IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

El expresidente Obama alienta las protestas pacíficas por el caso Floyd y cree que representan "un cambio de mentalidad"

El primer presidente negro del país dijo que el cambio de actitud de los oficiales del orden respecto al tema del racismo debe comenzar “a nivel local” e instó a los alcaldes a revisar las políticas sobre el uso de la fuerza en sus Departamentos de Policía.

El expresidente Barack Obama dijo este miércoles en sus primeros comentarios televisados sobre el asesinato de George Floyd que todos los alcaldes de Estados Unidos deben revisar las políticas sobre el uso de la fuerza en sus Departamentos de Policía, y consultarlas con las comunidades.

El primer presidente negro del país (2009-2017) dijo que el cambio de actitud de los oficiales del orden debe comenzar “a nivel local” e instó a los alcaldes a comprometerse en informar los resultados de esa revisión a la comunidad y solicitar retroalimentación.

Su intervención fue parte de una discusión organizada por My Brother’s Keeper, un programa que Obama fundó en 2014 a raíz de la muerte a tiros por parte de la policía del adolescente negro Michael Brown en Ferguson, Missouri, y que tiene con fin abordar la desigualdad racial en el país. El panel incluyó al exfiscal general Eric Holder y otros líderes negros.

El exmandatario demócrata se refirió al problema del racismo en el país como “el pecado original de nuestra sociedad”.

El expresidente Barack Obama habló desde su casa en Washington, D.C.Obama Foundation

También adoptó un tono de optimismo, incluso cuando reconoció la desesperación y la ira que impulsaron a las protestas hace nueve días cuando Floyd, un hombre negro desarmado de 46 años, murió luego de que un policía blanco le presionó su rodilla en el cuello y lo asfixió durante un arresto en Minneapolis, Minnesota.

"De alguna manera, tan trágicas como han sido estas últimas semanas, tan difíciles, aterradoras e inciertas como han sido, también han representado una oportunidad increíble para que la gente se despierte a algunas de estas tendencias subyacentes", dijo desde su casa en Washington, D.C.

Obama invitó a los jóvenes que han liderado las protestas contra la violencia hacia los afroamericanos a continuar para asegurarse de que producen cambios, y opinó que el movimiento refleja un "cambio de mentalidad" inédito en la historia del país.

"Un cambio de mentalidad"

Aseguró que no está del todo de acuerdo con las comparaciones de las protestas actuales con los disturbios registrados tras el asesinato de Martin Luther King en 1968, porque "hay algo diferente" en el movimiento actual.

"Miras estas protestas (de ahora) y ves una muestra mucho más representativa de la diversidad de Estados Unidos en las calles, protestando pacíficamente, que se han sentido llamados a hacer algo. Eso no existía en la década de 1960, esta coalición tan amplia", subrayó.

[Siga nuestra cobertura completa del caso George Floyd

El exmandatario agregó que "aunque algunas protestas se han visto empañadas por las acciones de una minoría enana que se implicó en violencia, la mayoría de los estadounidenses sigue pensando que las protestas están justificadas", algo que "no habría pasado hace 40 o 50 años".

"Hay un cambio de mentalidad que está sucediendo, un mayor reconocimiento de que podemos hacer las cosas mejor", opinó.

Su intervención ofreció un contraste de tono con la forma en que su sucesor, el republicano Donald Trump, ha respondido a los disturbios, algunos de los cuales se han tornado violentos. Trump ha amenazado con desplegar al Ejército para sofocar las manifestaciones y ha dicho a los gobernadores que se pongan "más duros".

Obama rechazó implícitamente a aquellos, como Trump, que han centrado las críticas en los manifestantes.

"Para aquellos que han estado hablando sobre las protestas, solo recuerden: este país fue fundado a base de protestas", dijo. "Se llama la Revolución Americana".

La discusión del miércoles llevó por nombre "Reimaginar la vigilancia policial a raíz de la violencia policial continua” y abordó el problema recurrente de los prejuicios raciales en el sistema de justicia penal.

La semana pasada, Obama emitió un comunicado sobre el asesinato de Floyd, diciendo que tales eventos "no deberían ser normales en los Estados Unidos de 2020". Más tarde escribió un ensayo sobre cómo hacer de este momento un "punto de inflexión" para el cambio.

Vea también: