Más de 60,000 personas pueden morir en verano por el coronavirus. Usar mascarilla puede evitarlo

La reactivación económica ha disparado los contagios. Ante la trágica previsión de muertes en los próximos meses, expertos recomiendan cómo evitarlo.

Aunque durante las últimas semanas pareció estar en segundo plano por las protestas contra el racismo y la brutalidad policial, la pandemia del coronavirus sigue sin estar contenida en Estados Unidos, donde se han superado ya los dos millones de casos en lo que amenaza con convertirse en una segunda ola de contagios.

De acuerdo a la actualización más reciente del modelo citado frecuentemente por la Casa Blanca, las muertes por el COVID-19 pueden llegar a 170,000 a fines de septiembre.

Eso representa un aumento de casi 60,000 fallecidos sobre las 112,000 muertes que el virus ha provocado en Estados Unidos, que es casi tres veces la cifra de los otros dos países más afectados, Reino Unido y Brasil.

La proyección del Instituto de Métricas de la Salud de la Universidad de Washington revierte el curso a la baja que venía mostrando la curva de contagios y muertes en las últimas semanas, debido principalmente a la reapertura económica y el fin de las medidas de cuarentena obligatoria.

Tras casi dos meses de cierre, hoy día todos los estados están en fase de reactivación, permitiendo la apertura de tiendas, parques, gimnasios, centros de belleza y playas.

Ello ha permitido que la cifra de desempleo haya caído en más de un punto, de 14.7% a 13.3%, aunque sigue siendo la más alta de la que se tenga registro. Hay cerca de 20 millones de personas sin trabajo y en la última semana se han sumado 1.5 millones de solicitudes de ayuda por desempleo.

Pero la vuelta a la normalidad ha elevado también los casos de contagio. En Texas, donde el presidente, Donald Trump, realizará este jueves una cena para recolectar fondos para su campaña de reelección, los contagios repuntaron en la última jornada, con 2,600 nuevos casos, el número diario más alto desde el inicio de la pandemia y casi 1,000 más que los registrados en los siete días anteriores.

 

Gráfico que muesta la cantidad de contagios en los últimos siete días en algunos estados del país, con datos de John Hopkins University.Felipe Gálvez, Telemundo

Mientras los contagios van constantemente a la baja en estados como Nueva York, donde algunas ciudades están aún en la fase 1 de la reactivación económica tras sufrir el golpe más duro de la pandemia en este país, en otros aumentan día a día, como en Florida, donde este miércoles se reabrieron las playas.

En la última jornada se registraron 1,400 contagios en este estado, más que los anotados en los siete días anteriores. La situación en CaliforniaArizona es similar. En este último estado, legisladores y profesionales médicos advierten que podría no haber suficientes camas en emergencias para hacer frente a este repunte.

"Necesitamos precaución, tener cuidado", dijo Cuomo comentando el progreso en New York y el alza que se ha visto en otros estados. "Los números son buenos, pero eso es hasta hoy. Y no podemos cometer el error de limpiar todo lo que hemos hecho. Debemos seguir siendo inteligentes. El COVID no se ha ido", agregó.

El excomisionado de la Agencia de Alimentos y Medicamentos (FDA) Scott Gottlieb considera que no se trata de una segunda ola: “En realidad nunca superaron la primera ola. Creo que deberíamos estar preocupados por la gran propagación que estamos viendo en estados como Arizona, Texas y las Carolinas”, explicó en CNBC.

Trump descarta volver a cerrar la economía

Trump ha cerrado la puerta a volver a decretar cuarentenas y a paralizar la economía de nuevo, a solo cinco meses de las elecciones presidenciales.

El secretario del Tesoro, Steve Mnuchin, afirmó este jueves a CNBC: “No podemos volver a cerrar la economía. Creo que hemos aprendido que si la paralizamos, vamos a crear más daño, y no sólo me refiero a daño económico”.

Esta opinión la comparten varios gobernadores y autoridades estatales, que dicen estar más preparados por detectar brotes del contagio, así como contar con más pruebas y material médico para enfrentar la emergencia de mejor manera que cuando comenzó.

"No sé si alguien tenga ganas de un cierre masivo otra vez", asguró la secretaria de Salud de Tennessee, Lisa Piercey, a la web informativa Politico.

[Trump culpa a las pruebas por el aumento de casos de COVID-19. Los expertos culpan a la reapertura de los estados]

En la Casa Blanca las reuniones del equipo de trabajo contra el coronavirus han sido cada vez menos frecuente. Según reporta CNN, la actividad de este grupo encabezado por el vicepresidente, Mike Pence, se redujo a un encuentro a la semana, y sus ruedas de prensa se suspendieron después del 27 de abril. Este jueves, sin embargo, mantendrá su segunda reunión semanal, ante el repunte de casos. 

El líder demócrata Chuck Schumer exigió este jueves a los integrantes del equipo de trabajo realizar una sesión informativa con senadores la próxima semana. “Necesitamos entender por qué están ocurriendo estas alzas en la cantidad de contagios y cómo adaptaremos nuestra respuesta nacional”, dijo.

Entrevistado por BIO Digital durante una conferencia virtual sobre la salud transmitida este martes, uno de los miembros más destacados del grupo de expertos de la Casa Blanca, Anthony Fauci, aseguró que la enfermedad se ha transformado en "la peor de mis pesadillas". El también director del Instituto Nacional de Enfermedades Infecciosas advirtió que "esto aún no termina".

Estudio afirma que uso de la mascarillas es clave para frenar contagios

Pence ha sido cuestionado por haber publicado en sus redes sociales una fotografía donde se le ve junto a un gran grupo de personas que trabaja en la campaña presidencial de Trump. Ninguno utilizaba mascarillas ni se respetó el distanciamiento social. En Virginia aún están prohibidas las reuniones de más de 10 personas. La fotografía fue luego borrada.

 

 

No es la primera vez que las máximas autoridades no utilizan mascarilla en sus reuniones con otras personas. Trump se ha negado constantemente a utilizarla y aunque Pence sí ha sido visto con un tapaboca en varias ocasiones, la fotografía que publicó y luego borró da cuenta de que esa no ha sido una constante.

Un estudio llevado a cabo en Reino Unido por investigadores de la Universidad de Cambridge simuló el uso de la mascarilla por 60 millones de personas durante la mayor parte del tiempo. La conclusión es que de esa manera se evitaría una segunda o tercera ola de contagios, ya que la propagación bajaría a tal punto que no serían necesarias otras medidas de mitigación como las cuarentenas.

Según los autores del estudio, cubrirse la nariz y la boca es la forma más efectiva para evitar un contagio y darle tiempo necesario al desarrollo de una vacuna que acabe con la pandemia.

Vea también:

Estados Unidos supera las 110,000 muertes por coronavirus

La ciudad de Nueva York reporta su primer día sin muertos por coronavirus desde mediados de marzo

¿Por qué 14,000 personas se han ofrecido voluntarias para infectarse con el coronavirus?