Rebrote de coronavirus: países que han tenido que dar marcha atrás tras haber levantado restricciones

Virólogos y epidemiólogos ya han ido advirtiendo sobre un posible resurgimiento que pone en una difícil tesitura a las administraciones: mantener a la población sin producir ni consumir supone seguir engrosando los números de desempleo y agujereando la economía.

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUSCRÍBETE

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ya lo advirtió esta semana: el coronavirus ha llegado para quedarse y podría ser para siempre. Tras haber pasado por duras restricciones de movildiad y con la economía en pausa para frenar su propagación, muchos países ya tratan de regresar la normalidad. Sin embargo, no todos lo están consiguendo con éxito y algunos han tenido que regresar al confinamiento tras sufrir un rebrote de la pandemia.

Virólogos y epidemiólogos ya han ido advirtiendo sobre un posible resurgimiento que pone en una difícil tesitura a las administraciones: mantener a la población sin producir ni consumir supone seguir engrosando los números de desempleo y agujereando la economía. Estados Unidos ya registra más de 36 millones de parados, México perdío 346,800 empleos entre el 13 de marzo y el 6 de abril -más que los creados en todo 2019- y España alcanzó la cifra de 3,831,203 desempleados a finales de abril, la más alta desde mayo de 2016.

El director del Instituto Nacional de Enfermedades Infecciosas, Anthony Fauci, declaró en una entrevista con Noticias Telemundo a finales de abril que se sentía preocupado por la posibilidad de un rebrote de contagios en los estados que habían comenzado a levantar las restricciones, como Georgia.

“Viendo la situación actual yo hice la recomendación de que Georgia no se saltara una de las fases e intentara abrir antes de tiempo”, dijo Fauci, “pero la decisión final está en manos de los gobernadores. Mi preocupación es que pueda haber un repunte que cause un rebrote de infecciones".

El Líbano, ubicado en Oriente Próximo, se convirtió el martes de esta semana en el último país en volver a imponer restricciones después de experimentar un aumento de infecciones, casi exactamente dos semanas después haber cotenido de manera exitosa la pandemia. Las autoridades ordenaron un cierre del país casi completo de cuatro días para que los funcionarios evalúen la situación.

En Asia también ha habido un ​​​​​​resurgimiento de casos, incluído en Corea del Sur, considerada como una éxito en la lucha contra la pandemia en el continente. La semana pasada, el país rescindió la aprobación de apertura de bares y clubes tras un aumento de contagios horas después de que los funcionarios anunciaran el levantamiento de las restricciones de distanciamiento social y el regreso a la normalidad.

El presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, advirtió el domingo pasado que el país se tiene que preparar "para la segunda ola de la pandemia", calificando la batalla contra el coronavirus como una lucha "prolongada".

En la ciudad china de Wuhan, donde surgió por primera vez la pandemia, las autoridades ordenaron el martes la prueba de los 11 millones de habitantes después de que surgiera un grupo de seis nuevas infecciones, cinco semanas después de que la ciudad aparentemente se hubiera librado de la enfermedad.

En Alemania, que tomó medidas moderadas contra la pandemia, llamando más a la responsabilidad individual, advirtió que algunas áreas pueden tener que restablecer las restricciones después haber sufrido rebrotes localizados.

"Debemos ser conscientes de que todavía estamos al comienzo de la pandemia", señaló la canciller alemana, Angela Merkel, la semana pasada cuando se detectaron contagios en una planta empacadora de carne. "Todavía queda un largo camino contra este virus", agregó.

Sin embargo, algunos países siguen adelante con sus planes para levantar las restricciones a pesar de la evidencia de que los casos van en aumento y la enfermedad está lejos de ser contenida. India y Rusia redujeron sus restricciones el martes de esta semana, aunque la cantidad de infecciones en ambos países continúa aumentando. Rusia es el segundo país del mundo con más infecciones confirmadas por detras de EE.UU., con al menos 252,000, e India ya registra más de 82,000 casos, según datos de la Universidad Johns Hopkins.

Irán, el epicentro de la enfermedad en el Medio Oriente, con más de 110,000 casos reportados, ha ordenado a un condado en la provincia suroccidental de Khuzestan que vuelva a imponer un bloqueo después de que los casos aumentaron allí. Pero el gobierno aún planea proceder con la reapertura de las escuelas a finales de esta semana, a pesar de un marcado salto en nuevas infecciones ya que las restricciones se suavizaron a fines de abril.

Ciudadanos a la orilla del río Sena en París el pasado 15 de marzo.AP Photo/Rafael Yaghobzadeh

Los nuevos picos subrayan la cuestión de cuándo, o si, será completamente seguro para los países afectados por el coronavirus levantar sus bloqueos.

En España, donde el país ha iniciado una desescalada por fases tras más de 60 días de confinamiento, Pablo Casado, el líder del partido de la oposición, declaró esta semana que "ante un rebrote se puede volver a la excepcionalidad, hay que convivir con el virus", después de conocer el estudio de seroprevalencia que ha reflejado que tan solo el 5% de los españoles han resultado contagiados por el coronavirus. Según cifras del sindicado CC OO, España registra 4,2 millones de empleados suspendidos temporalmente.

Mientras tanto, en Francia multitudes de parisinos se reúnen en las orillas del río Sena para brindar por el descofinamiento del lunes pasado después de seis semanas, en unos de los toques de queda más duros del mundo, provocando que la policía intercediera para evitar contactos masivos entre la población. El país ya registra más de 179,000 contagios de coronavirus.

"En cualquier país donde las personas no se adhieran al distanciamiento social vas a tener un aumento en los casos", explicó Souha Kanj, director el departamento de enfermedades infecciosas de la Universidad Americana de Beirut.

Por eso, desde la OMS han pedido a todos los países del mundo un esfuerzo coordinado para evaluar el riesgo antes de iniciar las diferentes fases de la desescalada.

Con información de El País y The Washington Post.

Lea también:

Trump insiste en que hay suficientes pruebas disponibles mientras los expertos destacan que hacen falta muchas más

Latinos y negros sufren mayor agresividad policial por las medidas contra el coronavirus

¿Por qué 14,000 personas se han ofrecido voluntarias para infectarse con el coronavirus?