Reuniones familiares, iglesias y bares: el coronavirus se está disparando de manera distinta que en primavera

Cerca de la mitad de los estados registra cifras de nuevos casos al alza, sobre todo entre jóvenes. Un experto prevé que algunos hospitales pueden llegar al colapso en dos semanas.

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUBSCRIBE
/ Source: Telemundo
By Francesco Rodella

Estados Unidos ha registrado en las últimas dos semanas un repunte de contagios de coronavirus en casi la mitad de su territorio, y en algunos estados los aumentos observados han sido de más de un 25%.

Zonas muy afectadas por la pandemia de COVID-19 en la primavera, como Nueva York y otros estados de la costa atlántica, están viendo reducirse la tendencia de nuevos casos, pero las infecciones más recientes se están descontrolando en áreas del Sur y del Oeste. Muchos nuevos contagios son de jóvenes veinteañeros o treintañeros.

El presidente, Donald Trump, ha mantenido en los últimos días que la subida se debe a que se están realizando más pruebas de detección respecto a fases previas de la crisis sanitaria. “Los casos están aumentando porque hacemos muchos más tests que cualquier otro país, y estamos en crecimiento. Con menos pruebas, mostraríamos menos casos”, escribió este martes en la red social Twitter.

 

 

Sin embargo, la mayoría de los expertos en salud consideran que se trata de una afirmación que, en el mejor de los casos, es cierta solo en parte, según apunta nuestra cadena hermana NBC News. Varios entre ellos ponen el foco en que, con la progresiva reapertura de las actividades económicas y públicas en muchos estados tras los periodos de cuarentena de primavera, también se han dado nuevas ocasiones para que el virus se propague

El diario The New York Times explica que se han localizado brotes vinculados con iglesias en Ohio, Alabama, Kansas o West Virginia; otros en una zona de bares estudiantiles en Luisiana; en casinos, restaurantes y hoteles en Las Vegas, Nevada; o en un campamento de verano en Colorado. 

[Florida supera los 100,000 contagios de coronavirus en una primera ola que se niega a terminar]

En Orlando, Florida, se han vinculado 152 casos positivos a un local cerca del campus de la Universidad de Florida Central, destaca la agencia de noticias The Associated Press (AP). "Hubo mucha transmisión allí", explicó el doctor Raúl Pino, funcionario de salud estatal en esa ciudad. “La gente está muy pegada. La gente no lleva máscarillas. La gente bebe, grita, baila, suda, besa y abraza, todo lo que sucede en los bares. Y todas esas cosas que suceden no son buenas para el COVID-19", agregó. 

En Carolina del Sur, se ha detectado un fuerte foco de contagios en la ciudad turística de Myrtle Beach, donde las personas han ido relajando las precauciones sanitarias mientras hoteles, restaurantes y playas han ido reabriendo, agrega AP.

 

 

El diario Los Angeles Times afirma que las autoridades sanitarias consideran las reuniones familiares y el abandono del distanciamiento social como un factor en el aumento de contagios y hospitalizaciones en varios condados. 

Erik Toner, experto del Centro Johns Hopkins para la Seguridad Sanitaria, dijo a NBC News que, en su opinión, los picos de contagios en varios estados se deben “básicamente a la misma razón”: el Memorial Day (celebrado el lunes 25 de mayo).

"En la última semana de mayo, la mayoría de los estados comenzaron a relajar seriamente las medidas de mitigación comunitarias”, observó. 

Según el citado diario, esas situaciones alimentan la incertidumbre sobre las próximas fases de la pandemia, ya que se suman a los que durante meses, mientras los estadounidenses se encerraban en sus casas, se han considerado como los escenarios más típicos para que el virus prospere: hogares de ancianos, prisiones y empacadoras de carnes

Arnold S. Monto, experto de la Universidad de Michigan, dijo que "la característica de este virus, y esto es lo que lo hace tan difícil de controlar, es que no necesariamente tiene una propagación uniforme". En su opinión, se trata de un patógeno "errático".

En el país se han detectado en total más de 2,300,000 contagiados por coronavirus y más de 120,000 personas han fallecido.

Una teoría “peligrosamente equivocada”

La epidemióloga Jennifer B. Nuzzo definió en el diario The Washington Post el argumento de Trump de que el aumento de casos se explica con la mayor cantidad de pruebas de detección realizadas (que ella considera de todas formas una herramienta útil para controlar la pandemia) como “peligrosamente equivocado”. 

“Para entender el por qué, debemos analizar no solo la cantidad de pruebas que realiza cada estado, sino también la tasa de positividad de esas pruebas.”, escribió. “En combinación, esas dos métricas dan una idea de si las infecciones aumentan, disminuyen o se mantienen constantes”, agregó, antes de especificar que la tasa de nuevos casos es mayor al 5% en más de 20 estados, lo que considera un porcentaje demasiado elevado. 

“En demasiados estados, la respuesta desalentadora es que el virus está corriendo por delante de las medidas de salud pública para contenerlo”, sentenció.

 

 

Las autoridades en estados como Florida y California han empezado a tomar medidas, como levantar advertencias respecto al distanciamiento social y al uso de mascarillas y decretar el cierre de locales que no están cumpliendo con estas normas de mitigación. En Miami se hará obligatorio el uso de tapabocas en la calle y lugares públicos.

El gobernador de Texas, Greg Abbott, advirtió el lunes que "serán necesarias medidas adicionales" si el número de casos continúa aumentando y que en tal caso puede tomar medidas drásticas contra las empresas que no requieren máscaras 

Sin embargo, en algunos casos, como en Georgia, los responsables políticos frenan sobre la posibilidad de volver a aplicar medidas drásticas, reporta el Washington Post. En ese estado, uno de los primeros en reabrir ciertos negocios hace casi dos meses, se está registrando un aumento de nuevos contagios, pero el gobernador, Brian Kemp, de momento no ha ido más allá de pedir a camareros, peluqueros y otros profesionales que trabajan de cara al público que lleven mascarillas  

Con información de NBC News, The New York Times, The Associated Press, Los Angeles Times y The Washington Post

Vea también:

Texas, Florida, California y Arizona registran cifras récord de contagios de coronavirus tras la reapertura

Texas registra récord de hospitalizaciones por coronavirus seis semanas después de la reapertura

Aumentan los contagios de COVID-19 entre la comunidad latina en California