Es oficial: la economía de Estados Unidos está en recesión (aunque podría ser un bache breve)

La crisis es el resultado directo del golpe financiero de la pandemia del coronavirus y pone fin a 11 años de crecimiento. Aun así, los mercados financieros han registrado una subida récord.

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUBSCRIBE

El golpe financiero de la pandemia del coronavirus anunciaba la tragedia económica para Estados Unidos. Pero este lunes, la mala noticia fue confirmada: su economía está oficialmente en recesión.

La Oficia Nacional de Investigaciones Económicas (NBER, en inglés) dijo en un informe que la economía estadounidense entró en recesión en febrero, cuando el coronavirus comenzó a golpear al país.

[Estos son los mejores y peores trabajos ahora que Estados Unidos está en recesión económica por el coronavirus]

Según el organismo, el empleo, los ingresos y los gastos alcanzaron su punto máximo ese mes y luego cayeron drásticamente después de que el brote causara el cierre de las empresas a lo largo del territorio nacional, con el fin de frenar la propagación.

Se inició así una recesión después de casi 11 años de crecimiento económico, lo que representó un récord inigualable en la economía de la posguerra.

"La magnitud sin precedentes de la disminución del empleo y la producción, y su amplio alcance en toda la economía, justifica la designación de este episodio como una recesión, incluso si resulta ser más breve que otras contracciones anteriores", dijeron los economistas.

Negocios cerrados en Nueva York a causa del coronavirus. Getty Images

NBER, el árbitro en finanzas que decreta cuándo comienzan y terminan las recesiones, define este fenómeno como "una disminución de la actividad económica que dura más de unos pocos meses".

Por esa razón, el NBER generalmente espera más tiempo antes de determinar que la economía ha alcanzado este bache. En la recesión anterior, los economistas no lo declararon  hasta diciembre de 2008, un año después de que realmente hubiera comenzado. Pero en este caso, NBER dijo que el colapso económico por la pérdida de empleos e ingresos fue tan fuerte que tomaron la decisión con mayor rapidez.

Según el organismo, las recesiones comienzan en el mismo mes en que finaliza la expansión económica anterior. Debido a que la economía alcanzó su punto máximo en febrero, ese es el mes en que comenzó oficialmente esta recesión, en lugar de en marzo, cuando el desempleo comenzó a aumentar.

Una recesión que se prevé corta

En este momento, la tasa de desempleo es se ubica en un 13.3%, un poco por debajo del 14.7% en abril. Ambas cifras son más altas que en cualquier otra recesión desde la Segunda Guerra Mundial. 

El viernes, el Gobierno dijo en un esperado reporte sobre el tema que los empleadores agregaron 2.5 millones de empleos en mayo, una noticia sorpresiva que sugirió que las pérdidas de empleos podrían haber salido de su peor momento.

Mientras tanto, contradictoriamente los mercados financieros han estado reportando números cada vez mejores, pues los inversionistas han recuperado la confianza a raíz de la reapertura económica y el nuevo reporte sobre la creación de empleos. 

El índice Nasdaq tuvo una subida récord este lunes, al ganar 110.66 puntos, o 1.1%, y llegar a 9,924.74. El índice S&P 500 subió 38.46 puntos, o 1.2%, a 3,232.39 y está en su nivel más alto desde febrero. El Dow Jones, por su parte, aumentó 461.46 puntos, o 1.7%, a 27,572.44.

Las acciones que más se han beneficiado, debido a la gradual reapertura económica, son las relacionadas con las compañías pequeñas, las aerolíneas y las productoras de petróleo.

Se considera que una recesión termina cuando el empleo y la producción comienzan a repuntar nuevamente, no cuando alcanzan sus niveles previos a la recesión. Técnicamente, esto significa que es probable que la recesión termine pronto.

Si sucede, esta podría ser la más corta y profunda registrada en el país.

Se espera que el bache vaya seguido por una recuperación paulatina antes de que la economía logre recuperar sus niveles de producción y empleo previos a la pandemia. Algunos economistas dicen que esto podría tomar dos años o más, y que probablemebte a finales de este año la tasa de desempleo se ubique aún en un 10% o más.

Todos los estados han comenzado a reabrir sus economías, permitiendo así que las empresas hagan retornar a algunos empleados al trabajo. Pero la actividad económica está volviendo de una manera gradual.

Una recuperación completa no será posible hasta que los estadounidenses estén dispuestos a retomar sus hábitos de comprar, comer fuera y viajar. Eso podría no suceder hasta que se desarrolle una vacuna o las pruebas para detectar el virus estén más ampliamente disponibles.

Diane Swonk, economista de la firma de contabilidad Grant Thornton, dijo a la agencia AP que el comité de NBER podría terminar declarando que esta recesión terminó en mayo debido al hecho de que las contrataciones repuntaron ese mes, como señala el reporte de desempleo.

"Podríamos tener la recesión más corta de la historia; parece ridículo, pero podría ser", dijo Swonk. Aún así, la economía tardará mucho más en recuperarse, acotó.

"Este bache será excepcionalmente profundo", concluyó, "no sabemos qué tan rápido saldremos de él".

La crisis económica será peor para América Latina, según el Banco Mundial

La economía estadounidense no es la única en sufrir el golpe de la pandemia. Este lunes, el Banco Mundial (BM) pronosticó que la economía mundial se contraerá este año un 5,2%, el mayor desplome desde el fin de la II Guerra Mundial en 1945.

Latinoamérica será la región con un desplome más pronunciado, del 7,2%, el mayor en más de dos décadas: Brasil se prevé que se contraiga un 8% este año, México un 7,5% y Argentina un 7,3%.

Estados Unidos, por su parte, se contraerá un 6,1% este año y la zona euro un 9,1%, según el reporte.

"Estas son unas perspectivas profundamente aleccionadoras, con una crisis que probablemente dejará cicatrices duraderas y planteará gigantes desafíos globales", dijo Ceyla Pazarbasioglu, vicepresidente de Crecimiento Equitativo del BM, en una conferencia telefónica, al presentar el informe semestral de "Perspectivas Económicas Globales".

La institución financiera prevé que los ingresos per cápita desciendan un 3,6% a nivel global, lo que supondrá que entre 70 y 100 millones de personas puedan quedar por debajo del umbral de la extrema pobreza (menos de 1,90 dólares al día).

Todas las regiones del mundo caerán en abruptas recesiones, excepto Asia, que crecerá un 0,5%, aupada por la recuperación en la segunda mitad del año de China, con una tasa de crecimiento estimada del 1%.

Con información de AP y EFE

Vea también: