No tuvieron oportunidad de escapar: el humo mató a las víctimas del incendio en un barco de California

El fuego acabó con la vida de 34 personas en un bote anclado en la isla de Santa Cruz en septiembre. Algunos llevaban ropa y zapatos, uno sostenía un celular y otro una linterna.
Community Stunned By Dive Boat Accident
Miembros del Equipo de Búsqueda y Evidencia Subacuática del FBI durante la investigación del suceso el 5 de septiembre de 2019 en Santa Bárbara (California).George Rose/Getty Images

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUSCRÍBETE

Las 34 víctimas del barco de buceo que se incendió en Santa Cruz (California) el pasado septiembre murieron de envenenamiento por monóxido de carbono, según los informes del forense.

El suceso, en el que fallecieron 33 pasajeros y un tripulante, ocurrió cuando el bote Conception estaba anclado en la isla de Santa Cruz. Sólo sobrevivieron el capitán y otros cuatro miembros de la tripulación que dormían sobre la cubierta.

Los informes del forense del condado de Santa Bárbara apuntan la inhalación de humo como la causa de muerte de las 34 víctimas, que se encontraban bajo la cubierta cuando estalló el incendio. La causa se considera accidental, según el teniente Erik Raney.

La mayoría de los fallecidos tenían una saturación de monóxido de carbono del 50% al 80%, aunque una chica no alcazó el 10%, según reporta el diario Los Ángeles Times. Esta sustancia se mezcla con la hemoglobina [que transporta el dioxígeno desde los órganos respiratorios hasta los tejidos] mucho mejor que el oxígeno, evitando la entrega de éste. Por lo general, una cantidad del 50% de dióxido ya suele ser fatal.

[Cinco miembros de una familia latina murieron en el bote donde celebraban un cumpleaños]

Casi todos sufrieron quemaduras de cuarto grado y un informe señaló "quemaduras térmicas significativas en los cuerpos a los que les faltan extremidades debido a la intensidad del fuego", informa el periódico.

El bote había zarpado para una excursión de tres días durante el fin de semana del Día del Trabajo. Se comenzó a calcinar frente a las Islas del Canal. Entre los pasajeros había una niña que celebraba su 17 cumpleaños junto a sus padres y amigos, un científico y un fotógrafo.

Algunos llevaban ropa y zapatos, dijo Raney. Uno sostenía un teléfono celular, mientras que otro sujetaba una linterna. Sus cuerpos no fueron descubiertos en sus literas: algunos fueron encontrados flotando en el agua, otros dentro del casco del barco o en el fondo del océano.

Restos del bote Conception tras el incendio.Santa Barbara County Sheriff's Office

Ken Kurtis, un veterano buzo e instructor que se había subido en el bote Concepción varias veces, explicó que aunque es inusual que los pasajeros duerman con su ropa o zapatos, no es impensable debido a la caída de temperatura por la noche. No hay evidencias de que nadie tratara de escapar de las llamas.

Los supervivientes declararon que se despertaron con el bote envuelto en llamas y no pudieron alcanzar a los pasajeros dormidos o al sexto miembro de la tripulación y tuvieron que saltar al agua para salvar sus propias vidas.

Un funcionario de la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte ha citado lo difícil que fue llegar a una escotilla de escape en la sala de literas, un diseño que habitualmente cumple con las reglamentaciones. Los registros de la Guardia Costera muestran que el barco había pasado sus dos inspecciones de seguridad más recientes sin problemas.

Raney dijo a la agencia The Associated Press que la oficina forense no realizó autopsias de los cuerpos. Los exámenes externos de las víctimas y el hollín negro en sus tráqueas, así como las pruebas de toxicología, mostraron suficiente evidencia de inhalación de humo y envenenamiento por monóxido de carbono para evitar las autopsias, según Raney.

Las autoridades han dicho que los seis miembros de la tripulación estaban dormidos cuando comenzó el incendio, a pesar de las regulaciones de la Guardia Costera que requieren una vigilancia nocturna "itinerante".

Las familias de varias víctimas han presentado demandas por homicidio culposo  contra la compañía de barcos, Truth Aquatics Inc., que ha presentado por su parte otra para proteger a los propietarios de daños bajo una ley marítima anterior a la Guerra Civil que limita la responsabilidad de los propietarios de embarcaciones.

La Guardia Costera, el FBI y la oficina del fiscal de EE. UU. en Los Ángeles están liderando una investigación criminal en curso, y la Junta Nacional de Seguridad del Transporte está investigando posibles problemas de seguridad.

Con información de AP y Los Ángeles Times.

Lea también:

"El agua era el único lugar al que podían ir". Un incendio convierte en trampa mortal un muelle de Alabama

Un incendio obliga a personas a evacuar un edificio por sus ventanas en Los Ángeles

Incendios en Florida obligan a evacuar a 500 personas