La "catástrofe" electoral de Georgia no es un buen augurio para las elecciones presidenciales de noviembre

Largas filas, falta de máquinas de votación y escasez de papeletas fueron algunos de los problemas que reportaron los votantes, casi todos pertenecientes a minorías, que fueron calificados de "inaceptables" y serán investigados.

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUBSCRIBE
/ Source: Telemundo

Por Kevin Collier, Cyrus Farivar, Dareh Gregorian and Ben Popken – NBC News

Filas de horas para votar, problemas con las nuevas máquinas y escasez de las boletas disponibles afectaron el martes a los votantes que viven en condados de comunidades negras o hispanas en Georgia, condiciones que el secretario de Estado calificó de "inaceptables" y prometió investigar.

Los demócratas y los oficiales que actúan como observadores electorales dijeron que los problemas de votación, en un estado que ha estado plagado por años por problemas similares, junto con acusaciones de discriminación racial, no son un buen augurio para las elecciones presidenciales de noviembre, cuando este estado del sur se lo podrían disputar demócratas y republicanos.

"Esto parece estar sucediendo en todo Atlanta y quizás en todo el condado. La gente ha estado en fila desde antes de las 7:00 de la mañana de esta mañana", tuiteó la alcaldesa de Atlanta, Keisha Lance Bottoms, una demócrata, poco después de que se suponía que debían abrir los centros de votación, pero en algunos casos todavía no habían abierto.

[La votación por correo y otros desafíos de elegir un presidente en un año de pandemia]

Cody Cutting estaba en una larga fila en el Centro Comunitario Lang Carson en el barrio Reynoldstown en Atlanta, donde la línea le daba la vuelta a la cuadra y algunas personas esperaron para votar por 4 horas y media.

"La gente está un poco frustrada, pero su ánimo todavía está bien. Los vecinos están trayendo comida, agua y sillas", le dijo a NBC News.

También se reportaron largas esperas en otras partes de los condados de Fulton, DeKalb y Gwinnett.

El secretario de Estado Brad Raffensperger, un republicano, dijo que los problemas "en ciertas zonas" en los condados de Fulton y DeKalb eran "inaceptables".

"Mi oficina ha abierto una investigación para determinar qué deben hacer estos condados para resolver estos problemas antes de las elecciones de noviembre", dijo en un comunicado.

Mientras tanto, todavía es demasiado pronto para declarar un resultado en las primarias del Senado demócrata en Georgia. Allí, los candidatos deben ganar más del 50% de los votos para evitar una segunda vuelta.

Una historia de problemas de votación masivos

Problemas parecidos también plagaron el condado de Fulton en 2018, lo que despertó denuncias de represión del voto de parte de los demócratas. El secretario de estado en ese momento era Brian Kemp, un republicano, que terminó ganando la gobernación por un estrecho margen contra la demócrata Stacey Abrams. Abrams en ese momento calificó las elecciones como "podridas y manipuladas".

Ella tuiteó el martes que "los georgianos se merecen algo mejor que esto".

"De Jasper hasta Fulton, hasta Coffee & Chatham, largas filas, máquinas inoperables y las comunidades de escasos recursos están siendo perjudicadas", escribió Abrams, y agregó que Raffensperger "es el dueño de este desastre… Debe dejar de señalar y arreglarlo".

Los demócratas han apuntado a Georgia, que ha agregado 700,000 votantes registrados a las listas desde 2018, como un posible estado decisivo en noviembre. Rachana Desai Martin, la directora nacional de protección de votantes para Joe Biden, el presunto candidato presidencial demócrata, dijo que lo que ocurrió el martes es "inaceptable" y señaló que muchos votantes reportaron que solicitaron, y nunca recibieron, boletas en ausencia.

"Solo nos quedan unos pocos meses hasta que los votantes de todo el país vuelvan a las urnas, y los esfuerzos deberían comenzar de inmediato para garantizar que cada georgiano, y cada estadounidense, pueda ejercer de manera segura su derecho al voto", dijo Martin. NBC News y Telemundo proyectan que Biden ganará las primarias demócratas en el estado. Martin dijo que la campaña de Biden "permanecerá totalmente comprometida en la defensa" del derecho al voto.

El presidente ejecutivo del condado de DeKalb, Michael Thurmond, culpó de los problemas del martes a Raffensperger, quien, según Thurmond, debería ser investigado por la oficina del gobernador.

"Es responsabilidad del secretario de Estado capacitar, preparar y equipar al personal electoral en todo el estado para garantizar un acceso justo e igualitario a las urnas. Aquellos georgianos que han sido privados de sus derechos por el caos estatal que ha afectado el sistema de votación hoy en numerosos DeKalb los recintos y en todo el estado de Georgia merecen respuestas", dijo Thurmond.

Kristen Clarke, presidenta y directora ejecutiva del Comité de Abogados por los Derechos Civiles Bajo la Ley, un grupo de derechos civiles, calificó la elección como "una catástrofe".

"Si consideramos las elecciones primarias como una práctica para noviembre, Georgia recibió una F hoy ", dijo Clarke.

La gente espera en la fila para votar en las elecciones primarias de Georgia en Atlanta el martes 9 de junio de 2020.   Elijah Nouvelage / Getty Images

Ella dijo que a su grupo lo inundaron llamadas de "votantes que encontraron barreras para votar en los sitios de votación que no estaban abiertos a tiempo, mal funcionamiento del equipo, largas colas con varias horas de espera, papeletas de repuesto insuficientes y más".

