Trump celebrará la construcción de 200 millas de muro fronterizo en Arizona: "El COVID-19 se propaga y él pasará por Yuma para recibir aplausos"

La seguridad fronteriza y el combate a la inmigración ilegal vuelven a centrar la campaña electoral del presidente, que este martes viajará a la ciudad de Yuma, ubicada en la frontera entre Estados Unidos para celebrar "el hito". Las cortes le han permitido continuar la construcción mientras se resuelven los litigios.

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUBSCRIBE
/ Source: Telemundo
By María Peña

WASHINGTON.— El presidente, Donald Trump, viajará este martes a Arizona por segunda vez desde 2017 para celebrar el hito de 200 millas de su prometido muro fronterizo. Reportes indican que lo hará sin mencionar que, en una zona aledaña, al menos dos trabajadores que construyen parte del muro se han contagiado del COVID-19.

Según la Casa Blanca, Trump viajará a Yuma donde participará primero en una mesa redonda sobre seguridad fronteriza con líderes locales, y luego revisará el muro fronterizo en el sector. Posteriormente viajará a Phoenix, la capital del estado, para ofrecer un discurso ante el grupo Students For Trump.

Trump estará acompañado del secretario interino de Seguridad Nacional, Chad Wolf, de su “número dos” en el Departamento de Seguridad Nacional, Ken Cuccinelli, y del comisionado interino de la Oficina de Aduanas y Protección de Fronteras (CBP, por su sigla en inglés), Mark Morgan.

Se trata del segundo viaje de Trump a Yuma desde 2017, cuando se reunió con agentes de la CBP y del Cuerpo de los Marines.

La Administración celebró las primeras dos millas del muro en el sector de Calexico (California), en octure de 2018, cuando la entonces secretaria de Seguridad Naciona, Kirstjen Nielsen, ordenó colocar una placa con el nombre del mandatario. Trump visitó la zona en abril de 2019.

La visita de Trump a Yuma, a sólo cinco meses de las elecciones generales, ha generado críticas de activistas y líderes demócratas, especialmente después de que autoridades de salud del Condado Pima confirmaron que al menos dos trabajadores de construcción en el sector de Ajo, contiguo a Yuma, se contagiaron con el COVID-19.

La frontera en el parque nacional Organ Pipe en el sur de Ajo, Arizona en febrero de este año. La construcción del muro ha destruido miles de especies en el área, incluyendo al cáctus Organ Pipe. AFP via Getty Images

Los trabajadores están bajo contrato del Cuerpo de Ingenieros del Ejército (USACE, por su sigla en inglés), que trabaja estrechamente con la CBP en la construcción del muro.  

Según informó recientemente el diario The New York Times, los dos casos se registraron en una clínica de Ajo, un pueblo cerca del Monumento Nacional Organ Pipe Cactus, donde continúan las obras de construcción del muro fronterizo.

Antes de que surgieran los casos, el legislador demócrata por Arizona, Raúl Grijalva,  había enviado una carta a la Administración para frenar la construcción del muro, precisamente para evitar la propagación del coronavirus porque, según explicó su oficina, las comunidades fronterizas como la de Ajo carecen de infraestructura para hacer frente a la pandemia del COVID-19.  

"La agente en Arizona tiene asiento en primera fila para ver los fracasos de la administración Trump, incluyendo el no conseguirnos los recursos para luchar contra la pandemia del COVID-19 y la rampante construcción de un inservible muro de vanidad... ahora que el COVID-19 se propaga entre los trabajadores de construcción del muro y amenaza con impactar a pequeñas comunidades fronterizas, pasa por Yuma para recibir aplausos", dijo Grijalva a Noticias Telemundo. 

"Lo único que ha logrado Trump en los últimos años es sembrar la división, satanizar a quienes lucen distintos, y dejar a nuestro país en peores condiciones. Seguiré apoyando a nuestros hermanos y hermanas para rechazar sus divisiones y defender la inclusión de los valores y diversidad de las comunidades en el sur de Arizona", enfatizó. 

Por su parte, la CBP y USACE dijeron que la seguridad de los empleados, contratistas y miembros de la comunidad fronteriza es “su máxima prioridad”, y las autoridades están tomando “medidas agresivas” para proteger a los trabajadores.

“Estamos maximizando el uso de teleconferencias, distanciamiento social, limpieza a fondo de áreas públicas y del personal, y respaldando horarios laborales flexibles, incluyendo teletrabajo”, indicó la nota enviada a Noticias Telemundo.

