EE.UU. registra nuevo récord de contagios diarios con más de 70,000 casos. Los hospitales de los estados más críticos están abrumados

Es la séptima vez en 11 días que el país rompe el récord. Los brotes en estados como Florida, Texas y Arizona han contribuido al drástico aumento de los números, mientras los hospitales luchan por atender no solo a quienes portan el COVID-19, sino a quienes acuden con otras afecciones.

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUBSCRIBE

[Siga aquí nuestra cobertura del coronavirus del sábado 11 de julio de 2020]

Estados Unidos ha registrado en los últimos días repuntes alarmantes de casos de coronavirus. El país ha reportado más de tres millones de casos positivos y más de 133,000 muertes, según las estadísticas más recientes.

Estas son las noticias más destacadas de este viernes 10 de julio de 2020:

EE.UU. registra nuevo récord de contagios diarios con más de 70,000 casos. Los hospitales de los estados críticos están abrumados

El número de nuevos contagios de coronavirus tuvo este viernes un nuevo récord en el mundo, con 228,102 nuevos casos detectados este viernes, según datos de la Organización Mundial de la Salud.  

Estados Unidos, que sigue siendo el país con más infectados, también superó el récord de nuevos casos diarios hoy, con más de 70,000 nuevos contagios, según el conteo de NBC News, la cadena hermana de Telemundo. Es la séptima vez en 11 días que el país rompe este récord para casos detectados en un solo día. Los brotes en estados como Florida, Texas y Arizona han contribuido al drástico aumento de los números.  

Las otras naciones que mostraron los mayores incrementos diarios en casos fueron Brasil, México, India y Sudáfrica.

"Todavía queda mucho trabajo por hacer, desde países donde hay un crecimiento exponencial hasta lugares que están aflojando las restricciones y ahora comienzan a ver que aumentan los casos", dijo el en una sesión informativa este viernes el doctor Tedros Adhanom, director general de la OMS.

Las autoridades sanitarias de Estados Unidos habían previsto que el virus haya alcanzaría su punto máximo en el país en la primavera, cuando estableció un récord de 36,738 casos nuevos en un solo día el 24 de abril. Pero luego de la reapertura económica escalonada y el relajamiento de las medidas de contención, los números volvieron a dispararse.

El número de muertos también ha visto un resurgimiento en el país. Esta semana, estados como Alabama, Arizona, Florida, Mississippi, Carolina del Norte, Dakota del Sur, Texas y Tennessee establecieron récords diarios de fallecimientos.  

En los estados más críticos, los hospitales están abrumados con la cantidad de nuevos pacientes.

Muchos centros de cuidados de Texas están luchando para agregar capacidad y poder tratar tanto a los pacientes de COVID-19, como a los que vienen con otras afecciones. En Georgia, la oficina del gobernador Brian Kemp anunció que el centro de convenciones de Atlanta volverá a abrir como un hospital temporal.

Trump retrasa su cuestionado mitin en New Hampshire. Pero no por la pandemia

La Casa Blaca informó este viernes que el mitin del presidente Donald Trump en Portsmouth, New Hamshire, que se iba a realizar este sábado, ha sido retrasado por una o dos semanas.

Según la secretaria de prensa Kayleigh McEnany la razón para suspender el mitin es la tormenta tropical Fay, que afecta actualmente la costa este del país y que se moverá hacia el noreste en los próximos días. Sin embargo, el encuentro ya había generado controversia al realizarse en medio de la pandemia del coronavirus.

La organización del mitin reconoció a NBC News que había preocupación por la propagación del virus que este tipo de eventos puede generar, especialmente luego de lo ocurrido en junio pasado, cuando Trump llevó a cabo un mitin en Tulsa, Oklahoma. 

El Departamento de Salud de esa ciudad informó que el evento "probablemente contribuyó" a un aumento dramático de nuevos casos de coronavirus.

El condado reportó 261 nuevos casos confirmados el lunes, cifra récord de un día, y otros 206 el martes. La semana anterior al mitin del 20 de junio hubo 76 el lunes y 96 el martes.

