El mitin en Tulsa convoca a menos seguidores que los que Trump esperaba. La organización canceló parte del evento

El miedo al coronavirus no detuvo a los seguidores, aunque a Tulsa llegaron menos que los que Trump esperaba convocar. La organización culpó a manifestantes de la poca asistencia, sin dar pruebas de enfrentamientos.

Con una audiencia menor a la esperada, el presidente Donald Trump llevó a cabo su polémico mitin en Tulsa, Oklahoma, su primer acto de campaña desde el inicio de la pandemia del coronavirus.

El riesgo de contagio de COVID-19 no detuvo a los seguidores que llegaron hasta el BOK Center en el centro de Tulsa. Pese eran menos de los 19,000 que podían acceder al recinto, no se observó que mantuvieran distanciamiento social. Tampoco se les vio usando mascarilla, la cual no era obligatoria para ingresar al lugar.

Una residente de Tulsa que asistió al evento reconoció que la organización le pedía a las personas que usaran mascarilla antes de entrar al recinto, pero que eran libres de sacársela una vez adentro.

"Creo que los CDC y los demócratas están agrandando el virus. No estoy segura que una mascarilla vaya a protegerte", dijo Barbara Baccari, de 59 años, a NBC News, cadena hermana de Telemundo.

El presidente Donald Trump durante su mitin en Tulsa, donde se aprecian varios asientos vacíos.AP / AP

"Lo que estamos viendo en este mitin es una negación muy abierta" de que el coronavirus todavía representa un peligro para la salud, dijo el doctor Irwin Redlener, director del Centro Nacional de Preparación para Desastres de la Universidad de Columbia, a MSNBC.

El propio Trump afirmó durante su discurso que le había pedido a sus oficiales "frenar la cantidad de test que realizan", para de esa manera tener una menor cantidad de contagios.

"Aquí está la parte mala ... cuando haces las pruebas en esa medida, vas a encontrar más personas, vas a encontrar más casos. Así que le dije a mi gente, por favor, reduzcan las pruebas", fueron sus palabras.

Un alto funcionario de la Casa Blanca aseguró a NBC News que Trump "estaba claramente bromeando para llamar la atención sobre la cobertura absurda de los medios" en relación con la pandemia.

"Somos líderes mundiales en pruebas y estamos orgullosos de haber realizado más de 25 millones", dijo el funcionario.

El exvicepresidente y precandidato demócrata a la presidencia, Joe Biden, tuiteó una sencilla respuesta a Trump: "Acelera las pruebas".

En la previa al evento, al menos seis integrantes del equipo organizador dieron positivo al coronavirus.

La campaña decidió abruptamente cancelar parte del mitin. Un escenario previsto para que Trump y el vicepresidente Mike Pence hablaran a aquellos que se iban a aglomerar en las afueras del recinto fue desarmado sin llegar a ser utilizado.

La campaña no dio razones para esta cancelación, pero en el lugar había mucha menos gente que los organizadores y el propio Trump esperaban. En la semana, el presidente había dicho que un millón de personas había solicitado entradas para asistir a mitin, pero nunca dio muestras de eso. A Tulsa tampoco llegaron las 100,000 personas que la campaña esperaba.

Cientos de manifestantes inundaron las calles del centro de la ciudad y bloquearon en ocasiones el tráfico, pero la policía reportó solo unos cuantos arrestos. Algunos manifestantes se pelearon ocasionalmente a gritos con los partidarios de Trump, quienes los superaban en número y gritaban: "Todas las vidas importan".

Más tarde en la noche, un grupo de hombres armados comenzó a seguir a los manifestantes. Cuando estos bloquearon una intersección, un hombre con una camisa que mostraba su apoyo a Trump salió de una camioneta y los salpicó con gas pimienta.

Luego, cuando los manifestantes se acercaron a un autobús de la Guardia Nacional, los oficiales dispararon bolas de gas pimienta para hacerlos retroceder, según el portavoz de la Policía de Tulsa, el capitán Richard Meulenberg. Cuando el área fue despejada, los oficiales se marcharon.

El alcalde de la ciudad había decretado inicialmente una emergencia civil y toque de queda, pero luego de un llamado de Trump se retractó y quitó la medida.

La organización decidió enfocarse en los manifestantes y no en los riesgos del coronavirus. “Lamentablemente, manifestantes interfirieron con los seguidores incluso evitando que mucha gente pudiera llegar al mitin”, dijo el vocero de la campaña Tim Murtaugh, aunque no ofreció ninguna prueba de que esto realmente ocurriera.

Un acto muy polémico

El mitin había generado ya polémica desde que se anunciara hace más de una semana. El lugar escogido, Tulsa, es el sitio de la masacre de Greenwood, ocurrida en 1921, un ataque racista donde grupos de blancos atacaron a la comunidad negra de la ciudad. Uno de los principales focos fue el distrito de Greenwood, conocido también Black Wall Street, que fue incendiado y destruido. Se calcula que unas 300 personas fallecieron en los ataques.

Originalmente, Trump pretendía llevar a cabo el mitín este viernes 19 de junio, que conmemora Juneteenth, el fin de la esclavitud en Estados Unidos. Tras ser cuesionado por ello, la campaña movió la fecha al sábado 20.

"Muchos de mis amigos y simpatizantes afroamericanos se han acercado para sugerirnos que consideremos cambiar la fecha por respeto a este festivo, y en cumplimiento de esta importante ocasión y todo lo que representa", tuiteó el presidente.

Otra de las preocupaciones de las autoridades es el aumento en los contagios del coronavirus. Oklahoma es uno de los 20 estados que más nuevos casos de enfermos ha registrado en los últimos días. El estado alcanzó el jueves un máximo diario de 450 casos. El viernes hubo 352 nuevos casos y una nueva muerte, lo que elevó el número total de casos confirmados en el estado a 9,706 y 367 muertos, desde que la pandemia comenzó.

Nuevos casos de coronavirus diarios en el estado de Oklahoma.Felipe Gálvez, Telemundo

Tulsa, donde se encuentra esa ciudad, anunciaba el número más alto de contagios en un solo día desde el inicio de la pandemia del COVID-19 (136).

La organización entregó gel sanitizante y midió la temperatura de los asistentes. Pero se aseguró de no ser sindicada como responsable si alguien se contagia.

["Bajo su propio riesgo": Trump convoca a seguidores a un acto de campaña, pero si se contagian de COVID-19 no podrán demandar]

En el formulario para solicitar entradas, los asistentes deben renunciar a su derecho a demandar a la organización en caso de enfermarse con COVID-19. 

Con información de The Associated Press y NBC News.

Vea también:

Trump aceptará la nominación oficial republicana en Jacksonville, Florida

La pandemia del coronavirus puede impedir a cientos de miles de personas lograr la ciudadanía a tiempo para votar en noviembre

La votación por correo y otros desafíos de elegir un presidente en un año de pandemia