el activista de extrema derecha, Milo Yiannopoulos, también aparecen en esa lista, lo que ha obligado a muchos extremistas a buscar nuevas opciones para divulgar sus mensajes.

[El FBI y la policía de Nueva York advirtieron a la seguridad del Capitolio sobre la posibilidad de violencia]

En los últimos días se publicó en un canal de Telegram que lleva la palabra “fascista” en su nombre, un manual de campo del ejército estadounidense, acompañado de exhortaciones para "disparar a los políticos" y "fomentar la lucha armada". En estas salas de chat ha abundado el contenido de supremacía blanca durante meses, pero ahora registran un aumento de actividad considerable.

"Cuando se empieza a pedir asesinatos y ejecutar acciones en vez de compartir información, se vuelve una amenaza importante”, señaló Chris Sampson, quien es el jefe de investigación del TAPSTRI (Proyecto de Asimetría sobre Estrategia, Táctica e Ideologías Radicales por sus siglas en inglés). Este grupo está enfocado y preocupado por los usuarios del canal mencionado y ya ha alertado al FBI al respecto. (TAPSTRI es liderado por Malcolm Nance, un analista de terrorismo de NBC News.)

Los documentos compartidos a través del administrador de archivos del chat incluyen un "manual de explosivos y demoliciones del ejército de Estados Unidos y "curso de ingeniero del ejército de Estados Unidos”, así como contenido de supremacía blanca. Un post explicando cómo radicalizar el neo-nazismo también ha circulado en canales de extrema derecha.

Sin embargo, los radicales están conscientes de que están bajo escrutinio, por lo que han estado utilizando plataformas codificadas en línea para reordenar sus tácticas.

El FBI envió un memo el lunes a las agencias y cuerpos de seguridad, advirtiendo sobre posibles protestas armadas en los 50 Capitolios estatales a partir del 16 de enero.

En respuesta, algunos partidarios de Trump con puntos de vista extremistas han utilizado plataformas encriptadas para impulsar el abandono de las protestas locales en los próximos días; con el propósito de una mayor participación presencial durante la toma de posesión de Biden en Washington el 20 de enero.

"¡No asistan a las protestas armadas en los Capitolios estatales antes de la inauguración! ¡Posible complot siniestro de la izquierda radical para quitar los derechos a las armas!" posteó un usuario en una sala de chat de Telegram con miles de miembros simpatizantes de la extrema derecha, que planean un “Round 2” el Día de la Inauguración en D.C.

[Extremistas de derecha prometen regresar a Washington D.C. para la toma de posesión de Joe Biden]

Expertos afirman que las personas desterradas de las grandes plataformas en línea reciben menos atención de la que tenían antes de ser suspendidas, y que los seguidores que se reagrupan en otras redes después de este tipo de decisiones lo hacen en menor número.

"Es probable que tenga un alcance mucho menor que el que tenía en Twitter", dijo Manoel Horta Ribeiro, un estudiante de doctorado que ha investigado el extremismo en línea en la universidad suiza École Polytechnique Fédérale de Lausanne.

Sin un megáfono para difundir sus puntos de vista en las redes sociales, a Trump le resultaría difícil influir en otros medios o encontrar nuevas personas para construir su audiencia. Sus fieles más empedernidos, sin embargo, inevitablemente encontrarán un lugar para comunicarse y organizarse, según aseguran los expertos.

[Amazon, Apple y Google apagan la app Parler tras el asalto al Capitolio: era el megáfono alterno de seguidores de Trump]

Telegram es la predilecta

Noticias y contenido destinado a inspirar a los simpatizantes de Trump todavía se dejan ver en las principales redes sociales.

En Youtube estuvo publicado durante 12 horas un video sobre el supuesto fraude electoral, en el que una música dramática acompañaba fragmentos de discursos de Trump entrelazados con versos bíblicos. El video, que impulsaba a los partidarios de Trump a protestar, fue eliminado recientemente por "violar las normas de la comunidad de YouTube".

Mientras tanto, existen múltiples canales de Telegram para el grupo de derecha llamado Proud Boys, acumulando hasta 28,000 usuarios en uno de ellos.

"Ahora que nos han forzado a salir de las plataformas principales no significa que vamos a desaparecer, sólo significa que vamos a ir a lugares que ellos no ven", escribió un usuario publicado en un chat que fue renombrado para llamar la atención de las personas que reclaman las medidas contra Parler.

El número de miembros de ese chat se ha incrementado en más de 10,000 en los últimos días. En septiembre, la sala de chat tenía 1,365 miembros. En cambio, solo lunes recibió a 15,990 nuevos miembros, según Megan Squire, profesora de informática en la Universidad de Elon y miembro del Centro de Leyes de la Pobreza del Sur, que investiga al extremismo en línea.

Otro canal destinado a Proud Boys ha ganado 8,870 seguidores desde el 6 de enero, un aumento del 54%.

Todos los mensajes públicos de Parler han sido recabados por un investigador que usa el usuario de Twitter @donk_enby. En los grupos de radicales de Telegram discutieron acerca de ello el lunes, lamentando que no hay forma de borrar retroactivamente los mensajes o información de identificación.

Gab, otra plataforma favorecida por la extrema derecha también estuvo fuera de línea el lunes.

[Suspenden a dos agentes de la policía del Capitolio después del asalto. Trump y Pence se reúnen por primera vez tras los hechos violentos]

Squire dijo que cuando los extremistas son forzados a cambiar de una plataforma a otra "se crea una oportunidad" para que "cometan errores y revelen información de identificación".

Pero Frank Figliuzzi, exdirector adjunto del FBI y analista de seguridad nacional de NBC News, dijo que le preocupa la espada de doble filo cuando se cierra una plataforma conocida por albergar a extremistas. "Tuvimos éxito con ISIS cuando eliminamos su sitio de comando, pero también quitamos la capacidad de ver al próximo lobo solitario. Los obligamos a entrar en los rincones oscuros de Internet", dijo Figliuzzi.

"La historia se repite. Vimos que con Facebook, Twitter, YouTube e Instagram, noquearon a estos tipos y boom, ¿dónde están ahora?", se preguntó.

Con información de NBC News