El miedo al coronavirus transforma el negocio de la compraventa de casas: así ha cambiado

Las visitas de los potenciales compradores ya no ocurren en vivo y directo sino a través de pantallas y visitas virtuales. Expertos en el área explican que sólo los clientes con ofertas firmes pueden poner pie dentro de una propiedad, en medio de la crisis que ha generado la pandemia.

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUBSCRIBE
/ Source: Telemundo
By María Peña

WASHINGTON.— El miedo al coronavirus ha alterado la compraventa de casas, y ha obligado a agentes de bienes raíces, como Lydia Rodríguez, en California, a añadir a su cargado bolso guantes, mascarilla y una botellita de desinfectante. Rodríguez espera que la caída en las ventas de casas sea algo pasajero y no el presagio de una mayor crisis.

Si la compra o venta de una casa ya es estresante debido a la montaña de trámites, requisitos, plazos y obligaciones financieras, con la pandemia del COVID-19 lo es aún más, tanto para los agentes de bienes raíces como para los vendedores y compradores.

Es que el temor al contagio de coronavirus –en un país que ya superó al resto del mundo en número de infectados– ha trastocado el lucrativo sector inmobiliario residencial y comercial, que representa casi una quinta parte del Producto Interno Bruto.

En entrevista con Noticias Telemundo, Rodríguez, una agente independiente de San Fernando Realty, en el vecindario de Sylmar, en el norte de Los Ángeles, explicó que ahora las pantallas y visitas virtuales han reemplazado las llamadas open houses, y sólo clientes con ofertas firmes pueden poner pie dentro de una propiedad.

Lydia Rodríguez (extrema derecha) asegura que la cuarentena ha alterado la forma de vender casas pero no ha afectado su negocioFoto cortesía de Lydia Rodríguez, agente de bienes raíces en California / Noticias Telemundo

“Ahorita el negocio está un poco lento, porque tenemos que mostrar las casas por fotos, videos, o en transmisión por Facebook. Muchos de nuestros clientes han sentido miedo de entrar a casas ajenas, y muchos propietarios tienen miedo de dejar entrar a la gente a sus casas”, precisó Rodríguez.

“Todavía estamos vendiendo y comprando casas, pero el proceso ha cambiado porque tenemos que confirmar que el cliente está interesado. Muchos de mis colegas tienen miedo de mostrar casas porque ahorita no hay una vacuna, pero mi negocio no ha parado”, aseguró Rodríguez.

Por otra parte, Rodríguez dijo que echa de menos los abrazos en el momento en que entrega las llaves a compradores de casa por primera vez.

"Cuando yo iba a un cierre y les entregaba las llaves, llorábamos, nos abrazábamos, porque es una emoción muy grande. Es un momento muy emotivo y muy íntimo, y ahorita ya no es así", observó.

Al igual que los socorristas y demás profesionales que tienen contacto con el público, Rodríguez –madre de tres hijos menores– sigue un estricto régimen de limpieza cada vez que sale o regresa a su casa.

Aunque las órdenes de cuarentena varían de un estado a otro –y algunos ya comienzan a reabrir los negocios– en la mayoría de lugares se ha prohibido la presentación de casas a menos que estén inhabitadas, o que los dueños estén ausentes.

María y Miguel Maravilla, dos clientes de Rodríguez, explicaron a Noticias Telemundo que ellos tuvieron suerte porque lograron visitar su casa móvil en persona hace un mes, aunque tuvieron que entrar con guantes, mascarillas, y respetar el distanciamiento físico.

“No tuvimos ningún problema con los trámites porque tenemos buen crédito. Encontramos esta casa tráiler y nos gustó porque vamos a estar cerca de nuestros hijos, ellos viven a 15 minutos, en el valle de San Fernando”, explicó María, quien trabajó día y noche durante años para ahorrar para esta inversión.

La pareja, originaria de Michoacán (México), ya se jubiló y piensa recibir en su casa de dos recámaras y dos baños, en el Condado de San Bernardino, a su extensa familia –tienen 8 hijos y 6 nietos– y sus amigos de su comunidad religiosa.

