IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

Diciembre fue el mes más mortal y con más casos de COVID-19 en EE.UU. desde el comienzo de la pandemia

Estados Unidos también alcanzó otro sombrío hito el último día del año al superar los 20 millones de casos en medio de la aparición de una nueva variante del virus y un lanzamiento de la vacuna más lento de lo esperado.
/ Source: Telemundo

Por Nicole Acevedo- NBC News

Estados Unidos cerró el 2020 con el mes más mortal y con más casos de coronavirus desde el comienzo de la pandemia: más de 20 millones de casos confirmados.

Más de 77,000 personas perdieron la vida en diciembre a causa del COVID-19, mientras que 6.4 millones contrajeron el virus en medio de la aparición de una nueva variante y el retraso de los esfuerzos para vacunar a la gente. El segundo mes más mortífero fue abril de 2020, con más de 58,000 muertes.

[Siga nuestra cobertura de la pandemia de coronavirus]

El jueves, el último día del año, se reportaron al menos 227,651 nuevos casos y 3,451 personas murieron, lo que marca la segunda cifra más alta de muertes diarias, según el recuento de NBC News. El viernes, el primer día del 2021, se registraron 31,438 casos y 535 muertes.

El virus ha matado a más de 348,000 personas en el país.

El personal sanitario realiza reanimación cardiopulmonar a un paciente dentro de una unidad de COVID-19 en el hospital United Memorial Medical Center, en Houston, Texas, el 12 de diciembre. REUTERS/Callaghan O'Hare

Al menos cuatro casos de una nueva variante de COVI-19, detectada por primera vez en el Reino Unido, han sido reportados en Colorado, California y Florida. Sin embargo, la doctora Mercedes Carnethon, vicepresidenta de medicina preventiva de la Universidad de Northwestern, aseguró que los expertos están "bastante seguros de que esta variante está ahora en todas partes".

Esta variante también "parece afectar más a adultos menores de 20 años", añadió Carnethon a MSNBC. "La razón por la que esto es particularmente crítico es porque esta población de adultos jóvenes está circulando más. Estos están desempeñan algunos de los papeles esenciales, como el trabajo de reparto, en las fábricas, y no están entre los primeros para ser vacunados pronto", precisó.

Solo unos 2.8 millones de personas han sido vacunadas desde mediados de diciembre, pese a que la Administración de Donald Trump pretendía vacunar al menos a 20 millones a principios del año nuevo.

[EE.UU. estudia usar las dosis de la segunda inyección en pacientes nuevos. Las farmacéuticas alertan de consecuencias]

Los funcionarios de los estados que están lidiando con el aumento de los casos han dicho que la falta de personal capacitado y listo para administrar las vacunas ha contribuido a los retrasos.

Incluso con la disponibilidad de las vacunas, es casi seguro que los casos seguirán creciendo, y se espera un nuevo aumento en las semanas posteriores a Navidad y Año Nuevo.

El jueves fue el segundo día consecutivo en que Nueva York superó su récord de nuevos casos diarios con 15,700 y el viernes registró 16,138.

Mientras el estado se acerca al millón de casos de COVID-19, los funcionarios han dicho que esperan vacunar al menos a un millón de personas este mes.

Un trabajador de la salud dentro de una carpa de oxígeno afuera de la sala de urgencias en el Hospital Comunitario de Huntington Park en California, EE.UU. 29 de diciembre de 2020. REUTERS / Bing Guan

En California, las hospitalizaciones se han multiplicado por ocho en dos meses y casi por diez en el condado de Los Ángeles. Como los hospitales están inundados de pacientes y las unidades de cuidados intensivos no tienen más camas para los pacientes de COVID-19, se están montando pabellones improvisados en tiendas de campaña, estadios y aulas para compensar la falta de espacio en los hospitales saturados.

El jueves, el número total de muertes en California superó las 25,000 (y este viernes alcanzaron las 26,293), convirtiéndose en el tercer estado en cruzar ese hito, junto a Nueva York y Texas.

"Lo más desgarrador es que si hubiéramos hecho un mejor trabajo en la reducción de la transmisión del virus, muchas de estas muertes no habrían ocurrido", aseguró Barbara Ferrer, directora de salud pública del condado de Los Ángeles, quien ha suplicado a la gente que no se reúna y empeore la propagación.

Los estados de Nevada, Carolina del Norte y Wyoming también establecieron el jueves nuevos récords de un solo día de muertes por coronavirus.