Nueva Zelanda: un país quebrado por culpa del odio racial

00:29

Bastaron 36 minutos para que un supremacista blanco acabara con la paz de un país tranquilo integrado por inmigrantes