AMLO dice que el 90% de llamadas por maltrato en la cuarentena son falsas. Los datos de su Gobierno lo desmienten

“La familia mexicana es distinta a la familia en Europa, a la de Estados Unidos” donde “puede que el aislamiento provoque agravios, confrontación y violencia”, dice el presidente, pese a que México tiene graves estadísticas de violencia contra las mujeres.

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUSCRÍBETE
/ Fuente: Telemundo
Por Marina E. Franco

CIUDAD DE MÉXICO.- Los registros de violencia doméstica y familiar se han disparado durante el confinamiento por el coronavirus, según cifras oficiales, pero el presidente, Andrés Manuel López Obrador, ha dado a entender hoy que él tiene otros datos diferentes a los de su propio Gobierno.

Según declaró este viernes, “el 90% de las llamadas” que denuncian esa violencia a números de auxilio “son falsas”, sugiriendo que el Instituto Nacional de las Mujeres así se lo ha hecho saber, y ha indicado que “no precisamente por el retiro a las casas ha habido más violencia”.

Las estadísticas del Gobierno federal demuestran sin embargo que, de febrero a marzo, cuando se establecieron las medidas de confinamiento debido a la pandemia de SARS-CoV2, las llamadas al teléfono 911 por parte de mexicanas para denunciar maltrato o violencia en casa aumentaron en 22.7%, con unas 155 llamadas cada hora del mes de marzo.

El Instituto Nacional de las Mujeres, además, tiene una campaña para alertar por estos delitos en la que exhortan a las mujeres a llamar a ese número. Consultados sobre la aseveración de que sus datos son los que indican la supuesta falsedad, portavoces de la secretaría de la que depende el instituto dijeron que no darán informes sino hasta el próximo 26 de mayo.

Las cifras oficiales de llamadas antes mencionadas son señaladas como “incidentes procedentes” por el sistema de seguridad pública del Gobierno. De ser consideradas falsas, hubieran sido declaradas improcedentes, como suelen serlo las comunicaciones de broma o las que quedan “mudas o incompletas”.

Y como muestra de que se consideran procedentes en vez de falsas, las carpetas de investigación por violencia familiar también han aumentado.

En marzo se abrieron 20,200 archivos con los que fiscalías indagan los reportes, un promedio mayor a los de enero y de febrero, señaló Ana Pecova, investigadora y directora de Equis Justicia, centro que promueve reformas y políticas públicas con un enfoque de igualdad.

[Así fueron encontradas estas mexicanas que estaban desaparecidas: en ‘pedacillos’]

López Obrador, o AMLO, como se le apoda, también dijo este viernes que considera que no ha aumentado este tipo de delitos durante la cuarentena porque, según él, las familias en México siempre tienen “convivencia en armonía”.

“La familia mexicana es distinta a la familia en Europa, a la de Estados Unidos” donde “puede que el aislamiento provoque agravios, confrontación y violencia”, señaló el presidente.

Pero ya antes del confinamiento México era de los países con peores índices de violencia hacia las mujeres.

En promedio se registran cada día 10 feminicidios, el asesinato de una mujer por razón de su género y delito normalmente precedido por abuso sexual o violencia doméstica. Las niñas mexicanas también padecen estos ataques de género.

Y casi todo sucede dentro de los hogares: seis de cada diez mujeres han sido abusadas dentro de sus casas, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía, entidad gubernamental.

Por lo menos un tercio de los feminicidios en México ocurren a manos de las parejas de esas mujeres, según datos de la ONU.

[AMLO ordena a militares realizar tareas de seguridad pública en medio de la pandemia]

La mayoría de estos casos se quedan atorados en el sistema jurídico y policial. Por ejemplo, el 99.7% de los reportes de violación y abuso sexual en México quedaron impunes durante 2019.

La contingencia ha dificultado todavía más conseguir justicia, incluso cuando las llamadas y denuncias van al aumento.

El 84.4% de los poderes judiciales estatales suspendieron labores sin tomar previsiones con las que frenar la violencia hacia las mexicanas, como la posibilidad de tramitar una orden de alejamiento durante la cuarentena, de acuerdo con la organización Equis Justicia.

El grupo también recalca que los Centros de Justicia para las Mujeres, órganos gubernamentales que atenderían casos específicos de agravios a mexicanas, redujeron sus horarios por la contingencia. Los centros además solo operan en ciertas ciudades, lo que deja expuestas a todas aquellas que viven en zonas rurales o sin la cobertura jurídica.

Organizaciones civiles que ayudan a mujeres en estas situaciones, como albergues, siguen sin recibir los fondos presupuestarios prometidos. 

La tarde del viernes pidieron al Gobierno aclarar por qué está considerando como falsas las llamadas.

 Mientras, muchos de los refugios que han tenido que duplicar su capacidad para recibir a las mexicanas que huyen de estas situaciones intentan mantenerse a flote.

Apenas el jueves, la Red Nacional de Refugios envió una carta abierta a López Obrador, en la que piden acciones inmediatas y refieren: “La violencia contra las mujeres y niñas es más letal que el COVID-19”.

Lea también:

Cárteles se aprovechan de la pandemia para trasladar droga

"Un arcoíris de mujeres gritando 'Justicia'": así se vivió la marcha del 8M en México

Más de 23,000 huérfanos: las otras víctimas de los feminicidios en México