El polvo del Sahara llega a México y EE.UU. Puede agravar los problemas del coronavirus pero también afecta a las personas sanas

La nube de polvo ha sido bautizada como 'Godzilla' y es la mayor del último medio siglo. Amenazará en las próximas horas a varios estados de EE.UU.

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUBSCRIBE

La nube gigante de polvo proveniente del desierto del Sahara sigue golpeando a México y comienza a azotar ya a los estados sureños de Estados Unidos bañados por las aguas del Golfo. Además de la molestia que provocan sus partículas, el polvo amenaza a personas con problemas respiratorios, incluidos pacientes con el COVID-19, pero también aquellos que están sanos y que pueden sufrir sus efectos adversos, alertan los expertos.

El fenómeno, que ha sido bautizado por científicos como “la nube de polvo Godzilla”, aterrizó este martes en la península de Yucatán y entre el jueves y el viernes afectará con gran intensidad a ese estado mexicano, así como a los de Campeche y Quintana Roo, informó la Comisión Nacional del Agua.

"Finalmente, en la noche del 26 de junio el fenómeno se desplazará hacia la parte sur de Estados Unidos y dejará de afectar de manera directa al territorio mexicano", añadió la Comisión.

Nube del polvo del Sáhara sobre Chetumal, en el estado mexicano de Quintana Roo.Getty Images

Esta tormenta de polvo, que se origina cada año cuando una masa de aire seca y polvorienta se forma sobre el desierto del Sahara en el continente africano y cruza el Atlántico desde fines de la primavera hasta principios de otoño, puede generar una mala calidad del aire "que puede entrar al sistema respiratorio", advirtió el doctor Luis Antonio Ladino, investigador del Centro de Ciencias de la Atmósfera de la Universidad Autónoma de México.

Los materiales biológicos y químicos que arrastra el polvo, que este año presenta una intensidad que no se había visto en más de medio siglo, son potencialmente dañinos para la salud respiratoria, precisa Ladino.

En la ciudad de Mérida, en Yucatán, se ha detectado un incremento de partículas en el aire del 300%, explicó el doctor.

Los especialistas recomendaron a la población a que se mantenga en casa y que utilice filtros de aire. "Son recomendaciones parecidas a las actuales [por el coronavirus]: permanecer en casa y protegerse con cubrebocas", aconsejó Alejandro Aguilar Sierra, investigador del Instituto de Geografía de la UNAM.

"La recomendación es proteger vías respiratorias usando cubrebocas y evitando que las partículas las respiremos pues una vez que las respiremos quedarán en la tráquea, pero hay partículas pequeñas que podrían quedar en los pulmones, pasando a los alvéolos y eso sí afectaría a la salud", alertó Aguilar Sierra.

Aunque es posible que una parte de esta nube de polvo llegue a otros estados centrales, no tendrá mayores efectos en la población, según estos expertos.

Las costas estadounidenses del Golfo ya comenzaron a sentir los efectos de la nube de polvo, que alcanzará Texas, Mississippi y partes de Florida en las próximas horas puede llegar hasta Washington a principios de la próxima semana.

Los servicios meteorológicos que monitorean los huracanes también vigilan las nubes de polvo del Sahara, ya que suelen evitar la formación de tormentas debido a sus masas de aire seca que las privan de la humedad y el calor, que son el combustible necesario para formarse y fortalecerse.

Los cielos lechosos y amarillentos, producto de condiciones extremadamente brumosas y visibilidad limitada, fueron reportados desde Antigua, Trinidad y TobagoPuerto Rico y hasta Cuba a principios de esta semana.

Vea también:

Gigante nube de polvo del Sahara cubre las islas del Caribe

Descubre dónde se encuentra el polvo cósmico que llega a la Tierra desde el espacio

Alertan a obreros sobre peligroso polvo tóxico en construcciones