Pese al repunte del coronavirus, el gobierno de Trump presiona a los estados para que las escuelas reabran en otoño

Aunque muchos no se sienten seguros de volver a las aulas, incluyendo maestros y estudiantes, este martes el presidente Trump, el vicepresidente Pence y otros funcionarios de la Administración se reunieron con educadores de distintos estados para insistir en que las escuelas reabran "de manera segura" al terminar el verano.

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUBSCRIBE
/ Source: Telemundo

El gobierno de Donald Trump insistió este martes en su plan de reabrir las escuelas en otoño, pese al explosivo aumento de casos de coronavirus en gran parte del sur del país, que incluso ha obligado a algunos estados a detener sus programas de reactivación.

En un encuentro con gobernadores y autoridades escolares y de salud de distintos estados, el vicepresidente Mike Pence afirmó que "reabrir el país significa reabrir también las escuelas".

Más de 50 millones de niños van a la escuela en Estados Unidos y millones de padres han tenido que adaptar sus hogares y sus horarios para cuidarlos y ayudarles en sus tareas escolares, sirviendo de padre, maestro, niñera, consejero, al tiempo que continúan con sus trabajos.

Además, en muchos casos los niños han perdido servicios fundamentales como desayunos gratiutos, servicios médicos y psicológicos.

De esos 50 millones, un cuarto son latinos, y estos son los niños y jóvenes que menos se gradúan de la escuela, los que más la abandonan y los que más faltan a clases, por lo que son los que más pierden al no tener una instrucción directa y una conexión fuerte con sus maestros y sus escuelas. 

Pero también son las familias latinas quienes más han sufrido las consecuencias del coronavirus: latinos y afroamericanos contraen COVID-19 hasta tres veces más que los anglosajones, pues son ellos quienes ocupan gran parte de los puestos de primera línea, como trabajadores en los supermercados, en salones de belleza, meseros en restaurantes, entre otros. 

¿Cómo está apoyando la Administración a las escuelas para poder reabrir de manera segura?

Pence, quien encabeza el equipo de respuesta de la Casa Blanca ante la pandemia, aseguró que instruyó a los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) la publicación de guías específicas para preparar a las escuelas en el proceso de reapertura.

["Es peligroso y puede costar vidas": el riesgo de que los niños retornen a la escuela sin las debidas pruebas]

El vicepresidente dijo que la próxima semana entregarán estos documentos que establezcan cómo los niños deben ser recibidos en las escuelas, así como las medidas de cuidado que deben tomar para "asegurar que no ocurran nuevos contagios", sin ofrecer más detalles sobre en qué consistirán esas medidas o cómo es que podrán evitar eso.

El presidente ha utilizado la reapertura de la economía, incluyendo las escuelas, como una bandera política. A meses de las elecciones presidenciales, se ha lanzado en contra del precandidato demócrata Joe Biden, acusándolo de eso mismo: de querer mantener las escuelas cerradas por conveniencia política.

El presidente, Donald Trump, participa junto con su esposa, Melania Trump, y el vicepresidente, Mike Pence, en el diálogo nacional para la reapertura de las escuelas.Getty Images

"Es importante reabrir las escuelas por las razones académicas, pero es importante también porque 7 millones de niños que sufren de problemas sicológicos reciben su tratamiento en las escuelas", dijo Pence este martes.

"Estamos preocupados por que nuestros niños se vean afectados académicamente. No hay un sustituto para las clases presenciales", agregó.

Los comentarios de Pence van en línea con lo que el propio presidente desea. Esta mañana, escribió en mayúsculas en su cuenta de Twitter: “¡¡¡LAS ESCUELAS DEBEN ABRIR EN OTOÑO!!!”.

El presidente dijo que la Casa Blanca planea ejercer presión sobre los gobernadores y los sistemas escolares para lograr su objetivo.

"Abran sus escuelas en el otoño", le dijo Trump a los asistentes del evento, sentados unos junto a otros sin distancia social y muy pocos con mascarillas.

Pocas propuestas concretas

Trump y su controversial secretaria de Educación, Betsy DeVos, sostuvieron llamadas y conferencias con alcaldes y superintendentes escolares este martes, parte de un esfuerzo para lograr que las escuelas reabran antes de las elecciones presidenciales de noviembre en las que Trump busca la reelección, reportó el diario The New York Times.

[Estas son las recomendaciones para que los niños regresen físicamente a la escuela en medio de la pandemia]

Argumentaron que mantener a los niños fuera de la escuela sería peor que el virus. Sin embargo, el gobierno de Trump no presentó propuestas concretas ni un plan para otorgar recursos financieros a los escuelas, que no están diseñadas para contener el virus.

DeVos le dijo a los gobernadores en la reunión que estaba “decepcionada” con las escuelas y los distritos que no han descifrado cómo atender bien a los niños en la pandemia.

Otras autoridades en Washington pidieron cautela con el retorno a clases.

“Deberíamos hacer todo lo posible para que los niños vuelvan a la escuela y para que las escuelas abran por la simple razón de que las consecuencias secundarias e involuntarias de que los hijos no puedan ir a clases tiene efectos nocivos para las familias”, dijo el Dr. Anthony Fauci, el principal especialista en enfermedades infecciosas del país, durante un encuentro con el senador demócrata Doug Jones de Alabama, transmitido en vivo este martes.

"Así que no se trata de arriesgar la salud de los niños o sus familias, pero se deben seguir las pautas, según el nivel y la penetración de la infección en la comunidad”, agregó Fauci.

[Coronavirus: Dr. Anthony S. Fauci habla sobre las protestas y la reapertura de escuelas]

En algunos condados con pocos o ningún caso, los funcionarios públicos y sus familias podrán reabrir de forma segura las escuelas, señaló Fauci. En otros condados, sin embargo, es probable que las escuelas necesiten modificar sus instalaciones para adaptarlas a los requerimientos de la distancia social.

El tema de la reapertura escolar ya ha causado fricciones dentro de la Administración Trump. Después de que Fauci dijera en una audiencia en el Congreso en mayo que el país debía tener mucho cuidado a la hora de reabrir las escuelas, Trump le recriminó su actitud.

"Estuve sorprendido por su respuesta porque, saben, para mí no es una respuesta aceptable, especialmente cuando se refiere a las escuelas”, dijo entonces Trump.

Riesgos enormes

Fauci ha seguido advirtiendo al país sobre los riesgos de una reapertura acelerada de las escuelas, en particular para las propias familias, ya que se corre el riesgo de que los niños contagien a otros más vulnerables.

"Podrían infectar a alguien que a su vez infecte a otro y, de repente, la abuela, el abuelo o la tía de alguien que recibe quimioterapia para el cáncer de seno se infecta", dijo Fauci.

"Uno es parte de la propagación de la pandemia, por lo que es su responsabilidad con usted mismo y con la sociedad evitar infecciones".

Con información de CNBC, CNN y The New York Times.

Vea también:

Así luchan escuelas y familias para alimentar a los estudiantes tras el cierre por el coronavirus

Nueva York brindará ayuda a los niños que no puedan ir a la escuela por el coronavirus

"Es peligroso y puede costar vidas": el riesgo de que los niños retornen a la escuela sin las debidas pruebas