IE 11 is not supported. For an optimal experience visit our site on another browser.

El Senado da la espalda al plan de estímulo económico demócrata, que incluye otro cheque y ayudas a migrantes

Pese a que apenas tiene posibilidades de ser aprobado por los republicanos, el proyecto es un punto de salida para la negociación del cuarto plan económico por el coronavirus.
/ Source: Telemundo

WASHINGTON.— El Senado, bajo control republicano, ha dado la espalda al nuevo plan de estímulo presentado este martes por los demócratas en la Cámara de Representantes, que plantea una inversión de tres billones de dólares con una segunda ronda de cheques directos y ayudas, esta vez sí, para inmigrantes indocumentados.

La presidenta de la Cámara, Nancy Pelosi, presentó ayer este proyecto de ley con el objetivo de facilitar la reapertura rápida y segura de la economía, “honrar a nuestros héroes”, y prestar asistencia económica a ciudadanos y empresas.
 

Sería el mayor plan de estímulo económico en la historia del país, superando incluso al aprobado en marzo, que rozaba los dos billones de dólares, y como tal tiene un camino difícil para su aprobación. Será votado el viernes en la Cámara, bajo control demócrata, pero se enfrenta a una derrota casi segura en el Senado tal y como está planteado.

Tanto el líder de la mayoría republicana en el Senado, Mitch McConnell, como otros miembros de su partido, han dicho que, a su juicio, no hay apetito ni necesidad de apresurarse a aprobar un cuarto plan de estímulo económico.

De hecho, durante un evento virtual a favor de la reelección del presidente, Donald Trump, McConnell se quejó de la abultada deuda nacional y prometió “poner una pausa” a más medidas de alivio por la pandemia.

Por ahora, explicó McConnell, el interés de los republicanos es aprobar reformas legales para proteger a las empresas de “litigios oportunistas” por la pandemia. 

Por su parte, en el marco de una agresiva campaña mediática, la Casa Blanca ha destacado hoy los esfuerzos de Trump por “ayudar a las comunidades desproporcionadamente perjudicadas” por la pandemia, y agilizar el desarrollo y comercialización de vacunas.

Más ayudas para trabajadores

El proyecto de ley demócrata, denominado "el Acta de los Heroes” , con siglas alusivas a los trabajadores esenciales, incluye una segunda ronda de cheques para individuos y familias, dependiendo de su nivel salarial; una expansión de los subsidios de desempleo por 600 dólares adicionales a la semana, y más fondos para cupones de comida, entre otros programas de asistencia social.

De ser aprobado, otorgaría, por ejemplo, cheques directos por hasta 1,200 dólares para individuos que ganen hasta 75,000 al año, y 2,400 para parejas que ganan hasta 150,000 y hacen su declaración de impuestos juntas.

Además, las familias podrían recibir hasta 1,200 adicionales para un máximo de tres dependientes menores.

El proyecto de ley también ofrece ayudas para trabajadores que quedaron fuera del tercer plan de estímulo económico.

Así, la medida permite que los trabajadores indocumentados que pagan impuestos con un  Número de Identificación de Contribuyente Individual (ITIN, en inglés) puedan obtener cheques directos, al igual que los ciudadanos estadounidenses casados con éstos.

También exige que la Oficina de Inmigración y Control de Aduanas (ICE, en inglés) que ponga en libertad a inmigrantes que no estén sujetos a detención obligatoria, y proveade jabón y llamadas telefónicas o por video a los detenidos. 

La medida demócrata ofrece ayudas a buena parte de los inmigrantes indocumentados que quedaron excluidos del tercer plan de estímulo económicoDiana Baptista/Telemundo / Noticias Telemundo

La medida no menciona ayudas para los refugiados, pero sí deja claro que los trabajadores amparados al DACA, el programa de Estatus de Protección Temporal (TPS), y los que tengan la residencia permanente por menos de cinco años, también podrán acceder a las ayudas federales.

La iniciativa además autoriza 500,000 millones para los gobiernos estatales, y 375,000 millones para los estatales; 175,000 millones para pruebas de diagnóstico y otros gastos médicos; 75,000 millones para ayudas de vivienda, y 25,000 millones para el Servicio de Correos.

También incluye 20,000 millones para tribus nativo-americanas; 20,000 millones para Puerto Rico y demás territorios estadounidenses; 10,000 millones para la pequeña empresa; 3,600 millones para resguardar el proceso electoral, y 1,500 millones para programas de acceso al internet.

Conscientes de que muchos trabajadores han perdido sus empleos y tienen que escoger entre pagar la renta y alimentar a sus familias, los demócratas incluyeron cláusulas para congelar los desalojos y ejecuciones hipotecarias, y una extensión de días de licencia para atender asuntos familiares.

En general, la iniciativa ha recibido el apoyo de numerosos grupos progresistas en todo el país, entre éstos el Sierra Club y Community Change, que lo consideran un punto de arranque para las negociaciones de un cuarto plan de estímulo económico, previstas para mediados de junio.

Sin embargo, en declaraciones a Noticias Telemundo, Salvador G. Sarmiento, director legislativo de la Red Nacional de Jornaleros (NDLON),  tachó la medida de insuficiente porque “deja claro lo que falta por hacer”. 

“No es suficiente una propuesta de ley, por muy bonita que sea, si no existe el compromiso político de hacerla llegar a la meta", argumentó, "sabemos todos que hay más de 10 millones de inmigrantes indocumentados, más sus familias, que han sido y siguen siendo excluidos de esta asistencia que puede salvar vidas”.

Vea también:

Trump firma las nuevas ayudas del Congreso de casi 500,000 millones para pequeños negocios

Alimentos básicos sufren su mayor alza de precios en medio siglo por la pandemia de coronavirus