“No tienen opción”. Cinco lugares donde más trabajadores latinos sufren por el coronavirus

Las tasas de infección y muerte por el coronavirus son desproporcionadas entre latinos que se dedican a la agricultura o que laboran en empacadoras de carne y viven en estas ciudades.

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUBSCRIBE
/ Source: Telemundo

Los números desproporcionados de trabajadores esenciales latinos contagiados de coronavirus han prendido las alarmas en varios condados y ciudades del país.

En la ciudad de Nueva York, la mayoría de las muertes han sido de hispanos y afroamericanos. A 28 de mayo, hay una tasa de 225 muertes de latinos por cada 100,000 habitantes, la más elevada entre todas las razas y etnias. En comparación, la tasa en blancos es de 107 por cada 100,000 habitantes

El mismo fenómeno se ha registrado en otras ciudades como Chicago (Illinois) o Los Ángeles (California). Los expertos han explicado que los latinos están muriendo más en esos lugares porque no tienen acceso a servicios de salud y sufren condiciones de salud que los ponen en mayor riesgo de desarrollar complicaciones por el virus.

"Décadas de desigualdades institucionales y obstáculos para nuestras comunidades latinx ahora se amplían en esta pandemia", dijo el gobernador de lllinois, J.B. Pritzker, a principios de mayo.

Pero el impacto se ha extendido a otras ciudades con trabajadores esenciales latinos, que se dedican a la agricultura o laboran en empacadoras de carne donde se han contagiado y han sido abandonados por sus empresas.

Leonardo Cabaña llora en los brazos de su amigo, Raphael Benevides, junto al ataúd de su padre, Héctor Miguel Cabaña, quien murió de COVID-19 en Brooklyn, Nueva York.AP

Central Falls, Rhode Island

En Rhode Island, los latinos solo representan el 16% de la población pero son el 44% de los infectados. Este impacto desproporcionado es más evidente en Central Falls, donde más de la mitad de la población es latina.

La tasa de infección es de 4,138 casos por cada 100,000 habitantes, el doble que en Providence, la capital del estado, según el Departamento estatal de Salud.

"Realmente no es una sorpresa que se vean afectados de manera desproporcionada porque son los empleados esenciales en empleos que requieren una proximidad cercana a las personas, como hogares de ancianos o cualquier tipo de trabajo de servicio, donde los latinos están sobrerrepresentados", dijo Nellie Gorbea, secretaria de Estado de Rhode Island, a nuestra cadena hermana NBC News.

[Siga nuestra cobertura sobre la pandemia del coronavirus]

"Luego se van a casa, donde hay bastante gente", agregó, "no se van a casa a una casa suburbana donde es más fácil distanciarse socialmente y ponerse en cuarentena”.

El alcalde Central Falls, James Diossa, ha añadido que los latinos no acuden al médico cuando se sienten enfermos porque carecen de acceso a atención médica. Y tienen miedo en ocasiones porque están en el país sin documentos.

Además, no hay información estatal en español sobre la pandemia.

Woodburn, Oregon

Los latinos en Oregon representan el 13% de la población y el 31% de los casos de coronavirus. Esta devastación es más representativa en Woodburn, en el condado de Marion, donde mitad de la población es latina y se dedica a la agricultura. Ahí, hay una tasa de 702 casos por cada 100,000 habitantes.

"Son realmente los héroes que se enfrentan a situaciones de alto riesgo, y que van a trabajar todos los días, asegurándose de que nuestros seres queridos sean atendidos en hogares u hospitales, que se aseguran de que nuestros alimentos se cosechen, nuestros estantes estén abastecidos", djo Marni Kuyl, director de Servicios de Salud del condado, de acuerdo con el diario The Oregonian.

Aunque la Administración de Salud mplementó reglas temporales para las operaciones agrícolas, como distanciamiento de seis pies y equipo de protección, poderosas asociaciones agrícolas han argumentado que las empresas no sobrevivirán si implementan dichas reglas.