Florida, Texas y California se acercan a los peores días de Nueva York durante la pandemia

Tres estados del sur del país se han transformado en el epicentro de la pandemia del coronavirus, con un nivel de contagios que se acerca peligrosamente a los peores días en la primavera pasada.

Los primeros días de abril, Nueva York, en ese momento el estado más afectado por el COVID-19, llegó a tener un promedio semanal de casi 10,000 contagios. El 15 de abril, hubo 11,434 casos en ese estado. "Somos el futuro", había advertido el gobernador Andrew Cuomo al resto del país. 

Casi tres meses después, Florida registró 11,444 casos el pasado 4 de julio, el peor registro diario en todo el país. Durante este mes, el promedio semanal de casos ha aumentado a 9,075 casos, casi el mismo nivel que tuvo Nueva York en abril.

No es el único estado que se acerca al peor punto de la pandemia. Texas y California promedian cerca de 8,000 casos semanales y los casos siguen aumentando.

Gráfico con el promedio de contagios semanales de coronavirus en Florida, California, Texas y Arizona, comparados con Nueva York.Felipe Gálvez, Telemundo

Las muertes también van en alza. En estos tres estados se han registrado récord de fallecidos en los últimos días, lo que se suma al aumento en el uso de camas de hospitales, lo que pone al sistema de salud en alerta ante un eventual colapso.

Ante la gran cantidad de pacientes afectados por el virus, el personal médico no da abasto y se ven obligados a decidir quién vive y quién muere al agotarse los recursos.

 El experto en enfermedades infecciosas y asesor de la Casa Blanca, el doctor Anthony Fauci, afirmó este viernes que Estados Unidos se encuentra "en el medio de un problema realmente serio". 

La transmisión del COVID-19 por vía aérea es solo una pequeña parte de la forma en que se propaga

La Organización Mundial de la Salud (OMS) incluyó este jueves la posibilidad de que el COVID-19 se transmita por vía aérea, en determinadas circunstancias, mediante minúsculas gotas que permanecen en el aire.

La actualización de la OMS se produjo luego de que más de 200 científicos presionaran a la agencia esta semana para que reconociera el potencial papel que juegan estas diminutas gotas, en espacios cerrados y abarrotados, durante periodos prolongados. El organismo advirtió que "se necesita urgentemente más investigación para investigar estos casos y evaluar su importancia en la transmisión de COVID-19".

Pero los expertos sostienen que la transmisión por vía aérea es solo una pequeña parte de la forma en que se propaga la enfermedad y que el contacto cercano con una persona infectada sigue siendo la fuente de transmisión más común.

La comunidad médica distingue dos principales formas de contagio: la transmisión por vía aérea y la que se conoce como transmisión por gotitas.

Con esta última, se cree que las partículas llenas de virus pueden ser expulsadas de la boca o la nariz cuando una persona habla, tose o estornuda. Las gotitas pueden ser arrojadas por el aire -hasta 6 pies de distancia de la persona infectada- pero luego caen al suelo o a otras superficies con bastante rapidez si no entran en contacto con otras personas cercanas.

La transmisión por aire, por otro lado, se produce cuando se expulsan diminutas partículas de aerosol al hablar, estornudar o toser, pero que luego permanecen suspendidas en el aire. Estas minúsculas partículas pueden alejarse de la persona infectada y flotar a través de las corrientes de aire.

Aunque ambos tipos de transmisión son diferentes, no se excluyen mutuamente, aseguró el doctor Isaac Bogoch, médico de enfermedades infecciosas y profesor adjunto de medicina en la Universidad de Toronto, a NBC News, cadena hermana de Telemundo.

"Hay un espectro, desde las gotas hasta el aire. Puede haber alguna transmisión aérea, pero es seguro decir que la mayoría de la transmisiones son por medio de las gotas", añade.

El doctor Carlos del Río, decano ejecutivo asociado de la Facultad de Medicina de la Universidad de Emory, en Atlanta, aseguró que es probable que la transmisión por aerosol sea un riesgo en ciertas condiciones, pero que las actualizaciones de la OMS no representan una desviación drástica de lo que ya se conocía.

"Todo el mundo debería llevar mascarilla", enfatizó. "Tenemos que hacer entender a la gente que esto no es una opción".

Con información de NBC News.

