IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

El Ejército reconoce lo que ya se sabía: los restos hallados en Texas pertenecen a Vanessa Guillén

“A las víctimas de acoso y agresión sexual: las escuchamos, les creemos y las exhorto a que presenten sus denuncias", dijo el general Scott Efflandt en la conferencia de prensa de este lunes. La familia ha señalado a las autoridades de la base Fort Hood de encubrir lo ocurrido.

Las autoridades militares de la base de Fort Hood, Texas, confirmaron este lunes que los restos hallados cerca del río Leon, en Belton, la semana pasada pertenecían a la soldado Vanessa Guillén, desaparecida hace más de 70 días.

“Estoy aquí para reportar que la búsqueda por la especialista Vanessa Guillén ha resultado en el desenlace que recé no tuviera”, dijo el general Scott Efflandt, vicecomandante general del III cuerpo del Ejército, durante una conferencia afuera de Fort Hood el lunes por la tarde.

“Un examinador forense de las fuerzas armadas ha determinado por medio de un análisis de ADN que los restos hallados cerca del río Leon son, en efecto, los de Vanessa. La familia Guillén fue notificada de esto ayer, lo que me permite anunciarlo públicamente”, anunció el general.

La actuación inicial de las autoridades ante la desaparición de Vanessa el 23 de abril desató protestas de la familia y la indignación de la comunidad, así como de activistas, políticos y artistas que se manifestaron afuera de la base militar en varias ocasiones. El precandidato demócrata Joe Biden dijo el viernes pasado que se encontraba “desolado por esa insensata pérdida” e hizo un llamado a erradicar la violencia sexual dentro del Ejército.

La familia de la soldado latina de 20 años alegó que la acosaban sexualmente en Fort Hood y ella no tenía confianza en las autoridades. Ante esta situación, cientos de personas marcharon por el centro de la ciudad texana de Houston el sábado de la semana pasada para pedir justicia para la soldado.

Varias organizaciones de latinos en Estados Unidos realizarán una vigilia el martes y han llamado a boicotear al Ejército por la muerte de la soldado Guillén. Entre sus demandas está la clausura de la base militar en la que servía la joven, así como el fin de la participación de las latinas en las labores militares, tras considerar que no se protegió adecuadamente a la soldado ni se investigó su desaparición de manera pertinente.

La vigilia del martes se llevará a cabo a las 7 pm, hora local, en Dallas y Houston, ciudad en la que nació y fue criada la soldado, hija de descendientes mexicanos.

[La aterradora cronología de lo que pudo ocurrir a Vanessa Guillén, según la declaración jurada de un agente del FBI]

El general Efflandt, vicecomandante general del III cuerpo del Ejército, dijo este lunes que asistirán al fiscal del distrito oeste de Texas en su investigación y que continuarán con la indagación interna sobre el caso de acoso sexual que reportó la joven soldado.

“A las víctimas de acoso y agresión sexual: las escuchamos, les creemos y las exhorto a que presenten sus denuncias. El Ejército no detendrá sus esfuerzos para erradicar la violencia sexual, hasta que ya no exista en nuestra agrupación”, aseguró el general Efflandt.

Cecily Ann Aguilar, de 22 años, arrestada como cómplice por la muerte de Vanessa Guillén.Bell County

Las autoridades no ofrecieron más detalles durante la conferencia de prensa de este lunes, ni permitieron preguntas de los medios.

Los sospechosos tras la desaparición de Vanessa Guillén

Uno de los soldados sospechosos de la desaparición de Guillén, Aaron David Robinson, se suicidó durante la madrugada del miércoles, cuando las autoridades trataban de hacer contacto con él para interrogarlo. La novia de Robinson, Cecily Aguilar, fue acusada de manipular evidencia y dijo que lo había ayudado a deshacerse del cadáver, según documentos judiciales.

Aguilar, de 22 años, se presentó ante una corte federal este lunes. Ahora enfrenta una condena de hasta 20 años en prisión y una multa de 250,000 dólares.

Según la declaración juramentada del agente especial del FBI Jonathan W. Varga, la mujer declaró que su expareja, Aaron David Robinson, le dijo que había golpeado a Guillén con un martillo en la cabeza hasta matarla en la sala de armas de la base de Fort Hood. 

"Aguilar informó que la mujer soldado nunca logró salir del Ejército con vida (refiriéndose a Fort Hood). Robinson la colocó en una caja y la trasladó a una ubicación cerca del río Leon, en Belton, Texas", se lee en el informe del agente W. Varga.

La investigación del FBI asegura que Aguilar colaboró con Robinson desmembrando el cadáver con un hacha o un machete y enterrándolo en tres agujeros separados junto al río León.

Las autoridades han proporcionado el número telefónico 254-287-2722 y la dirección web https://www.cid.army.mil/report-a-crime.html para contactar a los investigadores del Ejército anónimamente con información relevante del caso.

Vea también:

Conozca el historial de violencia de la base Fort Hood, lugar donde desapareció la soldado latina Vanessa Guillén

Acoso sexual: la nueva línea de investigación en el caso de la soldado desaparecida Vanessa Guillén

"Por favor, cualquier cosa ayuda", clama el novio de la soldado desaparecida Vanessa Guillén