Una madre admite que ahogó a su hijo de 9 años con autismo tras fingir su secuestro en Miami

La mujer admitió que era la culpable de la muerte del niño y que él iba a estar "en un lugar mejor".

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUSCRÍBETE

Alejandro Ripley, un niño de 9 años con autismo, fue hallado muerto este viernes en Miami (Florida) después de que su madre fingiera su secuestro. Patricia Ripley, de 45 años, se declaró culpable de su muerte. La mujer intentó ahogarlo dos veces en dos canales diferentes de un campo de golf del suroeste de Miami-Dade.

La primera vez fue rescatado por residentes cercanos que escucharon sus gritos pero la segunda vez ya nadie lo ayudó.

La fiscal del estado de Miami-Dade, Hatherine Fernández Rundle, precisó que Ripley se enfrenta a cargos de intento de asesinato y premeditación y está detenida en la cárcel sin fianza. Ningún abogado figura en los registros de la cárcel.

"Desafortunadamente cuando ella lo llevó al segundo canal, no había nadie allí", aseguró Fernández Rundle en una entrevista con The Associated Press. "Lo intentó una vez, y la gente lo rescató. Estaba vivo. Podría haber seguido vivo. Ella tenía la intención, por todos los hechos del caso, de matarlo".

Ripley declaró que el niño iba a estar "en un lugar mejor", según informó este sábado el departamento de policía de Miami-Dade. El menor era autista y no hablaba.

El cuerpo del chico fue rescatado de un canal cerca del Miccosukee Golf & Country Club, a 4 millas (unos 6,4 kilómetros) del lugar donde supuestamente fue secuestrado.

 De acuerdo con la fiscal, se le estaba haciendo una autopsia el sábado para determinar si tenía otras lesiones o quizás tenía algo tóxico en su sistema. Dijo que aún no se ha tomado una decisión sobre si los fiscales buscarán la pena de muerte.

Fernández Rundle también señaló que debido a que el niño no hablaba, no podía haber dicho a sus rescatadores iniciales lo que había sucedido con su madre. "No puede decir nada a sus rescatadores. Hablamos de niños sin voz. Este es otro nivel de falta de voz. Fue incapaz de decir que 'mami me puso en el agua' ".

El arresto de Ripley se produjo más de un día después de que ella informara que su hijo había sido secuestrado por dos hombres negros que interceptaron su coche en la carretera.

Según ella, estos le pedían drogas y se llevaron a su hijo el pasado jueves a las 9 pm, por lo que la policía envió una Alerta Amber [un sistema de notificación de menores de edad desaparecidos] en el área del sur de Miami.

Según contó Ripley a los agentes, el conductor trató de pasar de lado a su coche, obligándola a desviarse a otra carretera. El coche bloqueó su vehículo y un pasajero se bajó y le exigió drogas. Ella le contestó al hombre que no tenía ninguna droga. En ese momento este se llevó supuestamente a su hijo y su teléfono móvil. La policía afirmó que el jueves por la noche buscaron el vehículo y los dos hombres que Ripley describió.

Ripley se retractó de su historia cuando fue confrontada por los detectives tras la evidencia de que había estado en el canal, informó El Miami Herald.Alejandro asistió a la Academia Greater Heights, una escuela de West Kendall para niños con necesidades especiales. Ripley está casada y tiene dos hijos.

Uno de los vecinos del menor lo recuerdan con mucho cariño. "Era un angelito. Al abrir mi puerta, lo único que veía era al niño jugando", relató Boris Ugartechea. 

 Con información de The Associated Press y Miami Herald.

Lea también:

El asesinato de Fátima pudo ser una venganza contra la familia. Así fueron atrapados los dos sospechosos

Arrestan a una mujer por el asesinato de un guardia en Michigan que impidió que su hija entrara a una tienda sin mascarilla

Un tercer arresto en el asesinato de Ahmaud Arbery: el hombre que filmó el disparo al joven afroamericano