IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Los CDC relajan los requisitos de vacunación ante la escasez de dosis contra el coronavirus

“En situaciones excepcionales” se recomienda inyectarse la vacuna de una farmacéutica en la primera dosis y la de la otra en la segunda, de forma intercambiable. Le explicamos cómo puede afectar esto.
/ Source: Telemundo

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) han modificado sus recomendaciones para la vacunación contra el coronavirus, ante la escasez de suministros y las trabas para su distribución, para permitir así que los pacientes puedan usar en la primera dosis una vacuna de las dos aprobadas, y la otra en la segunda dosis.

Hasta el momento hay solo dos vacunas contra el coronavirus aprobadas para uso de emergencia en Estados Unidos, la de Pfizer-BioNTech y la de Moderna

Los CDC permitirán que “bajo situaciones excepcionales” los pacientes comiencen usando una de ellas, y terminen la inmunización con la otra, en un intervalo que no debe ser mayor que seis semanas.

La principal autoridad sanitaria del país estableció la nueva pauta pese a que un cambio de este tipo no ha sido estudiado en ensayos clínicos. El cambio de recomendaciones dará más flexibilidad a la retrasada campaña de vacunación, en un momento en que el presidente entrante, Joe Biden, lanzó un ambicioso plan para suministrar 100 millones de vacunas en sus primeros 100 días.

"La intención de la agencia no es sugerir que las personas hagan algo diferente, sino brindarles a los médicos flexibilidad para circunstancias excepcionales", dijo Kristen Nordlund, portavoz de los CDC al diario The New York Times

[La variante del coronavirus detectada en Reino Unido puede ser más mortal. Y preocupan otras]

Esta postura no es unísona. El doctor Anthony Fauci, asesor especial del Gobierno en la lucha contra el COVID-19, ha desaconsejado, en repetidas ocasiones, hacer cambios en el protocolo de vacunación sin que haya estudios que los respalden. 

Pacientes hacen fila para recibir la vacuna contra el COVID-19 en Nueva Jersey desde la madrugada. AP

Las autoridades sanitarias han indicado además que permitirán cierta flexibilidad en el plazo prescrito de 21 días, para la vacuna de Pfizer, y de 28, para la de Moderna, entre la primera y la segunda dosis. "No hay un intervalo máximo entre la primera y la segunda dosis para cualquiera de las vacunas", dicen los CDC en su sitio web. 

[El intervalo de tiempo entre la primera y la segunda dosis de la vacuna no tiene que ser exacto, según expertos]

Este margen de maniobra ha sido avalado también por las cadenas de farmacias nacionales, los expertos en enfermedades infecciosas y los médicos en la primera línea de atención médica. Los especialistas sostienen que la respuesta inmune del cuerpo no expira después de un intervalo establecido.

Sin embargo, las guías de los fabricantes de las vacunas indican que dos dosis, administradas a intervalos específicos, son necesarias para una protección máxima contra el coronavirus. 

Sólo para excepciones

Las dos vacunas que tienen autorización para uso de emergencia, una de Pfizer y BioNTech y otra de Moderna, se basan en el mismo método para lograr la inmunidad, llamado ARNm, y requieren dos dosis. 

Hasta ahora, los CDC habían seguido las recomendaciones de su Comité Asesor sobre Prácticas de Inmunización, que establecía específicamente que las vacunas no debían combinarse. La guía aún indica que las vacunas “no son intercambiables” y señala que no se ha estudiado la seguridad y eficacia de mezclar dosis.

 

 

Sin embargo, ahora asegura que "en situaciones excepcionales en las que no se puede determinar el fabricante de la vacuna de la primera dosis o en las que ya no está disponible", se puede usar cualquier vacuna de ARNm disponible en la segunda inyección. 

La nueva guía también indica que el plazo entre una dosis y otra debe ser el más cercano al recomendado pero, si no es factible, se puede extender a seis semanas. 

Según un alto funcionario de la Administración Biden, las farmacéuticas Pfizer y Moderna están en camino de administrar hasta 18 millones de dosis por semana. Juntas, las compañías se han comprometido a entregar 200 millones de dosis para finales de marzo.

Con información de The New York Times