Una jueza federal ordena la liberación de niños migrantes en centros de detención familiar debido al coronavirus

La orden será aplicada a los niños que hayan pasado más de 20 días en detención familiar, quienes deberán ser liberados junto con sus padres o entregados a una familia de acogida antes del 17 de julio.

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUBSCRIBE
/ Source: Telemundo
By Francesco Rodella and Luis Hernandez Ojesto

Una jueza federal ordenó este viernes la liberación de los niños migrantes que permanecen junto con sus padres en los centros de detención del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE, en inglés), citando preocupaciones por la salud de los menores durante la pandemia de coronavirus para argumentar la decisión.

La jueza de distrito Dolly Gee criticó en su dictamen a la administración Trump por poner en riesgo la salud de los niños mediante su política de detención prolongada de familias. Gee ordenó al gobierno a liberar antes del 17 de julio a los niños recluidos en tres centros, de Texas y Pennsylvania.

La orden será aplicada a todos los niños que hayan estado detenidos por más de 20 días, quienes deberán ser liberados junto con sus padres o, en su defecto, con una familia de acogida.

Algunos de ellos han permanecido en detención desde el año pasado.

Los centros de detención familiar están “en llamas” "y no hay más tiempo para medias tintas", escribió la jueza en su dictamen.

En mayo, ICE informó que había 184 niños en estos tres centros de detención. Se trata de un grupo distinto al de los menores de edad que cruzan la frontera sin la compañía de un padre o tutor. Alrededor de 1,000 niños no acompañados han sido alojados en albergues del Departamento de Salud y Servicios Humanos.

[Enferman de COVID-19 varios niños migrantes en refugios del Gobierno. Activistas piden que vuelvan con familiares]

El número de niños detenidos en ambos sistemas ha disminuido significativamente en comparación con el inicio de la administración Trump, pues ahora Estados Unidos está deportando de inmediato a la mayoría de las personas que cruzan la frontera sin una visa válida, negándoles la posibilidad de acudir a un tribunal de justicia bajo la justificación de la pandemia.

Gee supervisa un acuerdo judicial de la década de 1970 conocido como el acuerdo Flores, que establece cómo debe tratar el Gobierno a los migrantes menores bajo custodia, entre otras obligaciones, no detenerlos por más de 20 días.

Como reportó nuestra cadena hermana NBC News el mes pasado, ICE dio a las familias de los 184 niños detenidos la posibilidad de dejar salir a los menores o permanecer juntos en los centros

Todos los padres a los que se les pidió que designaran a un patrocinador para que se hiciera cargo de sus hijos mientras ellos seguían detenidos declinó el ofrecimiento de las autoridades.

[Podcast: Madres y niños aterrados en un centro de detención: "Yo me muero si me deja aquí solito"]

Activistas defensores de los derechos humanos sostienen que ICE debería liberar a todas las familias de la detención, especialmente porque el coronavirus se ha propagado rápidamente en sus centros.

Algunos han manifestado preocupación al plantear la duda de que si la agencia federal solo deja salir a los niños y no a sus padres, estas familias podrían afrontar una separación forzosa. 

En mayo, ICE negó que estuviera poniendo a esas familias ante un escenario de ese tipo. Tras una pregunta de Noticias Telemundo al respecto, un portavoz de la agencia dijo este sábado que esta "está actualmente revisando" la orden de Gee y agregó que sus prácticas de detención se aplican en conformidad con las indicaciones del Departamento de Seguridad Nacional, sus propias políticas y las órdenes vinculantes de las cortes. 

También aseguró que las familias detenidas en las instalaciones de ICE que superan una entrevista de "miedo creible" son dejadas en libertad "por lo general antes de los 20 días". 

En presentaciones judiciales reveladas el jueves, ICE dijo que 11 niños y padres dieron positivo al COVID-19 en el centro de detención familiar en Karnes City, en Texas.

Más de 2,500 personas bajo custodia de ICE han dado positivo a la enfermedad. La agencia dice que ha liberado a cientos de ellas al considerar que aumentaba el riesgo médico y que redujo la población en sus tres centros de detención familiar. Pero en los documentos presentados ante el tribunal el mes pasado, la agencia federal dijo que consideraba que la mayoría de las personas en detención familiar presentaban riesgos de fuga porque tenían órdenes de deportación pendientes o casos en revisión.

A fecha del pasado miércoles, ICE mantenía bajo su custodia a 23,429 personas, de las que 751 resultaron positivas por coronavirus, según estadísticas oficiales. Dos personas contagiadas murieron mientras se hallaban detenidos por la agencia. 

Con información de The Associated Press y NBC News.

Vea también

 Migrantes detenidos por ICE denuncian que los obligaron a limpiar instalaciones infectadas con coronavirus

“Es un abuso de poder”. ICE empieza a exigir fianzas altas para dejar en libertad a los solicitantes de asilo, según activistas