Dos muertos y cuatro heridos tras tiroteo en centro de distribución de Walmart en California

El centro de distribución está localizado en la ciudad de Red Bluff, a unas 130 millas al norte de Sacramento. Los cuatro heridos se encuentran en buenas condiciones de salud, según funcionarios de hospital.

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUBSCRIBE

Dos personas murieron y otras cuatro resultaron heridas tras un tiroteo este sábado en un centro de distribución de Walmart en el norte de California, confirmó una portavoz de hospital a NBC News, cadena hermana de Telemundo.

El ataque, ocurrido en la ciudad de Red Bluff, a unas 130 millas al norte de Sacramento, se reportó alrededor de las 3:30 p.m. 

Allison Hendrickson, portavoz del Hospital Comunitario St. Elizabeth, en Red Bluff, dijo que dos personas murieron mientras que las cuatro heridas se encontraban en buen estado en ese centro de cuidados.

El hombre que arremetió con su vehículo contra el centro de distribución de Walmart, antes de iniciar un tiroteo en que murieron él y otra persona y que dejó cuatro heridos, había sido despedido de su empleo en ese lugar el año pasado, informaron las autoridades el domingo.

El atacante, Louis Wesley Lane, de 31 años, fue despedido del almacén en febrero de 2019, después de no presentarse a trabajar, dijo el jefe adjunto del Departamento de Policía del condado Tehana, Phil Johnston, durante una conferencia de prensa el domingo.

Una de las personas fallecidas es el empleado del centro de distribución Martin Haro-Lozano, de 45 años y de Orland, California, según dijo Johnston y reportó The Associated Press. 

Tras un intercambio de disparos, Lane fue baleado por la policía y se le declaró muerto al llegar a un hospital, según Johnston.

[Lanzan perturbador video sobre los tiroteos escolares]

Un testigo dijo a KNVN, afiliada de NBC en la ciudad de Chico, que un vehículo se estrelló contra el edificio y estalló en llamas alrededor del momento del ataque.

"Solo me preocupé por las personas que resultaron heridas por el auto en el edificio", dijo el testigo. "Fui a ayudar a una mujer que estaba atrapada al principio y en ese momento, comencé a escuchar disparos y luego bajé a la oficina y hubo más disparos. Toqué la alarma de emergencias y llamé al 911 tan pronto como pude."

Un comunicado de Walmart asegura: "Estamos profundamente entristecidos por este trágico incidente. Nuestro enfoque es apoyar a nuestros asociados, así como a sus familias y compañeros". la compañía agregó que colabora con las autoridades para esclarecer lo ocurrido. 

Testigo dijo escuchar entre 50 y 60 disparos

Franklin Lister, de 51 años, empleado de Walmart, dijo a The New York Times que acababa de entrar a su turno de la tarde cuando un empleado corrió por el pasillo gritando: “¡Tirador activo!".

Lister dijo que había visto gotear sangre del brazo de uno de sus colegas. "Fue entonces cuando me di cuenta de que no era un simulacro", declaró. Él y su equipo salieron del edificio por la salida de incendios más cercana. 

Mientras corrían, dijo el empleado, escuchó entre 50 y 60 disparos. 

Lister también confirmó que un auto de color blanco se había estrellado contra una de las entradas. Los vidrios rotos del choque provocaron las heridas a su colega. 

Las autoridades confirmaron que el atacante portaba un arma semiautomática larga, según este periódico.

Otro empleado, Scott Thammakhanty, dijo al periódico local The Record Searchlight que cuando salió corriendo del lugar con otros colegas, vio personas que hacían en el suelo. En la mañana del sábado, un tiroteo dejó tres muertos en Shinglentown, a unas 43 millas de Red Bluff. Las autoridades no han indicado de momento que tengan elementos para establecer una eventual conexión entre ambas balaceras. 

Con información de NBC News, AP, The New York TimesRecord Searchlight.

Lea también:

Este latino desapareció tras el tiroteo de El Paso. No está en la lista de muertos o heridos. Pero su familia no le encuentra

El FBI alerta sobre nuevos ataques terroristas de odio racista como el tiroteo de El Paso