Además, cada contratista está obligado a entregar un plan de prevención de accidentes ante USACE, y debido a la pandemia del COVID-19, ese plan está adecuado a las medidas de seguridad recomendadas por las autoridades de salud locales, estatales y federales, agregó.

El Centro para la Diversidad Biológica y otros grupos ecologistas advierten de que el muro fronterizo pone en peligro a los habitantes y al ecosistema en las comunidades fronterizasFoto cortesía del Centro para la Diversidad Biológica / Noticias Telemundo

No obstante, la noticia de los dos casos sembró temor en la comunidad local, porque, desde principios de año, centenares de trabajadores de construcción, ingenieros y transportistas se han instalado en Ajo para las obras, compartiendo estrechas viviendas y frecuentando negocios locales.

“Nos enteramos de estos casos mediante el Condado, porque la Administración ha guardado completo silencio sobre esto. Temo que el número de casos sea mayor, porque estos trabajadores viven apiñados, compartiendo habitaciones de hotel", dijo a Noticias Telemundo Laiken Jordahl,  organizador de campañas del Centro para la Diversidad Biológica.

"Son un claro peligro para la salud pública en las comunidades fronterizas, que no tienen recursos para manejar un gran brote de coronavirus; la comunidad de Ajo ni siquiera tiene un hospital, y allí viven muchos ancianos. Este muro pone en peligro la vida de las personas en la frontera", advirtió.

Se prevé que la Corte Suprema se pronuncie esta semana sobre la demanda encabezada por el grupo ecologista contra la construcción del muro, que es una de varias demandas similares en los tribunales federales.

La administración Trump prosigue con la construcción del muro fronterizo pese a las advertencias de grupos como el de Jordahl, sobre el daño ecológico del proyecto.  

La meta original del Departamento de Seguridad Nacional es completar unas 450 millas de muro, a lo largo de una frontera común con México de 2,000 millas, para finales de este año.  

¿Una visita triunfalista?

Se prevé que Trump ensalzará la labor de su gobierno para reforzar la seguridad fronteriza, en unos momentos en que el combate a la inmigración ilegal será pieza central de sus esfuerzos de reelección.

La zona fronteriza con México ya contaba con unas 700 millas de barreras y vallas para cuando Trump asumió el poder en enero de 2017, pero ahora su Administración intenta reemplazar las barreras vehiculares con altos muros de hierro.

Algunos tramos de las 200 millas de muro de hecho son reemplazo de barreras vehiculares, pero la Administración Trump insiste en que el proyecto refleja que el mandatario está cumpliendo con su promesa electoral de resguardar la seguridad fronteriza.

Grupos ecologistas mantienen una demanda contra la Administración Trump para frenar la construcción del muro fronterizo en zonas sensibles para el ecosistemaFoto cortesía del Centro para la Diversidad Biológica / Noticias Telemundo

“Cada milla del sistema del muro fronterizo es nueva, ya sea en lugares donde nunca antes había barreras o reemplazando las barreras de acero vehiculares de cinco pies de altura con barreras de hierro de 18 o 30 pies de altura”, dijo a Noticias Telemundo, un portavoz de la CBP, Matt Dyman.

Las nuevas barreras, acompañadas de nuevas veredas y equipos de alta tecnología, le proporcionan a los agentes fronterizos “la capacidad que necesitan para cumplir con su labor de forma segura y eficaz en esos lugares”, enfatizó.

La administración Trump señala que la construcción del muro y otras operaciones de vigilancia han ayudado a frenar la inmigración ilegal.

Para el pasado 19 de junio, la CBP contaba con un presupuesto de aproximadamente $15,000 millones para la construcción del muro e instalación de diversos tipos de barreras a lo largo de 738 millas, aunque buena parte de esos fondos provienen de programas del Pentágono que la Administración Trump desvió hacia el muro por falta de consenso en el Congreso.

Según datos de la CBP, en lo que va del año fiscal 2020 y hasta mayo pasado, las autoridades arrestaron a 19,735 en la frontera del suroeste, un descenso del 65% respecto al mismo período del año fiscal anterior, cuando arrestaron a 56,207.

Tan solo en el sector de Yuma, los agentes arrestaron a 525 inmigrantes indocumentados, una caída del 91% respecto a los 5,949 detenidos en el mismo periodo del año fiscal anterior.

Vea también: 

El muro de Trump no frena el ingreso de indocumentados que ahora usan escaleras de 5 dólares para cruzarlo

Trump insiste en pintar el muro fronterizo para que sea "más caliente que el sol". Pero puede salir muy caro

Rescatado un migrante en lo alto del muro fronterizo: “se asustó” y quedó paralizado cuando cruzaba la valla