El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, dice que se contagió de coronavirus tras restar importancia a la pandemia durante meses

El mandatario, de 65 años, se sometió a una prueba de diagnóstico tras manifestar síntomas, y ha dado positivo. Más de 65,000 personas han muerto por la pandemia en Brasil.

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUBSCRIBE

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, aseguró que se ha contagiado de coronavirus, después de meses de minimizar la gravedad de la pandemia pese a los más de 65,000 muertos en su país.

"He dado positivo", dijo Bolsonaro, de 65 años, a un grupo de periodistas. "Estoy bien, normal. Incluso quiero dar un paseo por aquí, pero no puedo debido a recomendaciones médicas", agregó el mandatario, quien utilizaba una mascarilla pese a no haberlo hecho en ocasiones anteriormente.

La secretaría de Comunicaciones también dijo que el presidente se encuentra "en buen estado de salud". Periodistas locales, sin embargo, han expresado dudas sobre el diagnóstico, que no fue comunicado por un médico ni especialista, sino por el mismo presidente, que lleva días tomando hidroxicloroquina.

El mandatario se sometió al test el lunes después de manifestar síntomas del COVID-19Tras salir de un hospital dijo que le habían hecho una radiografía de los pulmones, y que estos estaban "limpios". 

Durante meses, Bolsonaro minimizó los efectos de la pandemia, a la cual calificó incluso como "pequeña gripe". Además, realizó varias actividades donde se le vio entre multitudes, saludando de mano y abrazos a sus seguidores y sin utilizar una mascarilla.

Criticado por no mantener las precauciones, dijo que su historial como atleta lo protegía del coronavirus.

Sobre el rápido aumento de los casos en Brasil, donde ya más de 1.6 millones de personas se han contagiado, Bolsonaro afirmó que no había manera de evitar que el 70% de la población contragiera el virus y se negó a paralizar la economía ya que a su juicio eso generaría más daño que la enfermedad. 

Bolsonaro dijo que empezó a tomar hidroxicloroquina, un medicamento anti-malaria cuyo uso ha sido promovido también por el presidente estadounidense, Donald Trump, pese a que sus eventuales beneficios para tratar la COVID-19 no se han comprobado científicamente.

El Supremo Tribunal Federal publicó documentos en mayo que mostraban que Bolsonaro dio negativo a pruebas de COVID-19 tres veces en marzo, luego de reunirse con Trump en Florida. 

El mandatario brasileño no ha dicho si desde entonces le han hecho otros exámenes para detectar el coronavirus.

Las pruebas previas a Bolsonaro se le hicieron valiéndose de seudónimos, algo de costumbre en los exámenes médicos a dirigentes brasileños para mantener su privacidad. De modo que llama la atención que esta sí tenga su nombre.

Brasil es uno de los países más golpeados por la pandemia y el más afectado de América Latina. Con 1.6 millones de enfermos es el segundo con más casos, solo detrás de Estados Unidos. 

Con información de CNN Brasil, Reuters, The Associated Press, Folha de S.Paulo

Vea también:

Brasil está al borde de convertirse en el nuevo epicentro mundial del coronavirus

Brasil, desbordado por las muertes de coronavirus

Varios países de América Latina registran un incremento de casos de COVID-19