María y Miguel Maravilla, originarios de México, se jubilaron e invirtieron sus ahorros en la compra de una casa móvil en Canoga Park, en el Condado de San Bernardino, en California. Allí piensan recibir visitas de su extensa familia. Foto cortesía de Lydia Rodríguez, agente de bienes raíces en California / Noticias Telemundo

Los Maravilla sólo tienen pendiente la venta de su condominio pero, aseguró María, ya han recibido algunas ofertas “y por eso estamos mirando las cosas de una manera positiva”.

Nerviosismo en el sector

Aún así, los expertos ven con un poco de nerviosismo las tendencias de ventas en el sector ya que, según estadísticas, la venta de casas a nivel nacional cayó en un 17% el mes pasado, en comparación a abril de 2019.

El golpe ha sido mayor en estados con un alto número de casos, como en Nueva York, donde casi se paralizado la venta de casas.  En Charlotte (Carolina del Norte), la caída en las ventas fue del 21% en abril, en comparación con abril de 2019, en lo que supone el mayor declive desde junio de 2009, según la Canopy Realtor Association.

Aunque Rodríguez aseguró que no ha sentido un freno en su negocio –todavía muestra por lo menos dos casas a la semana– sí reconoció que algunos clientes expresan ansiedad por el rumbo de la economía.

La pandemia se ha cobrado la vida de más de 80,000 personas, y más de 30 millones de trabajadores han engrosado las filas del desempleo en los últimos dos meses. Para algunos, no es el momento de comprar casa sin saber si tendrán salario para cubrir la hipoteca.  

Sin embargo, un estudio de la empresa Zillow, analizó el impacto de las pandemias de 1918 y 2003 en el sector inmobiliario y concluyó que, aunque hay un declive en las ventas de casas, el precio de éstas se mantiene estable o apenas registra un leve descenso.

Es decir, una pandemia es distinta a una recesión y, en el peor de los casos, supone más una pausa temporal que un freno absoluto. Por ello, los agentes de bienes raíces confían en que la situación mejorará conforme reabran los negocios y contraten a trabajadores.

Además, la temporada de invierno siempre registra un bajón en las ventas, que recuperan su ritmo febril a partir de la primavera, cuando los propietarios engalanan sus casas.

Anuncian ayudas para consumidores

La Asociación Nacional de Bienes Raíces (NAR, por su sigla en inglés) realizó este martes una reunión virtual con representantes de la Administración Trump para explorar las ayudas disponibles para el sector inmobiliario durante la pandemia.

El foro incluyó la participación del secretario de Trabajo, Eugene Scalia, la titular de la Administración para la Pequeña Empresa, Jovita Carranza, y la directora de la Oficina para la Protección Financiera de los Consumidores (CFPB, por su sigla en inglés), Kathy Kraninger.

Ante miles de agentes que se conectaron por internet, Kraninger anunció el lanzamiento de una página web que ofrece información sobre las opciones de alivio en el pago de hipotecas, protecciones para quienes alquilan vivienda, y cómo evitar el fraude.

El gobierno federal ha impuesto una moratoria en las ejecuciones hipotecarias y permite que los dueños de casa puedan solicitar el aplazamiento del pago de su hipoteca por hasta 180 días, con la opción de ampliarlo por otro plazo igual. Los bancos también ofrecen una ayuda similar para préstamos hipotecarios privados.  

Carranza destacó, por su parte, que el tercer plan de estímulo económico de dos billones de dólares incluyó ayudas para los pequeños negocios afectados por la pandemia del COVID-19, incluyendo a muchos en el sector inmobiliario.

“Su trabajo en bienes raíces es indispensable para el Sueño Americano. Las familias y los pequeños negocios dependen de ustedes para establecer sus hogares y sus lugares de negocios. Necesitamos su espíritu emprendedor, determinación y generosidad ahora más que nunca”, subrayó Carranza.

Para la familia Maravilla, la compra de su casa en Canoga Park ha sido una bendición de Dios, y piensan mudarse una vez que concluyan unas remodelaciones en los próximos dos meses.

Vea también:

¿Dónde está mi cheque de ayuda económica? Respondemos sus dudas sobre este beneficio