Así fue asesinado 'Boxer Huber', líder de la pandilla Barrio 18, en una cárcel de Honduras

El lunes dos miembros de la Mara Salvatrucha (MS-13), organización rival que compite con Barrio 18 por el control de las actividades delictivas en diversos países de Centroamérica, abrieron fuego contra el cabecilla en la barbería de la Penitenciaría Nacional de Támara.
Ricky Zelaya, también conocido como “Boxer Huber”, uno de los máximos líderes de Barrio 18 en Honduras, durante un traslado policial en septiembre de 2017.
Ricky Zelaya, líder de Barrio 18 que también era conocido como 'Boxer Huber', durante un traslado policial en septiembre de 2017, en Tegucigalpa. Reuters

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUBSCRIBE
/ Source: Telemundo

Ricky Alexander Zelaya Camacho, mejor conocido como 'Boxer Huber', estaba acostumbrado al peligro. Desde su infancia había desafiado las reglas establecidas y siempre escogió a la delincuencia como el camino con el que ascendería al poder.

Y lo había logrado: a sus 47 años era uno de los máximos líderes de Barrio 18 en Honduras. Era el encargado de, entre otras cosas, reclutar y entrenar a los miembros más jóvenes de la organización para organizarlos en clicas y divisiones de extorsión y tráfico de estupefacientes, entre otros delitos. Su rostro tatuado y de semblante grave, así como el notable sobrepeso que desde hace años lo obligaba a caminar con un bastón eran célebres en el mundo delictivo hondureño, donde lo consideraban como un hombre temible. 

[Viaje al experimento penal de Nayib Bukele]

Es por eso que no sentía miedo en los peligrosos penales de alta seguridad, donde era custodiado por sus amigos pandilleros. Pero la suerte se le acabó el lunes 29 de junio cuando fue baleado por dos miembros de la Mara Salvatrucha (MS-13), organización rival que compite con Barrio 18 por el control de las actividades delictivas en diversos países de Centroamérica.

Zelaya quería cortarse el pelo y por eso estaba en la barbería de la Penitenciaría Nacional de Támara, en el departamento Francisco Morazán, cuando dos hombres de la MS-13 —que habían salido a disfrutar de su hora diaria en el exterior— dispararon un arma de fuego en su contra.

[“Estamos tratando de convivir”: así es la tregua de pandillas rivales mezcladas en las cárceles de El Salvador]

Las autoridades siguen investigando los detalles del homicidio que ha desencadenado críticas en la opinión pública contra la gestión del Instituto Nacional Penitenciario debido al descontrol y la anarquía que imperan en las cárceles del país puesto que Támara es un recinto de máxima seguridad.

De Los Ángeles a Tegucigalpa 

Zelaya nació el 03 de marzo de 1973 en La Ceiba, una pequeña ciudad costera del departamento de Atlántida en Honduras. Pero cuando solo tenía 3 años de edad, su madre decidió irse a Estados Unidos cruzando la frontera de manera ilegal.

Así que Zelaya creció en Los Ángeles, California, donde ocho años después ingresó a las filas de Barrio 18. Según investigaciones de los cuerpos de seguridad estadounidenses, desde los 11 años estuvo relacionado con actividades criminales que serían una suerte de entrenamiento que lo llevó a escalar diversas posiciones en el intrincado mundo de relaciones y rangos de las maras centroaméricanas

Al crecer, ya convertido en 'Boxer Huber', fundó una banda delictiva identificada como Hoover Locos, que luego fue conocida como Tiny Locos en Honduras. Estuvo preso en Centinela, unas instalaciones penitenciarias del estado de California, además dos de sus hermanos están recluidos en la cárcel de Folson. Uno se hace llamar Big Boxer PWS y cumple una cadena perpetua.

En 2003, fue puesto en libertad y de inmediato lo deportaron a Honduras, donde rápidamente comenzó a ascender hasta convertirse en el líder de la 18. Según diversos analistas, Zelaya destacó por su capacidad organizativa y la inteligencia para lograr divisiones territoriales, aspectos que había aprendido en Estados Unidos. Siempre buscaba minimizar las guerras intestinas que suelen caracterizar a esas organizaciones criminales. 

Pero el 12 agosto de 2017, en un operativo realizado en la colonia Tiloarque de Tegucigalpa, las autoridades hondureñas lograron detenerlo. En ese momento se hacía llamar José Marcial Fúnez, con el fin de despistar a la policía. En septiembre de 2019 fue declarado culpable por los delitos de porte ilegal de armas y almacenamiento de armas y municiones. Además, ocho miembros de su mara también fueron condenados.

Zelaya llegó a tener una prominencia tal que su condena fue celebrada por el presidente Juan Orlando Hernández y otros altos funcionarios hondureños. 

Con información de El Heraldo, La Prensa y el Ministerio Público de Honduras.

Lea también:

El presidente de Honduras y su esposa dan positivo por coronavirus

Se acelera la crisis sanitaria en Honduras por el incremento de contagios de COVID-19

Coronavirus en Honduras: los médicos empiezan a enfermar por la falta de insumos