“Hemos ganado una batalla, pero no hemos ganado la guerra”, dice dreamer que encabeza lucha por DACA

La primera demanda contra el Gobierno por la cancelación de DACA, en 2017, lleva el nombre del dreamer mexicano, Martín Batalla Vidal, quien promete continuar la lucha a favor de los dreamers y de la legalización de toda la población indocumentada.
Martin Batalla Vidal encabezó la primera demanda en defensa de DACA en 2017 en la ciudad de Nueva York
Martin Batalla Vidal (segundo del centro), encabezó la primera demanda en defensa de DACA en 2017 en la ciudad de Nueva York, junto a los dreamers, de izquiera a derecha, Carolina Fung Feng, Anthony Alarcón, y Eliana Fernández. La Corte Suprema falló a favor de DACA, pero el presidente, Donald Trump, está empeñado en desmantelar el programa de alivio migratorio para unos 650,000 dreamers.  Foto cortesía de Martín Batalla Vidal / Noticias Telemundo

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUBSCRIBE
/ Source: Telemundo
By María Peña

WASHINGTON.— El dreamer mexicano, Martín Batalla Vidal, saltó de la cama al enterarse por televisión del fallo judicial a favor de DACA y, junto a su madre, se abrazaron y lloraron juntos. Ahora se prepara para la nueva batalla que promete el presidente, Donald Trump, para desmantelar el programa.

“Escuchaba sin papeles y sin miedo, y estaba en shock, no lo podía creer… mi madre empezó a llorar y me decía 'la hicimos', ganamos. Si ganamos es por nuestros padres, ellos son los soñadores originales porque sacrificaron todo“, dijo Batalla Vidal en entrevista con Noticias Telemundo desde Nueva York.

A sus 29 años, no le sorprende que ahora Trump haya anunciado que proseguirá la lucha contra el programa de “Acción Diferida para los Llegados en la Infancia” (DACA) de 2012 porque, según recordó, cuando el mandatario lanzó su candidatura presidencial en 2015, tildó a los inmigrantes mexicanos como “criminales”.

Hemos ganado una batalla, no hemos ganado la guerra, y si el presidente quiere seguir atacándonos, vamos a seguir peleando, porque al final del día somos luchadores. Queremos un alivio migratorio que incluya a nuestros padres”, enfatizó Batalla Vidal, quien llegó a Estados Unidos a los 7 años.

El activista dreamer recordó que DACA se consiguió por los dreamers que compartieron testimonios y llevaron su lucha a los tribunales, las protestas callejeras y campañas de presión en los pasillos del Congreso.

[Los 8 momentos clave del intenso recorrido de los dreamers desde la creación de DACA]

Una de las demandas de 2017 contra la administración Trump por la cancelación de DACA, entablada en Nueva York, lleva el nombre de Batalla Vidal, aunque incluye a los dreamers Carolina Fung Geng, Anthony Alarcón y Eliana Fernández. El caso se consolidó junto a otros dos al llegar a la Corte Suprema.

Este jueves, la Corte Suprema determinó, en un dictamen de 5.4, que la administración Trump actuó de forma ilegal al desmantelar DACA en septiembre de 2017, e instruyó al Departamento de Seguridad Nacional que presente otros razonamientos.

    En nombre de la mayoría, el presidente de la Corte Suprema, el conservador John Roberts, se sumó a cuatro jueces de corte progresista al determinar que la anulación de DACA se hizo de forma “arbitraria y caprichosa”, violando el “Acta de Procedimientos Administrativos”, que rige los cambios regulatorios del gobierno.

 

Trump dijo hoy en su cuenta en Twitter que su gobierno entregará documentos adicionales a la Corte Suprema, "para completar lo que requiere el dictamen".

Batalla Vidal, quien trabaja como asistente de enfermería con pacientes con lesiones cerebrales, llevaba meses a la espera del dictamen, y estuvo en Washington para la audiencia oral del pasado 12 de noviembre.

