Varios muertos en ataque contra el jefe de Seguridad de Ciudad de México, que culpa al CJNG

Omar García Harfuch fue emboscado en su transporte durante la madrugada y atribuyó el ataque al Cártel Jalisco Nueva Generación. Es uno de varios funcionarios que había recibido amenazas hace una semana, según autoridades.

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUBSCRIBE
/ Source: Telemundo
By Marina E. Franco

CIUDAD DE MÉXICO.- Comenzó con un estruendo, el ruido de múltiples balazos a las 6:38 de la mañana en un barrio acaudalado de la capital. Hombres armados a bordo de una camioneta le cerraron el paso al vehículo donde iba Omar García Harfuch, encargado de la seguridad en Ciudad de México, antes de abrir fuego en un ataque que mató a tres personas.

El secretario de Seguridad Ciudadana, de 38 años, está hospitalizado después de una intrevención quirúrgica por sus lesiones, que incluyen heridas de tres balazos y de metralla de artefactos explosivos.

Antes de ser llevado al quirófano, García Harfuch, que antes fue uno de los funcionarios federales que colaboraba con la DEA en acciones contra el narco, afirmó que el hecho es responsabilidad del Cártel Jalisco Nueva Generación, de los más sanguinarios de México

La agencia antinarcóticos estadoundiense actualmente considera al CJNG el grupo delincuencial mexicano con mayor crecimiento en ese país.

Alfonso Durazo, el secretario de Seguridad Pública federal, dijo en conferencia de prensa que hace una semana "se registró una eventual amenaza" contra algunos funcionarios y que esa es una de las líneas de investigación.

Las tres personas fallecidas eran dos escoltas del secretario, policías identificados como Rafael O. y Edgar O., y una ciudadana que transitaba cerca del sitio del siniestro. Su nombre era Gabriela e iba camino a su trabajo, vendiendo comida. Su hermana, de 23 años, está herida.

Hay hasta el momento doce detenidos, según la fiscala capitalina Ernestina Godoy.

Al interrogar a esos sospechosos "se tuvo conocimiento que posiblemente fueron contratados con tres semanas de anterioridad al evento" y que "fueron organizados en cuatro células con siete integrantes cada una", de acuerdo con la fiscalía de Ciudad de México.

[La escuela de sicarios del CJNG: los secretos del cártel según un exrecluta]

El atentado no es un ataque aislado: en las últimas semanas se han reportado renovadas violencias de la delincuencia organizada.

Un juez federal involucrado en casos contra el CJNG y su esposa fueron asesinados en Colima. Ha habido agresiones contra policías en Guerrero; bloqueos y enfrentamientos en Guanajuato, al igual que masacres de personas en Sinaloa y en Celaya, donde una mujer embaraza y una niña fueron asesinadas el 19 de junio. Dos días después fue hallada una fosa con 75 cuerpos en Jalisco.

Los índices de homicidio no han bajado durante la pandemia pese a las instrucciones de quedarse en casa; mientras que el Gobierno ha anunciado que desplegará a la Guardia Nacional, organismo nominalmente militar, para que realice también labores de seguridad pública.

- Poder de fuego como línea de investigación

El ataque contra el jefe de la policía de Ciudad de México sucedió cuando iba a bordo de una camioneta; parentemente fue emboscado camino a la reunión diaria de seguridad.

Las personas responsables iban sobre un vehículo que aparentaba ser transporte de carga para una empresa constructora, pero en realidad estaba fuertemente blindada con las armas a bordo.

Ahí los responsables abrieron fuego sobre Paseo de la Reforma, una de las principales avenidas de la ciudad, a la altura de Lomas de Chapultepec, zona de muy alto nivel socioeconómico.

Los perpetradores "identificaron tres posibles zonas donde sería el ataque" para saber opciones donde encontrarse con el vehículo de García Harfuch, dijo la fiscalía. 

Los rastros de las armas de fuego usadas contra la camioneta en la que iba Omar García Harfuch.Fiscalía de Ciudad de México, vía EFE

La secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) indicó que hubo "un intercambio de disparos entre escoltas del secretario de Seguridad Ciudadana y personas en posesión de armas de armas largas tipo Barret y granadas de fragmentación". 

Tales armamentos están listados por ley federal como de uso exclusivo de las fuerzas armadas, aunque desde hace varios años se ha registrado que las ametralladoras Barret son parte también del comercio ilegal de armas que terminan en manos del crimen organizado en México.

[La muerte del 'Mencho', líder del Cártel Jalisco Nueva Generación, es desmentida por AMLO]

"Podemos apreciar que en una primera y elemental hipótesis [es que] detrás de este atentado se encuentra una organización criminal consolidada dado el poder de fuego", dijo Durazo, el encargado nacional de seguridad pública, en eco a lo afirmado por García Harfuch.

Omar García Harfuch, jefe de Seguridad de la Ciudad de México, en una imagen de archivo.Reuters

- Quién es Omar García Harfuch

García Harfuch tiene un amplio historial en operaciones policiales que se remonta a las trayectorias de su padre, Javier García Paniagua, excandidato presidencial que lideró la ahora desaparecida Dirección Federal de Seguridad, y de su abuelo, Marcelino García Barragán, militar que dirigió la Secretaría de Defensa Nacional de 1964 a 1970.

Estudió Derecho y seguridad pública, y ha recibido capacitación en operaciones antinarcóticos por parte de la DEA. En 2008 se incorporó a la Policía Federal. 

Ahí, García Harfuch llegó a dirigir la agencia de investigación policial, y después encabezó la división investigativa de la Procuraduría General de la República (PGR).

En esos cargos estuvo involucrado en casos de alto perfil, como la investigación de la desaparición de 43 estudiantes de la Escuela Normal Rural de Ayotzinapa, así como en desarrollar estrategias de combate a diversos cárteles, incluido el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), en conjunto con la agencia antinarcóticos estadounidense, la DEA.

En 2017, por ejemplo, la agencia de la PGR que dirigía orquestó el arresto de Dámaso López, alias El Licenciado, figura entonces destacada dentro del Cártel de Sinaloa.

Poco después de que llegó al cargo de jefe de seguridad capitalina, en octubre del año pasado, García Harfuch lanzó operativos contra grupos criminales en Ciudad de México, sobre todo la Unión de Tepito.

El líder de este grupo, Oscar Flores, alias El Lunares, actualmente está detenido por cargos de homicidio.

[Por qué fracasa la guerra contra el narcotráfico, de acuerdo con 33 exsicarios]

Los casquillos en el sitio del ataque, sobre Paseo de la Reforma en Ciudad de México, el 26 de junio de 2020.Cortesía

En lo que va del año, se han registrado 788 homicidios en Ciudad de México, menos que los 917 reportados en el mismo periodo del año pasado. En parte por la contingencia por COVID-19 también se han reducido los reportes de delitos como secuestro o robo a casa habitación, según datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

"Todo esto tiene que ver sin duda con el trabajo que se está llevando a cabo para llevar la paz y la tranquilidad tanto en Ciudad de México como en el país", dijo respecto al atentado el presidente Andrés Manuel López Obrador, quien se encontraba en Morelia como parte de una gira en medio de la pandemia del coronavirus.

Sheinbaum indicó que, junto con la Guardia Nacional, se están tomando "las medidas necesarias para garantizar la seguridad en la ciudad".

Lea también:

Investigan por nexos al narco a alcaldes de sitios con casos de brutalidad policial en México

En México matan a diez mujeres al día. La capital ahora está en estado de alerta

'Desaparecer' para huir de la violencia: las mexicanas que sí son localizadas