Clarke dijo que tres cuartos de los votantes que llamaron con problemas se identificaron como afroamericanos.

En Roswell, un suburbio mayormente blanco de Atlanta, hubo muchos menos problemas. Brian Takahashi votó allí y dijo que "todo salió bien".

"Hubo problemas con los sistemas de votación durante como 25 minutos. Después, fue fácil", dijo, y estimó que estaba "fuera de la puerta" en 20 minutos después de que se resolvió el problema.

El gran jugador de baloncesto LeBron James intervino en Twitter.

"Todos hablando de '¿cómo arreglamos esto?' Dicen '¿salir y votar?' ¿Qué hay de preguntar si cómo votamos también es estructuralmente racista?”, escribió. LeBron estaba replicando el recuento de una reportera de Politico, Laura Barrón-López, sobre una mujer negra a quien le tomó tres horas votar en donde vive, que es de mayoría negra, hasta que decidió ir a la zona donde la mayoría son blancos, y allí encontró que la votación ocurría sin problemas.

Robb Pitts, presidente de la Junta de Comisionados del Condado de Fulton, le dijo a The Atlanta Journal-Constitution que "todo lo que podría suceder o salir mal ha salido mal hasta ahora".

Señaló numerosos problemas, como menos recintos electorales, nuevas máquinas de votación y problemas de votación en ausencia.

Nicholas Roth, de 30 años, dijo que había estado en la fila de un recinto de Atlanta donde le dijeron a la mujer que tenía delante que no podía votar porque ya había pedido una boleta de votación en ausencia.

"Ella respondió: 'Nunca recibí una boleta de votación en ausencia. Por eso estoy aquí'", dijo Roth. La mujer fue enviada a un área con otros posibles votantes que habían tenido problemas similares.

"La gente había solicitado boletas en ausencia, pero no llegaron a tiempo para devolverlas, pero cuando se presentaron para tratar de votar en persona, fueron bloqueados porque el sistema había indicado que ya tenían una boleta en ausencia, lo cual, nuevamente, ellos dicen que nunca la recibieron", dijo Roth.

Además de los dolores de cabeza estaban las nuevas máquinas de votación, con las que tuvieron que luchar tanto trabajadores electorales como los votantes.

Cuando los votantes se registran, los trabajadores electorales les dan tarjetas, que insertan en máquinas con pantalla táctil para registrar sus votos. Luego, las máquinas imprimen boletas de papel que los votantes insertan en los escáneres.

El nuevo sistema se implementó tras acusaciones de que el sistema anterior no era seguro. Activistas locales demandaron al secretario de Estado hace tres años, señalando que el sistema no produjo registros en papel.

La gente espera en la fila para votar en las primarias de Georgia en Atlanta el martes 9 de junio de 2020.   Elijah Nouvelage / Getty Images

A principios de este año, Georgia cambió a un nuevo sistema de votación creado por Dominion Voting Systems, que según el gobierno estatal debería mitigar la mayoría, si no todas, las preocupaciones de los demandantes.

Richard DeMillo, profesor de ciberseguridad en Georgia Tech que observó el proceso de votación en el Auditorio de College Park en el suburbio de Atlanta de College Park, lo calificó de "bastante caótico". Citó los cuellos de botella de los retrasos en el registro de votantes y estimó que la mitad de las máquinas del centro estaban apagadas y no estaban en uso.

"No se le está dando orientación a mucha gente", dijo DeMillo, quien vio a los votantes no acostumbrados al nuevo sistema a veces alejarse de las máquinas con sus boletas de papel sin escanearlas, a quienes los trabajadores electorales tenían que "agarrar por el cuello" para asegurarse de que sus votos fueran contados.

Eddie Pérez, experto en tecnología electoral del Instituto OSET, una organización sin fines de lucro de tecnología electoral, dijo que la nueva maquinaria, combinada con la consolidación de los lugares de votación y la escasez de papeletas de papel provisionales y de emergencia en algunos lugares, puede haber creado una "reacción en cadena" que condujo a las largas colas.

Eso provocó que la Oficina del Condado de Fulton anunciara que algunos lugares de votación permanecerían abiertos después del cierre oficial a las 7 p.m. ET.

Un portavoz de Dominion dijo que a partir de las 4 p.m. ET, el fabricante había tenido que reemplazar solo 10 piezas de "equipo de votación", como escáneres, impresoras y pantallas táctiles, de aproximadamente 30,000 sistemas de votación en todo el estado.

Raffensperger le atribuyó los problemas de votación del martes a los funcionarios locales.

"Obviamente, la primera vez que se usa un nuevo sistema de votación habrá una curva de aprendizaje, y votar en una pandemia solo aumentó estas dificultades. Pero todos los demás condados enfrentaron estos mismos problemas y estuvieron significativamente mejor preparados para responder para que los votantes tuvieran cada oportunidad de votar", dijo.

El Partido Demócrata del estado lo culpó, diciendo que su oficina no pudo proporcionar "apoyo y capacitación adecuados".

"Exigimos acción a nivel estatal de parte del secretario de Estado, el principal funcionario electoral en Georgia, para solucionar este problema de inmediato", dijo el partido en una declaración.

Traducido por Juliana Jiménez J. 

Lea también:

La votación por correo y otros desafíos de elegir un presidente en un año de pandemia

Trump dice que el Partido Republicano se ve "forzado" a buscar otro estado distinto a Carolina del Norte para su convención

Trump quiere regular a las redes sociales. ¿Ataque a la libertad de expresión o distracción política?