Los bomberos víctimas de una explosión en Los Ángeles cruzaron una “bola de fuego” para salvarse. “Todos pensaron que fue una bomba”

Ocho de los doce bomberos heridos seguían hospitalizados en la mañana del domingo. Una primera investigación apunta a que el lugar donde ocurrió el estallido es un local comercial donde se almacenaban productos utilizados para fabricar cannabis concentrado.

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUSCRÍBETE
/ Fuente: Telemundo

Ocho bomberos de Los Ángeles seguían hospitalizados en la mañana de este domingo después de resultar heridos el día anterior, junto a otros compañeros, por una gran explosión cuando intervinieron para apagar un fuego en un edificio del centro de esta ciudad. 

Dos entre ellos se encuentran en condiciones críticas aunque estables, según informó el propio Departamento de los Bomberos de Los Ángeles. Las autoridades dijeron en la noche del sábado que se esperaba que todos los heridos sobrevivieran. 

[Una fuerte explosión en el centro de Los Ángeles hiere a 11 bomberos e incendia varios edificios]

El estallido obligó a los bomberos a huir corriendo y cruzar “una bala de fuego” para salvarse, según Erik Scott, capitán de este cuerpo. Algunos tuvieron que arrancar sus equipos de protección en llamas y vieron sus propios cascos derretirse. "Fue una de las peores escenas que he visto", agregó Scott. 

De los 12 bomberos que en total sufrieron heridas en estas circunstancias, tres salieron del hospital el domingo. Uno fue atendido en una sala de emergencia en la noche del sábado por una lesión no grave y pudo irse a continuación, agregó el informe de los bomberos de Los Ángeles. 

El incidente ocurrió después de que un grupo de ellos entrara en acción este sábado por la tarde en un área llamada Toy District para contener un incendio, en respuesta a llamadas de emergencias. 

Algunos de los bomberos se dirigieron al interior del edificio en llamas, otros se subieron al techo del mismo. Uno de ellos empezó a notar que algo estaba mal e invitó a los compañeros a salir del lugar. De repente hubo una gran explosión. 

Los que estaban en el techo se precipitaron abajo por medio de sus escaleras, afirma The Associated Press. Las llamas se expandieron rápidamente a otros edificios, y un camión de los bomberos al otro lado de la calle resultó quemado. 

"Fue como una gran sacudida", describió el momento de la explosión Rick Serafin, un testigo que habló con NBC Los Angeles. “Todos en mi edificio pensaron que fue una bomba”, dijo al Los Angeles Times Jeralyn Cleveland, un hombre que se encontraba a tres cuadras. 

Más de 200 bomberos se apresuraron a la escena para contener el incendio consecuente. Lograron sofocarlo en menos de dos horas.

Una investigación preliminar sobre lo ocurrido apunta a que el lugar donde ocurrió la explosión es un local comercial, llamado SmokeTokes, donde se almacenaban y distribuía productos utilizados para producir cannabis concentrado, un proceso que generalmente requiere el uso de butano altamente inflamable. Ese cannabis concentrado se utiliza en cigarrillos electrónicos, ceras y otros productos. 

La causa del incendio en este sitio sigue bajo investigación. 

El LA Times reporta que en 2016, hubo otro incendio importante en un negocio llamado Smoke Tokes ubicado en una dirección cercana. Los bomberos dijeron que no fue fácil apagarlo, aunque no hubo heridos

No estuvo claro de inmediato si ese negocio y el que ardió el sábado están relacionados. El LA Times intentó contactar con los propietarios, pero no tuvo éxito. 

Con información del Los Ángeles Times, NBC News, NBC Los Angeles y The Associated Press. 

Vea también: 

En imágenes: el coronavirus ha convertido a Los Ángeles en una ciudad fantasma

Este carro huía de la policía y provocó un incendio cerca de Los Ángeles. Otro fuego preocupa ahora a las autoridades

Un incendio obliga a personas a evacuar un edificio por sus ventanas en Los Ángele