El activista refutó el argumento de Trump de que los dreamers “no obtuvieron nada” con el dictamen, al destacar que “las encuestas no mienten” y la mayoría de los estadounidenses apoya la legalización de los dreamers.

Este mismo viernes una nueva encuesta nacional, encargada por una coalición de grupos pro-inmigrantes, entre ellos America's Voice y FWD.us, indicó que el 72% de los estadounidenses apoya la legalización de dos millones de dreamers que llegaron a Estados Unidos de pequeños y que reúnan los requisitos.

El apoyo fue mayor entre los demócratas, con un 88%, comparado con el 69% de los independientes y el 57% de los republicanos.  

En general, sólo el 19% de los encuestados se opone a proveer una vía a la ciudadanía de los dreamers, aunque el porcentaje subió al 33% entre los republicanos.

¿Y el Congreso, qué?

Batalla Vidal también instó al Congreso a que apruebe pronto un proyecto de ley “limpio” –es decir, sin ataduras– que dé la legalización permanente a los dreamers.

El Congreso debe aprobar una reforma migratoria integral que incluya además a los once millones de inmigrantes indocumentados, afirmó.

Según él, la comunidad inmigrante no puede permitir una repetición de 2018, cuando Trump intentó condicionar la legalización de los dreamers a fondos para la construcción de su prometido muro fronterizo.

En la actualidad, la Cámara de Representantes, bajo control demócrata, aprobó en junio de 2019 un proyecto de ley que legaliza a los dreamers pero el Senado, en manos republicanas, no ha programado siquiera un debate sobre la medida.

Trump tiene previsto viajar a Arizona el próximo martes para inspeccionar la construcción del muro en ese trabajo de la frontera con México.

Un antes y un después de DACA

Nacido en un hogar humilde en México y criado por una madre soltera con cuatro hijos, Batalla Vidal afirmó que DACA, implementado por Barack Obama en agosto de 2012, ha abierto un mundo de oportunidades a más de 650,000 dreamers que “salieron de la sombra”.

“Al obtener DACA en 2012, me cambió la vida porque pude estudiar, pude sacar Seguro Social, cédula de identidad estatal, un permiso de trabajo”, afirmó Batalla Vidal, al subrayar que los “DACAmentados”  trabajan en todos los sectores de la economía y contribuyen con el pago de impuestos.

DACA “me dio la oportunidad de trabajar en lo que amo, que es ayudar a pacientes a caminar, a ayudar a sus familias”, enfatizó.

Dos victorias en una semana

Batalla Vidal, que se describe como un activista gay, dijo que festejará este próximo domingo con una cena familiar otra importante victoria en la Corte Suprema: la igualdad de derechos en el campo laboral para la comunidad LGBTQ.

“Me siento contento porque tuve dos victorias esta semana, y gracias al apoyo de mi mamá, que siempre ha estado conmigo y le debo todo. Es mi pilar, siempre está conmigo en las buenas y las malas”, señaló.

En ese caso, la opinión de la mayoría estuvo a cargo del juez conservador, Neil Gorsuch, quien determinó el lunes que las empresas no pueden despedir ni discriminar a ningún empleado con base a su orientación sexual o identidad de género. Roberts y los jueces progresistas se sumaron al fallo de 5-4 a favor de la comunidad gay.

Las dos victorias en una sola semana sorprendieron a muchos dentro y fuera de Washington, tomando en cuenta que la Corte Suprema está bajo control de los conservadores: de los nueve jueces vitalicios, cinco son conservadores y cuatro son progresistas.

Batalla Vidal cree que la comunidad latina tiene que unirse para continuar defendiendo los derechos conquistados, porque los inmigrantes llegan a Estados Unidos “con ganas de superarse”.

Vea también:

Dos sorpresas de la Corte Suprema que dejan con la boca abierta: su dictamen sobre la comunidad LGBT y quién lo escribió

Los dreamers respiran, pero millones de inmigrantes siguen en vilo por estas decisiones de Trump

Fiestas virtuales de dreamers para celebrar “una ciudadanía artificial”. Y la lucha sigue: a muchos migrantes les falta aún protección