La Universidad de California dejará de requerir los exámenes SAT y ACT en su proceso de admisión

Investigaciones han demostrado que estos exámenes estandarizados perjudican a los estudiantes de minorías como la latina y la negra y de bajos recursos, pues quienes suelen recibir mejores resultados son quienes tienen familias con dinero que pueden pagar cursos y tutores especializados.

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUSCRÍBETE
/ Fuente: Telemundo
Por Juliana Jiménez J.

La Universidad de California (UC), el sistema de universidades más grande del país y una de las instituciones más prestigiosas, no usará más los exámenes estandarizados SAT y ACT para determinar a cuáles estudiantes admite.

Se trata de un cambio significativo a la manera en la que los estudiantes son evaluados y es el más reciente de varios golpes que ha recibido la industria multimillonaria de los exámenes estandarizados. Su reputación ha decaído desde que se desató el escándalo de las admisiones universitarias, cuando se dio a conocer que ricos y famosos pagaban miles de dólares para sobornar a quienes administran estos exámenes para que sus hijos entraran a las universidades más prestigiosas del país.

La junta de gerentes de UC votó este jueves de manera unánime para aprobar la propuesta del año pasado de la presidenta de la universidad, Janet Napolitano, ex secretaria de Seguridad Nacional bajo Barack Obama.

Aproximadamente un cuarto de la población estudiantil de UC es latina, según su página web.

La iniciativa propone eliminar el uso de los exámenes gradualmente en los próximos 5 años mientras la universidad desarrolla su propio examen de admisión. Si al final de ese periodo no han hecho uno propio, entonces no usarían ningún examen, le dijo a The Wall Street Journal Robert Schaeffer, director de educación pública del Centro Nacional de Pruebas Justas y Abiertas, que ha luchado contra las pruebas estandarizadas por 30 años. Schaeffer dijo que no cree que se implemente un examen nuevo.

Múltiples estudios por décadas han demostrado que estas pruebas perjudican a los estudiantes de minorías como la latina y la negra y a los estudiantes de bajos recursos. Esto es porque quienes suelen recibir mejores resultados son quienes tienen familias con dinero que, aunque no sobornen a los funcionarios de admisiones, tienen con qué pagar cursos, tutores y libros de texto especializados.

Los estudiantes latinos, negros y de bajos recursos muchas veces deben trabajar después de clases para suplementar el ingreso familiar. O deben cuidar a un hermano menor o a un abuelo, pues a la familia no le alcanza para una niñera o un hogar de ancianos, incluso cuando los padres tienen dos o tres trabajos.

En el caso de las familias inmigrantes, cuando aún están aprendiendo inglés, lograr buenas calificaciones en estas pruebas es un reto extra.

Carol McMullen-Pettit, una tutora principal en The Princeton Review, repasa la preparación para el examen SAT con Suzane Nazir de 11º grado, el 6 de marzo de 2014 en Pembroke Pines, Florida.Joe Raedle/Getty Images

Los estudios también han demostrado que uno de los factores más determinantes para el éxito académico de un estudiante es, además de cuánto dinero tienen sus padres, qué tan involucrados están ellos en la educación de sus hijos.

Esto significa mantener una comunicación abierta con los maestros y proveer apoyo en las tareas, pero también es muy importante, sobre todo en los últimos años de secundaria, enterarse de qué son estos exámenes estandarizados, cómo funcionan, cuándo se administran y cómo mejor ayudar a los niños a sobresalir en ellos.

Esto puede resultar aún más difícil cuando algunas veces los padres inmigrantes no dominan el inglés, se sienten intimidados por un sistema escolar distinto al que ellos conocieron y las escuelas a veces no traducen los materiales o no tienen un interprete a la mano para ser ese puente entre administradores, maestros, padres y niños.

Todos estos factores contribuyen a que año tras año, sin importar otros factores como la educación de los padres o la zona geográfica, los latinos y otras minorías obtengan calificaciones más bajas que los estudiantes blancos en estos exámenes.

Estudiantes caminan por el campus de la Universidad de California en Los Ángeles el 23 de abril de 2012.Kevork Djansezian/Getty Images

Cada vez más universidades se están dando cuenta que eso no significa que no haya estudiantes latinos excelentes y que pueden ser profesionales exitosos y sobresalientes. Hasta ahora 1,000 universidades están haciendo que sea opcional entregar las calificaciones del SAT o ACT, en vez de obligatorio.

Otros factores en el proceso de admisión, como las calificaciones en diferentes materias, el ensayo de la aplicación, pasantías, voluntariados, trabajo comunitario, recomendaciones de maestros o líderes de la comunidad, son igual o más importantes en esta decisión.

Con información de The Wall Street Journal.

Lea también:

Proceso de admisión a la universidad: 6 pasos para preparar tu entrevista

Universidad podría expulsar a estudiantes implicados en sobornos para ser admitidos

Se entrega actriz Lori Loughlin tras escándalo de sobornos universitario