‘El Paso Strong’: el coronavirus amenaza el espíritu del mensaje que unió a una ciudad tras el mortal tiroteo

La frase, tatuada en la piel de sus residentes, ahora se usa para unir a una ciudad ante la amenaza del coronavirus. Pero el mensaje es contradictorio ya que apunta a distanciarse de los demás.
'El Paso Strong' pintado por los artistas Gabe Vasquez y Justin Martinez, en un mural en El Paso, Texas.
'El Paso Strong' pintado por los artistas Gabe Vasquez y Justin Martinez, en un mural en El Paso, Texas.AP

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUSCRÍBETE
/ Fuente: Telemundo

Por Cedar Attanasio, AP

Después del tiroteo al interior de un centro comercial donde 23 personas perdieron la vida y más de 20 resultaron heridas, la ciudad de El Paso, Texas, se había levantado bajo el lema El Paso Strong (El Paso fuerte), el cual mostró la unión a sus residentes y se puede leer en murales, tatuajes y en las redes sociales. A nueve meses de esa tragedia, hoy el lugar se enfrenta a otra amenaza: el coronavirus.

Con más de 2,200 contagios y 58 muertes por el COVID-19, las autoridades han intentado reenfocar el mensaje hacia la lucha contra el virus, aunque sin los resultados esperados.

El juez del condado Ricardo Samaniego inicialmente apoyó el uso de El Paso Strong para reforzar el llamado al distanciamiento social entre los residentes, con el mismo entusiasmo que se usó después del tiroteo del 3 de agosto de 2019. Sin embargo, la autoridad reconoce que es difícil vincular los disparos con la crisis del coronavirus.

"Le estamos pidiendo a la gente que esté unida, pero al mismo tiempo les pedimos que actúen individualmente. Les estamos diciendo ‘estén en casa, quédense en su casa’", dijo Samaniego.

El artista Charlie Monarrez muestra su brazo tatuado con el mensaje 'El Paso Strong'.AP

De alguna manera hay un vínculo entre ambos hechos. En los días posteriores al ataque, muchos de los residentes tenían miedo de salir de sus casas.

"Es realmente espeluznante", reconoce Ricardo Federico, de 32 años. "Es como cuando la ciudad cerró (en agosto). Nadie quería ir a Walmart, nadie quería ir de compras. Especialmente porque los hispanos éramos objetivos", dice mientras disfruta andando en patineta con amigos hacia una estación de servicio, uno de los pocos lugares abiertos por la noche.

El ataque de agosto está siendo manejado como un caso de terrorismo doméstico. Los fiscales que llevan el caso creen que la motivación del atacante, Patrick Wood Crusius, de 21 años, era el odio hacia la comunidad hispana.

Esa misma comunidad fue la que se unió para homenajear a las víctimas, incluso ocupando los asientos de un estadio de béisbol como memorial. 

"El Paso Strong era como todos estuvieran cuidando el uno al otro", recuerda Federico.

Un extrabajador del área de la salud mental lamenta que que la ciudad no pueda enfocarse en el trauma que el tiroteo generó en las casi 3,000 personas que ese día estaban al interior del local de Walmart.

La viuda y los hijos de Guillermo García, la última víctima del tiroteo en El Paso.AP

El hecho cobró su última víctima en abril pasado, cuando Guillermo García falleció en el hospital luego de nueve meses intentando superar las heridas. En su funeral, sus dos hijos usaban mascarillas.  En el hospital Del Sol Medical Center, los doctores debieron dejar de tratar a la última víctima del tiroteo y empezaron a enfocarse en las que deja el coronavirus.

El hashtag #ElPasoStrong es usado también en redes sociales, ahora relacionado a informaciones sobre la reapertura de los negocios. El sitio web EPStrong.org, creado por las autoridades de la ciudad para los sobrevivientes del tiroteo, ahora entrega información sobre la cantidad de casos de contagios con COVID-19 y las medidas de cuarentena.

La representante demócrata Verónica Escobar cree que el lema ha generado resonancia porque El Paso es una región aislada del resto de Texas, incluso con una zona horaria distinta al resto del estado. Se ubica a unas 600 millas de Austin. Durante mucho tiempo ha sido una isla cultural y económica más cercana a Ciudad Juárez y a las dos ciudades vecinas de Las Cruces, en Nuevo México.

"Si El Paso estornuda, Ciudad Juárez se resfría y viceversa", dice Escobar.

Para la congresista, El Paso Strong evoca amor y generosidad de estilo fronterizo: "Todos esos valores con los que crecí me consuelan y me inspiran y, en última instancia, me dan fuerzas", asegura.

Pero la crisis del coronavirus amenaza también la resiliencia detrás del mensaje. Mientras más se visiten vecinos y familiares para apoyarse, más rápido ocurre la propagación.

Lea también:

Sospechoso de tiroteo en El Paso deseaba atacar a mexicanos

Esta pareja fue baleada en el tiroteo de El Paso. Ahora ambos han demandado a Walmart

Un recorrido por McAllen, Texas: así ha cambiado la vida en la frontera por el coronavirus