Boicot a Goya: latinos explican por qué se sienten ofendidos e indignados

“¿Se da cuenta de quiénes son las personas que compran sus productos?", preguntó una mujer hispana tras escuchar las palabras halagadoras del director ejecutivo de esa empresa a Trump. "Este presidente nos ha insultado tanto".

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUBSCRIBE
/ Source: Telemundo

Después de que el director ejecutivo de Goya, Robert Unanue, alabara esta semana en un evento en la Casa Blanca al presidente, Donald Trump, muchos latinos han expresado su enfado y han explicado por qué ya no comprarán los productos de esta empresa, tradicionales en la cocina latina.

Según manifiestan, se sienten ofendidos por las palabras de elogio que ofreció al mandatario, esta semana: "Somos realmente bendecidos de tener un líder como el presidente Trump, quien es un constructor”.

“¿Se da cuenta de quiénes son las personas que compran sus productos?", dijo Lorgia Ortega, quien emigró de El Salvador en 1974 y ahora vive en Los Ángeles, según recoge The Associated Press. "Este presidente nos ha insultado tanto", agregó.

[Trump corteja a los votantes latinos con una orden ejecutiva de educación y empleo, pero para algunos es un “gesto vacío”]

Ana Navarro-Cárdenas, analista republicana y colaboradora de Telemundo, le envió un mensaje a Unaue a través de su cuenta de Instagram: "Cuando la gran mayoría de sus consumidores son latinos y usted alaba a un hombre que mete a niños en jaulas, que le tira rollos de papel a los puertorriqueños después de María, llama a los mexicanos violadores... es normal que haya una respuesta negativa a sus declaraciones. Este es un país libre: usted tiene derecho a su opinión, sus consumidores también tienen derecho a no comprar sus productos". 

La analista también pidió que quien boicotee a Goya no tire sus productos a la basura: "Hay demasiada gente en Estados Unidos pasando hambre como para tirar comida. Dónenla a un banco de alimentos", sugirió. "Y sepan todos que también existen otras marcas: me gusta mucho Badía, amo a Conchita...".

"Es vergonzoso y espantoso que el presidente de Goya elogie al presidente más antilatino en la historia de nuestro país", afirmó Nathalie Rayes, directora ejecutiva de la organización Latino Victory Fund.

Unanue es nieto de una pareja de inmigrantes españoles que abrieron una tienda de barrio en Nueva York en 1936. Hoy la empresa que lidera es un imperio alimentario internacional, y sus productos un clásico en las mesas de los hispanos en Estados Unidos

Pero esta comunidad siente que Trump ha deshumanizado y atacado a los inmigrantes que cruzan la frontera sur con fines políticos desde que lanzó su campaña presidencial en 2016, cuando sugirió que los mexicanos recién llegados eran delincuentes y violadores.

"Si somos la principal fuente de ingresos [de esa compañía], si nos está apuntando y está haciendo marketing dirigido a nosotros, entonces su responsabilidad es con cada persona latina, al menos en los Estados Unidos", dijo a The New York Times Lina Báez-Rosario, una latina de origen dominicano que llegó a este país de pequeña y ahora vive en Manhattan. 

Tan pronto se enteró de las palabras de Unanue en el Rosedal de la Casa Blanca durante un evento con el presidente Trump el pasado jueves para anunciar una “Iniciativa para la prosperidad hispana”, Báez-Rosario decidió que no volverá  a comprar productos de Goya

Desde la actual representante demócrata Alexandria Ocasio-Cortez al actor y dramaturgo de origen puertorriqueño Lin-Manuel Miranda, distintas personalidades públicas y muchos usuarios de redes sociales han pedido boicotear a Goya para manifestar su indignación

"Si aprendimos a hacer pan durante la pandemia, podemos aprender a hacer nuestro propio adobo con pimienta. Bye", escribió Miranda en Twiter. Múltiples mensajes de ese tipo iban acompañados con las etiquetas #BoycottGoya, y #Goyaway. 

Unanue, por su lado, dijo el viernes por la mañana en la cadena Fox que no pediría perdón por sus palabras de halago al presidente. “No pediré disculpas. Sobre todo cuando te llama el presidente de Estados Unidos, dirías: ‘¿no, lo siento, estoy ocupado, no gracias?. No se lo dije a los Obama y no se lo dije al presidente Trump”, sin hacer más referencia a los alagos innecesarios que le ofreció. 

Con información de NBC News, AP, EFE, The New York Times

Vea también:

La Corte Suprema obliga a Trump a entregar sus datos de impuestos a la justicia pero no al Congreso

ICE advierte que expulsará a estudiantes universitarios extranjeros que sólo tomen clases virtuales en el otoño

Estudiantes exitosos y activistas: así es el perfil de muchos de los dreamers que luchan por DACA