Los republicanos de New Hampshire, preocupados de que el mitin del sábado de Trump propague el virus

El mitin de la campaña del presidente, Donald Trump, que se celebró en Tulsa, Oklahoma, a finales de junio, "probablemente contribuyó" a un aumento dramático de nuevos casos de coronavirus, aseguró el miércoles el director del Departamento de Salud de la ciudad y del condado de Tulsa, el doctor Bruce Dart.

"No podemos permitir que se repita lo de Tulsa", aseguró un funcionario de la campaña a NBC News, y admitió sin rodeos que un mitin el sábado en Portsmouth, New Hampshire, debe ser enfocado de manera diferente.

En lugar de optar por un lugar cubierto, como lo hizo en Tulsa, la campaña Trump eligió un espacio al aire libre en el aeropuerto para apaciguar a los expertos en salud que subrayan que los eventos al aire libre son más seguros, aunque las reuniones masivas todavía se consideran riesgosas.

"No voy a ponerme en medio de una multitud", dijo recientemente el gobernador republicano de New Hampshire, Chris Sununu, que busca ser reelegido en noviembre, a CNN. New Hampshire es uno de los dos estados que han visto disminuir los casos, y las autoridades quieren que siga siendo así.

La campaña de Trump aseguró que no sabe cuánta gente asistirá al evento pero los miembros de la campaña están alentando "fuertemente" a los asistentes a usar mascarilla.

Los funcionarios dicen que se están discutiendo ajustes similares para la Convención Nacional Republicana, que se celebrará a finales de agosto en un estadio de Jacksonville, Florida, con capacidad para 15,000 personas.

Con información de NBC News.

Los centros de ICE ayudaron a propagar el virus.

El centro de detención del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (ICE, en inglés) ha seguido trasladando a los detenidos de un estado a otro y deportándolos. Y con ellos, el virus.

Según una investigación de The New York Times, en colaboración con el Proyecto Marshall, las condiciones inseguras y las pruebas de detección ayudaron a convertir al ICE en un propagador nacional del virus. Asimismo, esta señala que la presión de la Administración Trump llevó a otros países a acoger a deportados enfermos.

Más de 30 inmigrantes detenidos describieron centros de detención estrechos e insalubres donde el distanciamiento social era casi imposible y el equipo de protección, prácticamente inexistente.

Los Gobiernos de 11 países han confirmado que cientos de deportados regresaron a sus tierras desde Estados Unidos con el virus. ICE aseguró la semana pasada que solo podía analizar una muestra de inmigrantes antes de enviarlos a sus casas.

Hace tan solo unos días, casi la mitad de los empleados en un centro de detención de ICE en Arizona ICE dieron positivo por el COVID-19. Un guardia de seguridad murió por complicaciones de la enfermedad y, de acuerdo a dos empleados y 14 inmigrantes bajo custodia, la escasez de personal ha dejado a los detenidos en sus celdas sin acceso a duchas, lavandería y otras necesidades.

Con información de The New York Times.

Los estados que abrieron primero impulsan el aumento de los contagios en el país

Las autoridades del país informaron el jueves que hubo cerca de 60,000 nuevos casos de COVID-19, con lo que el país registra otro récord de un solo día por sexta vez en 10 días, según datos de The New York Times.

El aumento ha sido impulsado en gran medida por los estados del sur y del oeste que fueron de los primeros en aliviar las restricciones establecidas durante la pandemia.

Al menos seis estados registraron un aumento de casos en un solo día el jueves: Alabama, Idaho, Missouri, Montana, Oregon y Texas. Y al menos dos estados registraron un récord de muertes en un solo día: Florida, 120, y Tennessee,22.

Texas estableció un récord por cuarto día consecutivo con más de 10,900 casos. Casi uno de cada 10 de ellos se produjo en el condado de Hidalgo, cerca de la frontera con México.

Con información de The New York Time.

Lea También:

La mascarilla, objeto de una peligrosa disputa entre Trump y sus adversarios políticos

Estas son las mascarillas no médicas más eficaces para evitar la propagación del COVID-19, según un estudio

La nueva ola del coronavirus también castiga sobre todo a los latinos: uno de cada tres casos afecta a hispanos