IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Decenas de agentes armados del DHS esperaban por una llamada para enfrentar el caos en el Capitolio, pero fueron desplegados demasiado tarde

Unos 50 miembros armados del Departamento de Seguridad Nacional aguardaron dentro de un edificio federal muy cerca del Capitolio por una llamada para atajar la violencia en el Congreso. Cuando fueron llamados, al anochecer, ya la violencia había disminuido en gran medida.

Por Julia Ainsley - NBC News

WASHINGTON - Mientras una turba violenta de manifestantes pro-Trump superaba en número a la Policía del Capitolio y asaltaba la sede del Congreso de Estados Unidos, aproximadamente 50 miembros uniformados y armados del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) aguardaban dentro de un edificio federal muy cerca del Capitolio por una llamada para ser desplegados, dijeron dos funcionarios y un exfuncionario del DHS a NBC News, la cadena hermana de Noticias Telemundo.

Pero a pesar de que la violencia se intensificó en las instalaciones federales, los oficiales no fueron llamados a tiempo para desplegarse en el lugar y ayudar a detener el caos.

"Se quedaron allí todo el tiempo, esperando", dijo a NBC News el exfuncionario familiarizado con los eventos del miércoles pasado.

[Atacantes del Congreso enfrentan hasta 20 años de cárcel: pueden ser acusados de conspiración]

Aproximadamente 50 miembros del personal del DHS, pertenecientes a la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) de todo el país, aguardaban en un área de preparación dentro del edificio Ronald Reagan, a solo 13 cuadras del Capitolio, en la avenida Pennsylvania.

Los agentes también habían sido dispuestos en el mismo sitio para responder este verano a los llamados para controlar las protestas frente a la Casa Blanca tras la muerte de George Floyd. En ese momento, el entonces Fiscal General William Barr sí dio el llamado para que ocurriera el despliegue.  

El miércoles, sin embargo, los agentes estaban listos para ser desplegados a discreción del Servicio de Protección Federal (FPS) del DHS, dijeron los funcionarios a NBC News. FPS, la instancia responsable de proteger los edificios y propiedades federales, fue una de las pocas agencias federales a las que se pidió estar preparadas para responder a las protestas, en coordinación con la Policía del Capitolio.

FPS le había pedido a CBP que tuviera agentes en alerta el lunes 4 de enero, pero no los llamó duran

te el ataque al Capitolio el miércoles 6 de enero. Algunos agentes de CBP fueron finalmente desplegados, pero esto ocurrió después del anochecer y después de que la violencia hubiera disminuido en gran medida, dijeron los funcionarios.