El Senado abre la puerta a un segundo cheque para quienes ganen menos de $40,000

"Creo que las personas que han sido las más afectadas son las que ganan alrededor de $40,000 al año o menos. Muchas de ellas trabajan en el sector de los servicios", dijo Mitch McConnell, el líder de la mayoría republicana en el Senado.

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUBSCRIBE

El paquete de estímulo económico de $2.2 billones implementado por el Congreso en marzo pasado proporcionó cierto alivio económico a los estadounidenses, en medio del golpe financiero por la pandemia del coronavirus. Sin embargo, casi cuatro meses después, la crisis sanitaria es más grave que nunca y los legisladores en Washington están bajo una fuerte presión de aprobar otra ronda de cheques.

El líder de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, dijo durante una aparición pública en Kentucky este lunes que una segunda ronda de pagos "podría ser" parte del próximo paquete de ayuda económica.

Aunque el senador abrió la puerta a la posibilidad de nuevos cheques de estímulo, McConnell aclaró que estarían destinados a los estadounidenses con menores ingresos, concretamente los que ganan $40,000 dólares al año, o menos.

"Creo que las personas que han sido las más afectadas son las que ganan alrededor de $40,000 al año o menos. Muchas de ellas trabajan en el sector de los servicios. Este sector, como todos saben, fue golpeado fuertemente —hoteles, restaurantes— así que eso (los pagos) podría ser parte” del nuevo proyecto de ley, dijo.

Si el Congreso aprobara una segunda ronda de pagos solo para trabajadores con los ingresos señalados por el senador, esto significaría que millones de personas no recibirían el beneficio. Según la revista Fortune, el ingreso familiar promedio en Estados Unidos es de $61, 937, mientras que el ingreso promedio es de $31, 048, según la Oficina del Censo.

De acuerdo con estos datos, aproximadamente la mitad de los trabajadores u hogares estadounidenses podrían quedar excluidos.

Los demócratas de la Cámara de Representantes aprobaron en mayo un proyecto de ley de $3 billones que incluía otra ronda de depósitos directos, cheques y más ayudas. Los republicanos del Senado lo rechazaron fuertemente. Sin embargo, en las últimas semanas el presidente Donald Trump y algunos republicanos han dicho que están abiertos a incluir otra ronda de pagos directos en la legislación futura.

El "último paquete de rescate"

McConnell dijo el lunes en otro evento que presentaría su propia legislación después de que el Senado regrese a trabajar el 20 de julio. "Revelaré algo que será un punto de partida en unas pocas semanas y negociaremos con la administración y los demócratas", dijo.

McConnell aclaró que, en lo que a él respecta, este se trataría del "último paquete de rescate" por la pandemia. Getty Images

"No puedo predecir cómodamente que vamos a unirnos y aprobarlo por unanimidad como lo hicimos hace unos meses", agregó. "El ambiente se ha vuelto más político de lo que era en marzo, pero creo que haremos algo. El país necesita un último impulso".

También reiteró que, en lo que a él respecta, el próximo proyecto de ley de estímulo sería el último.

"Este tendrá que ser el último paquete de rescate, porque ahora tenemos una deuda del tamaño de nuestra economía por primera vez desde la Segunda Guerra Mundial. No podemos seguir haciendo esto", enfatizó.

La primera ronda de cheques benefició a los estadounidenses con $1,200 por individuo o $2,400 por pareja casada, y más $500 por cada hijo elegible. Esa cantidad disminuía para las personas que ganaban más de $75,000 o las parejas que ingresaban más de $150,000. Las personas que ganan más de $99,000 (o $198,000 por pareja) no fueron elegibles para esta primera ronda.

El Servicio de Rentas Internas primero se valió de los datos bancarios de los contribuyentes para hacer depósitos directos, y envió cheques con los pagos a quienes no tenían esta información al día. En junio, los pagos también comenzaron a ser enviados a millones de personas a través de tarjetas de débito prepagadas.

Sin embargo, el organismo calcula que alrededor de 35 millones de estadounidenses aún no han recibido el pago y existe la posibilidad de que no les llegue.

En caso de que esto suceda, han esclarecido que será posible reclamar el pago en forma de crédito cuando al inicio de 2021, a la hora de hacer la declaración anual de impuestos. 

Con información de Fortune y Forbes

Lea también:

¿Dónde está mi cheque de ayuda económica? Respondemos sus dudas sobre este beneficio

Los cheques del coronavirus pueden ser embargados por bancos y acreedores de deudas

“Es una bofetada”. Muchos estadounidenses no recibirán el cheque de ayuda por estar casados con inmigrantes indocumentados