"No somos prioridad las mujeres para estas autoridades": las cifras de violencia hacia las mexicanas crecen en el confinamiento

Los grupos que atienden a las mujeres y niñas que padecen delitos como violencia doméstica o abuso sexual alertan que no tienen presupuesto para esta crisis de salud paralela.
/ Source: Telemundo

CIUDAD DE MÉXICO.- La violencia doméstica y familiar, los homicidios con dolo de mujeres, la violación y las llamadas al 911 por violencias contra las mujeres se han disparado en lo que va del año a pesar de la pandemia, según nuevas cifras del Gobierno mexicano. Y grupos sociales que protegen a mujeres alertaron que no se les ha entregado el presupuesto prometido para esta labor.

Los datos son muestra de cómo las agresiones a las mexicanas no han dado tregua, en medio del confinamiento del coronavirus. Tales delitos habían estado creciendo desde finales del año pasado, y motivaron una enorme marcha el 8 de marzo, Día de la Mujer, así como un paro de mujeres el 9 de marzo en todo México.

“Estamos en un contexto de una crisis económica y de una crisis de salud, pero parte de la crisis de salud son también las violencias contra las mujeres, que no se eliminan con una vacuna, sino con un presupuesto específico”, señaló Wendy Figueroa, directora de la Red Nacional de Refugios, albergues que dan atención a mujeres que han sido víctimas.

[Las mexicanas en primera línea de batalla contra el COVID-19]

A pesar de los números, el presidente Andrés Manuel López Obrador sugirió hace unos días que no cree que realmente estén aumentando los casos porque considera que las familias mexicanas son más amorosas.

Los datos de agresiones en casa hacia las mujeres y de feminicidios por parte de parejas en México, así como de impunidad y falta de justicia en esas situaciones, eran de los peores de todo el continente desde antes del coronavirus.

López Obrador afirmó además que el 90% de las llamadas de auxilio enviadas al 911 por mujeres son falsas. Pero las cifras recopiladas por un órgano público que es parte de la Secretaría de Gobernación desmienten esa noción.

El presidente, sin embargo, aseguró que la situación se maneja con un programa de protección a mujeres, pero las autoridades enfocadas en este tema se han rehusado a detallar de qué consta ese programa o siquiera si realmente existe.

“Nos sigue faltando la información sobre dónde está el dinero para la atención de las violencias hacia las mujeres”, indicó Tania Reneaum, directora en México de Amnistía Internacional. “Saber dónde está el presupuesto que fue aprobado y prometido en su momento” para grupos de atención “en medio de esta incertidumbre”.

Los datos publicados este lunes indican que hasta abril de 2020 los delitos considerados por el Gobierno como violencia de género habían subido en 27% respecto a los primeros cuatro meses del año pasado.

Las fiscalías reportaron de enero para abril 308 feminicidios – el crimen de asesinar a una mujer por razón de su género y que es precedido por otras violencias, como el abuso sexual– y registraron 987 homicidios con dolo de mujeres, la cifra más alta desde 2015. A veces las fiscalías catalogan como asesinatos dolosos los feminicidios, señalaron expertas.

Los registros de violación hacia abril han aumentado 3.4% respecto al año anterior y hubo 10% más reportes de violencia familiar hacia mexicanas.

[¿Por qué algunas personas dan positivo con COVID-19 varias veces después de haberse recuperado?]

Eso va en línea con lo que llevan alertando grupos de protección de las mujeres desde finales de marzo, cuando empezó el confinamiento por coronavirus.

La Red Nacional de Refugios, que ha recibido a la mayoría de las mujeres que han reportado violencia familiar durante el confinamiento, dijo que atendió 80% más llamadas de auxilio durante mayo y que hubo 50% más ingresos a todos sus centros, con más de 11,000 mujeres, niñas y niños.

Aunque las denuncias formales y carpetas de investigación por diversos delitos de violencias contra las mexicanas se han disparado en lo que va del año, hubo una caída en los registros de esos casos durante abril, según muestran las cifras oficiales.

Integrantes del Gobierno sugirieron que eso significa que "hay buenas noticias".

Pero las expertas alertan que no es necesariamente que hayan disminuido esos delitos, como las violaciones o la trata de personas, sino que por la contingencia del coronavirus menos mujeres tienen oportunidad de presentar sus denuncias formales.

[Así fueron encontradas estas mexicanas que estaban desaparecidas: en ‘pedacillos’]

Desde hace años en México hay una cifra negra mayor al 90%, de delitos que no se reportan a autoridades por desconfianza o temor a represalias.

“Hemos visto que las medidas de distanciamiento han resultado en muchas partes del mundo en mayores incidencias de violencia familiar, y también en una reducción de la posibilidad de reportar y de acceder a la justicia, por el miedo de salir a la calle y contagiarse o de hacer una llamada de auxilio en casa cuando el agresor está ahí al lado”, señaló Maïssa Hubert, subdirectora de Equis Justicia, grupo que promueve políticas públicas para fomentar la igualdad.

Una mujer camina frente a un letrero que pide quedarse en casa; muchas mexicanas no pueden hacerlo por necesidades económicas o por problemas de violencia en el hogar.AP

Los Centros de Justicia para las Mujeres, organismos gubernamentales pensados para atender casos específicos de violencias, tienen horarios muy reducidos de atención desde marzo debido a las medidas de distanciamiento social.

Muchos poderes judiciales también cerraron sus puertas sin prever mecanismos para tramitar ayudas como órdenes de alejamiento, de acuerdo con un reporte de Equis Justicia.

Hubert indicó que necesita haber mejor información por parte de las autoridades para que las mexicanas sepan que sí hay mecanismos de ayuda en vez de que aparatos del Estado "invisibilicen" al, por ejemplo, sugerir que las llamadas al 911 son falsas, como hizo el presidente López Obrador.

Quien tiene la responsabilidad de ver por la seguridad de su población es el Estado y estamos identificando cada vez más que no somos prioridad las mujeres para estas autoridades", lamentó Figueroa, de la Red Nacional de Refugios.

  • Si estás en México y crees estar en peligro en tu casa, comunícate a los siguientes teléfonos:

La Red Nacional de Refugios tiene albergues en todo el país y puede apoyarte en el 55 5243 6432 y el 01 800 822 4460 si llamas desde el interior de la república.

El Gobierno mexicano maneja, además del 911, teléfonos para cada estado, listados a continuación:

Lea también:

Para reabrir Ciudad de México, se plantea trabajar cuatro días y descansar diez

Mamuts en México: hallados restos de 60 animales en obras del nuevo aeropuerto

La votación por correo y otros desafíos de elegir un presidente en un año de pandemia