Este mexicano acudió al IMSS por una fractura de pierna. Se contagió de coronavirus y murió 19 días después

El hombre, un conductor de Metrobús de Ciudad de México, pasó por tres hospitales con una lesión que se podría haber resuelto en 24 horas.
Restrictions Continue in Mexico as Number of Coronavirus Cases Grow Rapidly
Un trabajador de salud mide la temperatura de las personas que acceden al Hospital General del IMSS el pasado 9 de mayo en la Ciudad de México.  Cesar Gomez/Jam Media/Getty Images

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUSCRÍBETE

Leonardo Rodríguez Andrade, de 59 años, llevaba casi dos años conduciendo el metrobús en Ciudad de México. El pasado 24 de marzo sufrió un accidente. Resbaló en el andén de la estación Canal de San Juan, se fracturó la pierna y fue trasladado a un hospital. Se había roto la tibia y el peroné, una lesión que se podía resolver en menos de 24 horas con una cirugía. Pero las cosas se  fueron torciendo y nunca le llegaron a operar.

Tras pasar por otros dos centros sanitarios desprovistos de protocolos de seguridad frente a la pandemia, se acabó contagió de coronavirus. 19 días después murió por una neumonía, según el medio Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad.

Andrade conducía la Línea 2, que atraviesa la ciudad de este a oeste. El primer hospital que visitó fue el 32 del IMSS (Instituto Mexicano del Seguro Social) Mario Madrazo Navarro, al sur de la ciudad, donde su pareja, Guadalupe Muñiz, esperó a que le atendieran.

Después pasó por el 32 de Villa Coapa, al sur de la ciudad, donde los médicos le comentaron que se trataba de una cirugía compleja que solamente podría ser realizada en el hospital de Traumatología Victorio de la Fuente, al norte de la ciudad.

Pasaron un rato largo en el hospital esperando ser trasladados. “La dichosa ambulancia no llegaba. Diario pedían una ambulancia y no llegaba. Decían que se cancelaba a cada rato, luego que no había entrado en el sistema”, contó Guadalupe.

Después de siete días, Andrade fue trasladado a otro hospital mientras la pandemia de coronavirus se extendía por el país. Mientras tanto, en el hospital de Traumatología Victorio de la Fuente, los médicos protestaban por carecer de material de protección ante la pandemia.

A Leonardo se le asignó una habitación compartida con otros tres pacientes. Las medidas de protección seguían si aparecer. “Estaban en negación. Decían que aquí no iba a pasar nada, que no fuéramos exagerados, que aquí no iba a haber COVID-19”, señaló una médica internista del hospital de Traumatología.

[La escasez de cerveza en México amenaza con empeorar por la crisis sanitaria]

Hasta entonces Leonardo no había tenido sítomas y le comunicaron que sería operado el 6 de abril. "Este tipo de fracturas son comunes en el hospital. Se operan y al día siguiente el paciente se va a su casa”, explicó la médica.

El 4 de abril fue aislado en otra habitación con síntomas de coronavirus ya que su oxígeno en sangre se había reducido al 70%. Andrade fue diagnosticado con neumonía nosocomial, es decir, una neumonía que contrajo dentro del hospital y le regresaron a su habitación inicial.

Al día siguiente su pareja estuvo con él por última vez: "Me empezó a decir que le faltaba el aire, que no llegaba el aire a sus pulmones y le dije a un enfermero y nunca fue”, se lamentó Guadalupe. El personal médico ya no quiso acercarse al no contar con equipo de protección.

Tras haberle detectado que solo tenía un 40% de oxígeno en sangre, finalmente, el 6 de abril fue diagnosticado con coronavirus. “Cuando los médicos lo vieron se les bajó la presión porque estuvieron en contacto con él”, dijo una doctora.

Andrade fue trasladado a un tercer hospital, el General 27 de Tlatelolco, habilitado para pacientes con coronavirus. Pero ya era demasiado tarde. Allí recibió ventilación artificial y tras otros siete días internado, murió después de pasar tres semanas con la pierna rota, una lesión que pudo haber sido operada en 24 horas.

Las autoridades de Salud de México informaron este viernes de 479 muertes y 2,960 contagios de COVID-19 para acumular 6,989 decesos y 62,527 casos confirmados desde el principio de la pandemia.

Con información de Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad.

Lea también:

Ciudad de México planea la reapertura con un semáforo de riesgos; seguirá en rojo hasta el 15 de junio

Doctores y enfermeras son rescatados de un secuestro en México en nuevo ataque al personal sanitario

Los muertos por coronavirus que México no cuenta