San Francisco, California

Los latinos constituyen el 39% de la población en California y el 55% de los casos confirmados de COVID-19, según el Departamento de Salud estatal. Un estudio de la Universidad de Berkeley registró que  son el grupo racial con menos posibilidades de trabajar desde casa durante la pandemia.

En San Francisco, el 46% de los casos confirmados afectan a hispanos, aunque representan al 15% de la población. 

[California inicia su plan de ayuda económica a indocumentados]

“Ves los extremos de lo que sucede cuando alguien se puede quedar en casa o alguien no puede. No es que la gente no quiera quedarse en casa. No es que no estén escuchando. No es que no estén educados. Es que no tienen una opción”, dijo a The San Diego Union Tribune la doctora Marlene Martín, profesora universitaria y doctora del Hospital General de San Francisco.

El proyecto Unidos en Salud, en coordinación con la Universidad de California, evaluó a más de 3,000 ciudadanos del distrito de Mission. El 90% de los que dieron positivo dijeron que no podían trabajar desde casa.

Buena Vista, Iowa

En Iowa, los latinos representan el 6% de la población y el 26% de los contagios, según el gobierno estatal. Los casos se han multiplicado en las empacadoras de carne, algunas de las cuales han cerrado tras el boicot de los trabajadores, en su mayoría latinos, que exigen mayores medidas de protección.

El condado de Buena Vista tiene una tasa de 3,000 infecciones por cada 100,000 habitantes, la más alta de todo Iowa. Este martes, las autoridades confirmaron un brote del virus en una planta cárnica de Tyson en el condado. Al menos 555 empleados han sido diagnosticados.

"Enviar a nuestros trabajadores a las plantas empacadoras de carne para matar los pisos sin equipo de protección es como enviar a los bomberos a una casa en llamas sin respiradores... O soldados al frente sin máscara de gas", dijo Eddie Mauro, un demócrata que se postula para el Senado.

Durham y Wake, Carolina del Norte

En Carolina del Norte hay más de 4,000 hispanos infectados de COVD-19. Aunque solo representan el 10% de la población en el estado, los hispanos suman el 36% de los casos, según el Departamento de Salud estatal.

En los condados de Wake y Durham, los hispanos representan el 32% y 50% de los casos confirmados, respectivamente. Ellos son quienes llenan las clínicas móviles y los centros de diagnóstico de coronavirus.

[Angustia en las procesadoras de pollo en Carolina del Norte: hay casos de COVID-19 y los empleados dicen estar desinformados y desprotegidos]

Julia Lockamy, enfermera de una clínica móvil establecida fuera de International Foods, en Raleigh, ha presenciado de cerca el impacto del virus en la comunidad latina.

"Muchos de estos pacientes que estoy viendo son las personas que recogen la lechuga que está en el estante de la tienda de comestibles... Son las personas que están haciendo activamente las cosas en las fábricas. Son las personas que están construyendo la construcción de estos nuevos edificios que van al centro de la ciudad”, dijo a la cadena ABC11.

Este martes, el gobernador, Roy Cooper, reconoció que las cifras han traído a la luz las inequidades en el acceso a la atención médica en el estado.

"Las comunidades afroamericanas e hispanas representan una cantidad desproporcionada de los casos confirmados por laboratorio y de muertes en comparación con su porcentaje de la población", dijo Cooper, "y debemos centrarnos en cómo podemos identificar estas disparidades y, lo más importante, trabajar para arreglarlas".

Con información de NBC News, ABC11, The San Diego Union Tribune, The Oregonian.

Lea también:

El coronavirus supera las 100,000 muertes en Estados Unidos. Trump repitió siete veces que no se alcanzaría esta cifra

Clinton, Bush y Obama también enfrentaron crisis. ¿Cómo se compara la respuesta de Trump al COVID-19?

La pandemia de coronavirus puede enviar a los doctores que salvan vidas a la ruina o a la cárcel