Confirman el hallazgo de los restos de Gregory Morales, desaparecido cerca de la base de Fort Hood, Texas

Las autoridades militares consideran esta muerte sospechosa, pero aseguran que no tienen elementos suficientes como para considerarla relacionada de alguna manera con el caso de Vanessa Guillén, desaparecida de la misma base.

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUBSCRIBE
/ Source: Telemundo

Autoridades militares han confirmado este domingo que los restos humanos hallados el pasado viernes en Killeen, Texas, donde se encuentra la base de Fort Hood, son los del joven soldado Gregory Morales, desaparecido cerca de allí en agosto de 2019. 

De esa misma base militar también desapareció en el pasado abril Vanessa Guillén, cuyo paradero aún resulta desconocido. 

[Los otros misterios sin resolver en la base militar donde desapareció la soldado de origen latino Vanessa Guillén]

Los restos de Morales fueron descubiertos en un campo cerca de Florence Road el viernes por la mañana, después de que agentes especiales del Comando de Investigación Criminal del Ejército recibieran información sobre la ubicación del cuerpo, explica un comunicado difundido por la cuenta en Facebook de esa base militar. 

Las autoridades aseguran que la muerte de Morales es “sospechosa” y ofrecen hasta 25,000 dólares a “cualquier persona con información creíble sobre las circustancias” de la misma. 

Los investigadores responsables del caso agregan que no tienen elementos para pensar que el caso de Morales y el de Guillén tengan algo que ver. 

Morales estaba a punto de salir del Ejército cuando desapareció de Fort Hood. Ese apellido es el que adoptó después de casarse, mientras que antes utilizaba el de Wedel. 

Fue visto con vida por última vez en la noche del pasado 19 de agosto, cuando se encontraba al volante de un auto privado, mientras que un último "contacto verbal" con él se registró al día siguiente, explica el comunicado de la base de Fort Hood. En esos momentos tenía 23 años. 

La causa de la muerte todavía no se ha confirmado, a la espera de que una autopsia la determine, agrega la nota. 

Tras desaparecer fue considerado un desertor por los responsables militares, quienes dejaron de buscarlo activamente. 

Los casos rodeados de misterios de Morales y Guillén no son los únicos pendientes de resolver en Fort Hood. Otros testimonios trazan un panorama aún más aterrador.

"Lo mismo que le pasó a Vanessa me pasó a mí", aseguró a Noticias Telemundo una joven de 21 años que no quiso mostrar su rostro ni dar su nombre por miedo a represalias. Según este testimonio, un sargento le dijo "cosas inapropiadas". La joven reportó el acoso y dos semanas después fue expulsada de las Fuerzas Armadas.

"Sé de otras mujeres a las que le pasó lo mismo", añadió. Otras cinco o seis personas sufrieron historias similares, pero la armada nunca habría hecho nada por resolver los casos, según su versión. 

"Me siento derrotada. No pude proteger a mi hijo", dijo hace algunos días a Noticias Telemundo la madre de Gregory Morales. Todavia no sabía que la misma semana encontrarían los restos de este joven.

Vea también

Lo que la soldado latina Vanessa Guillén le contó a su madre antes de desaparecer   

Investigan a dos sargentos de la base Fort Hood tras la desaparición de la soldado Vanessa Guillén