Trump elimina la norma que protegía a los pacientes transgénero de ser discriminados por los servicios de salud

El Departamento de Salud y Servicios Humanos explicó que ahora las protecciones serán acordes "al significado básico de la palabra 'sexo' como masculino o femenino, determinado por la biología". Lo que deja sin validez las regulaciones de la era Obama que respetaban la identidad de género de cada persona.
SUPREME COURT
Manifestantes protestan frente a la Corte Suprema para pedir protecciones laborales mientras se escuchan argumentos relacionados con las personas transgénero, en octubre de 2019.Getty Images

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUBSCRIBE

La administración de Donald Trump anunció el viernes una norma que anula las protecciones impuestas para las personas transgénero por el expresidente Barack Obama, que prohibía que fuesen discriminados al recibir atención médica.

Se trata de una decisión que ha sido aplaudida por la base religiosa y conservadora del mandatario.

El Departamento de Salud y Servicios Humanos explicó que ahora las protecciones serán acordes "al significado básico de la palabra 'sexo' como masculino o femenino, determinado por la biología". Lo que deja sin validez las regulaciones de la era Obama que respetaban la identidad de género de cada persona (que nacen con un sexo biológico pero se identifican con el género opuesto).

Vulnerables y sin protecciones

Las reacciones por parte de personas del colectivo LGBTQ no han tardado. Hombres y mujeres transgénero han denunciado y alertado en redes que esta medida atenta contra su propia vida. 

Esta imagen de archivo del 26 de junio de 2015 muestra a la Casa Blanca iluminada con los colores del arcoiris para conmemorar la decisión de la Corte Suprema que legalizó el matrimonio igualitario en Estados Unidos.AP

La nueva regulación permitirá que los médicos se nieguen a ofrecerles servicios de salud (incluyendo abortos y cirugías de reasignación de sexo), algo que hasta ahora era ilegal.

"No sabemos cuántas personas LGBTQ han muerto por negárseles tratamiento por su orientación sexual o identidad de género, pero sabemos que la discriminación que puede potencialmente permitir la muerte es común", aseguró en Twitter la militar veterana, activista de Human Rights Campaign y mujer transgénero, Charlotte Clymer, luego de contar en un hilo la historia de otra mujer trans que murió como consecuencia de haber sido discriminada por el personal médico.


La regulación que aprobó Obama para prohibir la discriminación no llegó a entrar totalmente en vigor porque en diciembre de 2016 fue suspendida por un juez de Texas, por lo que el anuncio de Trump este viernes tiene un gran contenido simbólico y busca satisfacer a su base electoral de la derecha cristiana.

No obstante, la norma de Trump sí otorga protecciones legales a aquellos doctores que se nieguen a atender a pacientes transgénero y que no quieran practicar abortos, con base en sus creencias.

[Costa Rica se convierte en el primer país de América Central en legalizar el matrimonio homosexual]

Además, la regulación deja sin protección a aquellos pacientes que no hablan inglés, que ya no tendrán derecho a un traductor.

Asimismo, la norma afecta a las personas con discapacidad que no podrán reclamar al hospital ayuda para acceder a sus instalaciones y, también, perjudica a quienes tienen dificultades para ver y oír porque ya no tendrán derecho a la tecnología necesaria para entender al médico.

Desde que llegó a la Casa Blanca en 2017, Trump ha erosionado los derechos del colectivo LGBTQ (lesbianas, gays, bisexuales, transgéneros, queers), en un gesto hacia su base electoral más conservadora.

También ha tomado medidas para dificultar el acceso al aborto, como dejar sin fondos públicos a las clínicas de planificación familiar que ofrecen el procedimiento –que es legal en Estados Unidos desde 1973) o desvían esos procedimientos a otros especialistas.

Los grupos LGBTQ recuerdan que se necesitan protecciones explícitas para las personas que buscan un tratamiento de reasignación de sexo, e incluso para las personas transgénero que necesitan atención para enfermedades comunes como diabetes o problemas cardíacos. Pero los conservadores alegan que la administración de Obama excedió su autoridad legal al interpretar ampliamente el género.

La reversión se produce a mediados del Mes del Orgullo LGBTQ. Activistas y legisladores demócratas recordaron que el viernes también fue el cuarto aniversario del tiroteo masivo en el club nocturno gay Pulse en Orlando, Florida, en el que murieron 49 personas.

Detrás de la disputa sobre los derechos legales hay una condición médicamente reconocida llamada "disforia de género": incomodidad o angustia entre el género con el que una persona se identifica y el sexo con el que ha nacido. Las consecuencias pueden provocar depresión severa. El tratamiento puede variar desde cirugía de reasignación de sexo y de hormonas hasta personas que cambian su apariencia externa adoptando un peinado o ropa diferente.

Muchos colectivos conservadores no están de acuerdo con el concepto. "Bajo la antigua regla de Obama, los profesionales médicos podrían haberse visto obligados a facilitar las cirugías de reasignación de género y los abortos, incluso si creían que esto era una violación de su conciencia o creían que era perjudicial para el paciente", argumentó Mary Beth Waddell de la organización conservadora religiosa Consejo de Investigación Familiar.

La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, opinó: "La libertad religiosa no es justificación para el odio o la intolerancia, y todo estadounidense tiene derecho a buscar y recibir atención sin intimidación ni miedo".

[Por qué las personas alrededor del mundo tienden a aceptar a las lesbianas más que a los hombres gay, según estudio]

La Asociación Médica Estadounidense criticó enérgicamente la acción de la administración Trump. "El gobierno federal nunca debería hacer que sea más difícil para las personas acceder a la atención médica, durante una pandemia o en cualquier otro momento", denunció la doctora Susan Bailey, presidenta del grupo.

"Nadie debería temer ser rechazado por un proveedor médico por quiénes son o las decisiones personales de salud que han tomado", dijo Fatima Goss Graves, presidenta del Centro Nacional de Derecho de la Mujer.

La Universidad de California en Los Ángeles (UCLA, en sus siglas en inglés) anunció que ya está trabajando para tratar de evitar el retroceso de las protecciones para las personas transgénero. El grupo de derechos civiles LGBTQ Lambda Legal anunció que demandará la decisión.

Más de 1.5 millones de estadounidenses se identifican como hombres y mujeres transgénero, según el Instituto Williams, un grupo de expertos que se enfoca en la política LGBT en la Facultad de Derecho de la UCLA. El 4,5% de la población, se identifica como lesbiana, gay, bisexual o transgénero en el país, según Gallup, una empresa estadounidense de análisis y asesoría.

[La Marina de EE.UU. otorga la primera exención para que un miembro transgénero sirva bajo su género preferido]

Para la administración Trump, este es el último de una serie de pasos para revocar las protecciones recién ganadas para las personas LGBTQ en áreas que van desde su participación en el Ejército hasta la vivienda y la educación.

La administración también trabajó para restringir el servicio militar de hombres y mujeres transgénero, propuso permitir que ciertos refugios para personas sin hogar tengan en cuenta la identidad de género y concluyó en un memorando del Departamento de Justicia de 2017 que la ley federal de derechos civiles no protege a las personas transgénero de la discriminación en el trabajo.

Con información de EFE y AP.

Lea también:

Una foto del gobernador de Kentucky con drag queens provoca comentarios polémicos

Utah prohíbe la terapia de conversión para niños LGBTQ

La Iglesia Metodista Unida busca dividirse por diferencias con el matrimonio homosexual