Texas pausa su reapertura tras alza récord de casos de COVID-19. Florida "no planea" avanzar hacia segunda fase

El gobernador de Texas, uno de los estados más golpeados por el repunte de casos, dijo que la "pausa temporal ayudará a frenar la propagación" del virus. Mientras, el gobernador de Florida aseguró que "no tiene planes" de pasar a la siguiente fase de reapertura, tras el empeoramiento de la crisis sanitaria.

Por Corky Siemaszko - NBC News

El gobernador de Texas, Greg Abbott, informó este jueves que el estado frenará la reapertura económica luego de que sus hospitales sufrieran "una explosión" de nuevos casos de COVID-19 en los últimos días y las autoridades advirtieran de una drástica reducción en la disponibilidad de camas.

"Lo último que queremos hacer como estado es retroceder y cerrar negocios", dijo Abbott en un comunicado. Y agregó: "Esta pausa temporal ayudará a nuestro estado a frenar la propagación hasta que podamos entrar de manera segura en la próxima fase de apertura de negocios".

Abbott instó a "todos los tejanos a hacer su parte para frenar la propagación de COVID-19 usando mascarillas, lavándose las manos regularmente y cumpliendo con el distanciamiento social”.

"Mientras más sigamos todos estas guías, más seguro será nuestro estado y más podremos abrir los negocios en Texas", dijo.

Bañistas se preparan para cruzar el río Comal este jueves, en New Braunfels, Texas.AP

La sorprendente declaración del gobernador llega poco después de que este emitiera una orden ejecutiva para liberar más camas en los cuatro condados más grandes del estado, al posponer de inmediato "todas las cirugías y procedimientos que no son médicamente necesarios".

Poco después de su anuncio, el Centro Médico de Texas en Houston informó que todas las camas de su unidad de cuidados intensivos se habían ocupado.

La sombría noticia del repunte en los contagios no se limita solo a Texas, pues Estados Unidos vio este miércoles un número récord de nuevos casos de coronavirus para un solo día, con 45,557 reportados, según un recuento de NBC News, la cadena hermana de Telemundo. Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) advirtieron que este conteo podría estar muy por debajo de la cifra real.

Tabla de contagios por COVID-19 en Estados Unidos. Noticias Telemundo

Los estados del sur y del oeste como Arizona y Florida, que comenzaron a reabrirse agresivamente alrededor del Día de los Caídos (Memorial Day), ahora están viviendo elevados picos que dejan en claro cómo el mortal virus no muestra signos de desaparecer, como lo ha dicho sin evidencia el presidente Donald Trump en repetidas ocasiones.

Florida “no planea” avanzar hacia segunda fase

Durante la noche del miércoles, Florida agregó 5,004 nuevos casos y el número de muertos en el estado aumentó a 3,327.

El gobernador del estado, Ron DeSantis, dijo este jueves que no tiene planes de pasar a la siguiente fase de reapertura, tras varios días que han batido los récords de contagios en el estado del sol.  

En declaraciones desde la ciudad de Tampa citadas por Bloomberg, DeSantis también señaló que el sur de Florida, la región con la mayoría de los casos, tiene un calendario de reapertura más retrasado que el resto del estado.

"Estamos donde estamos", dijo. "No dije que íbamos a pasar a la siguiente fase".

La mayoría de los negocios en el estado han reanudado sus actividades, con la excepción del área metropolitana de Miami. De manera general, el estado mantiene límites estrictos de capacidad y otras reglas.

Por su parte, Arizona reportó 3,056 casos nuevos y 27 muertes adicionales este jueves.

California, uno de los primeros estados en cerrar todo el estado, también ha informado de un número récord de casos nuevos, muchos de personas jóvenes.

No existe evidencia hasta el momento de que la razón del repunte haya sido las protestas contra la violencia racial que se extendieron por toda la nación luego del asesinato de George Floyd a manos de la policía.

"Es importante que el pueblo estadounidense sepa que esta es una situación localizada", dijo el jueves el secretario de Salud y Servicios Humanos, Alex Azar, en la cadena conservadora Fox News. También repitió lo que dice Trump y la Casa Blanca de que el aumento de casos “tiene que ver con el aumento de pruebas".

Más tarde, Trump amplificó esto en un tuit, aunque la mayoría de los expertos en salud dicen que el hecho de que estén haciendo más pruebas no es la única razón del aumento en los casos.

Una crisis anunciada

Los expertos en salud advirtieron que la actual crisis sucedería tras una reapertura. El excomisionado federal de la Administración de Alimentos y Medicamentos, Scott Gottlieb, dijo que el repunte era “inevitable”.

"Reabrimos en el contexto de una gran propagación persistente en esos estados, por lo que es inevitable que los casos aumenten", dijo Gottlieb en el programa Morning Joe de MSNBC. "Creo que han subido más de lo que la mayoría de la gente esperaba, y ciertamente también me ha sorprendido la aceleración en los casos. Creo que a la mayoría nos ha sorprendido".

Entre los miles de nuevos contagiados se encontraban miembros del personal de campaña de Trump y del Servicio Secreto que asistieron a su mitin de campaña el sábado en Tulsa, Oklahoma.

En Texas, el doctor Faisal Masud, director de medicina de cuidados críticos en el sistema hospitalario Metodista de Houston, dijo que tenían la situación bajo control por ahora, pero que el escenario será distinto “si esta trayectoria es la de los últimos 10 días, cuando literalmente nuestros casos se triplicaron”.

"Esto no es bueno", le dijo a NBC News. "La explosión de pacientes en todas partes, esa explosión tiene que disminuir".

Cuarentena para quienes llegan a Nueva York

El gobernador de Nueva York Andrew Cuomo insistió este jueves en que mantendrá la aplicación de la cuarentena de dos semanas que él y los gobernadores de Nueva Jersey y Connecticut han pedido seguir a quienes visiten de los estados en situación crítica como Texas, Florida y Alabama.

"La ley es que, si viene de otro estado, tiene que ponerse en cuarentena por 14 días", dijo Cuomo a CNN. "Si no lo hace y lo atrapan, habrá violado la ley y podrá ser multado".

“Si usted vuela a Nueva York, tendremos su nombre, sabremos dónde debería estar. Haremos controles al azar”, agregó.

Pero los expertos en salud pública y temas policiales le dijeron a NBC News que tienen serias dudas sobre si ese requisito si se puede hacer cumplir. Un experto sugirió que la medida de Cuomo, un demócrata, es una retribución política contra el gobernador de Florida, Ron DeSantis, republicano, quien le pidió en marzo a los neoyorquinos que se pusieran en cuarentena por dos semanas, cuando los casos de coronavirus estaban disparados en Nueva York.

En la ciudad de Nueva York, el alcalde Bill de Blasio anunció que iban "en camino" a comenzar la fase tres de su reapertura el 6 de julio. Eso incluirá la reapertura de áreas recreativas al aire libre como parques para perros y canchas de básquetbol, y permitir que la gente cene dentro de restaurantes y se abran los salones de belleza al 50% de capacidad.

El coronavirus, golpe bajo a la economía

Al cerrarse el país para detener la propagación del coronavirus, la pandemia golpeó bruscamente la economía que había comenzado a levantarse bajo el expresidente Barack Obama y continuó así bajo Trump.

Realizan prueba de coronavirus este jueves a residente de Houston, Texas, en el United Memorial Medical Center. AFP /AFP via Getty Images

Los efectos económicos de la pandemia fueron evidentes el miércoles cuando el Departamento de Trabajo informó que otras 1.48 millones de personas pidieron beneficios de desempleo la semana pasada. Fue la decimocuarta semana consecutiva que los estados procesaron más de un millón de solicitudes hechas por primera vez.

Larry Kudlow, director del Consejo Económico Nacional, admitió en una entrevista este jueves con la conservadora Fox Business que "hay picos en los puntos críticos, no hay dudas al respecto, y habrá algunos cierres, en lugares individuales".

Pero Kudlow dijo que cree que para fin de año la tasa de desempleo será inferior al 10% y que se verá una constante en el “aumento de empleos y la disminución del desempleo".

La tasa de desempleo nacional actual es del 13.3%, según el Departamento de Trabajo.

Vea también: 

Se contagian 28 miembros de una misma familia con COVID-19 en California

La crisis económica causada por la pandemia pone en riesgo de desalojo a millones de personas en el país

Le retiran fondos federales a varios centros de pruebas de coronavirus