¿Cuál es la forma correcta de quitarse la mascarilla? ¿Lo peor está por venir? Una viróloga responde

Una epidemióloga, experta en enfermedades infecciosas de la Universidad de Duke, responde las preguntas más comunes sobre el COVID-19.

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUSCRÍBETE
/ Fuente: Telemundo
Por Juliana Jiménez J.

Noticias Telemundo habló con Raquel Binder, viróloga experta en enfermedades infecciosas de la Universidad de Duke, para que respondiera preguntas de nuestra audiencia sobre el COVID-19 que hemos recibido en nuestro correo coronaviruspreguntas@nbcuni.com.

Esta es la tercera parte de la entrevista. En la primera, Binder respondió si sirve tomar vitamina C y si el miedo puede bajar las defensas, y en la segunda explicó cómo salir a hacer ejercicio de manera segura, entre otras cuestiones.

Puede ver la entrevista completa en Facebook Live:

¿El coronavirus puede permanecer vivo en el vello facial? ¿Es recomendable afeitarse la cara y cortarse el cabello corto?

“Yo creo que esos ya son detalles. Todos tenemos pelo (algunos más que otros). Lo que yo sé, científicamente hablando, es que cuando uno es un enfermero o una doctora, que debe tener las mascarillas, si uno tiene mucha barba o pelo facial, la mascarilla no puede asentarse bien, no puede parar el aire que pasa, entonces eso sí sería importante. Si yo soy enfermero y me tengo que poner la mascarilla todos los días entonces creo que sí sería bueno afeitarse para que el aire no entre por (los lados de) la mascarilla y me infecte”.

[Así te contamos las últimas noticias sobre la pandemia del coronavirus] 

“El virus necesita un cuerpo vivo para estar replicándose”, añadió. “Si uno lo tiene en el pelo... creo que esos ya son detalles”.

Trabajo en una clínica y me da miedo infectar a mi compañera de apartamento. ¿Qué tipo de medidas debe tomar una persona que trabaja en un centro médico?

Esto no solo se refiere a los expertos médicos, también incluye al personal de limpieza, a quienes toman las llamadas en la recepción o el personal de seguridad. Muchos de esos trabajos los ocupan los latinos del país.

“Depende mucho de la situación, pero en general siempre es bueno ponerse guantes”, recomienda Binder, y añade que su equipo de trabajo en la Universidad de Duke en Carolina del Norte siempre usa guantes y mascarillas faciales.

“Esas son las vías de transmisión más comunes porque uno respira el virus, o se mete también por los ojos, la nariz, la boca, o uno toca algo y después uno se toca la cara y entra por ahí también. Es importante pensar en que el virus no va a entrar por cualquier lado: va a ser por donde el virus pueda entrar al cuerpo. La piel está sellada. Entonces si uno se pone guantes y mascarilla, y se cambia la ropa antes de entrar a la casa, eso puede ser una buena manera de proteger a la gente alrededor”.

¿Cómo me quito los guantes de manera segura?

Cuando más riesgo de contagio hay es al quitarse el Equipo de Protección Personal (PPE en inglés): lo que son los guantes, mascarillas, etc.

“Nosotros estamos entrenados”, dice Binder, “son muchas horas de entrenamiento de quitarse las cosas bien. Es toda una técnica. Hay videos en el internet que uno puede mirar y, de nuevo, es importante que sean de una fuente verificada, ya sea el Centro de Control y Prevención de Enfermedades (CDC en inglés), o del gobierno, o de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH en inglés), donde se muestra la técnica de quitarse un guante mientras tiene el otro guante puesto, solo tocando el interior del guante”.

 Esta es la forma correcta de quitarse los guantes según los CDC:  

1. No estire ni haga que se revienten los guantes, ya que esto podría causar que las partículas contaminadas salgan disparadas.

2. Sostenga una de sus muñecas con el pulgar apuntando hacia arriba. Pellizque ese guante y levántelo por la muñeca, luego enróllelo hacia abajo hasta sacárselo completamente y quede hecho una bola en la palma de la mano.

3. Para la otra mano: deslice un dedo dentro del guante hacia abajo y saque el guante hasta que quede enrollado dentro del primero.

4. Deséchelos en la basura.

5. Una vez que se haya quitado los guantes, es muy importante que no se toque la cara, la piel expuesta ni ninguna superficie.

6. Lávese las manos por 20 segundos usando la técnica correcta.

¿Cuál es la forma correcta de quitarse la mascarilla?

“Lo mismo con la mascarilla”, dice Binder, “si el virus está por fuera de la mascarilla es importante quitársela sin tocarla por afuera”, o sea, retirarla alejándola de la cara, “y darle la vuelta para no tocar la parte infectada … Uno tiene que quitársela de cierta manera, sino no protege”.

Los CDC recomiendan retirarla usando las bandas elásticas, sin tocar la parte de tela de la mascarilla, así:

1. NO TOQUE el frente de la máscara. Puede estar contaminada.

2. Retírela halando la banda elástica inferior primero, pasándola por encima de la cabeza.

3. Luego retire la banda superior de la misma manera, por encima de la cabeza. Recuerde, no toque el frente de la máscara.

4. Deséchela en la basura.

5. Lávese bien las manos por 20 segundos usando la técnica correcta.

¿Por qué expertos y políticos dicen que en algunos países lo peor todavía está por venir?

Estadísticamente, si uno ve los números de casos, todavía no ha terminado la epidemia”, explica Binder. “Creo que aquí localmente en Estados Unidos estamos en la mitad de eso. Es muy difícil saber. Porque lo que nosotros proyectamos son casos basado en lo que sabemos de otros países y cómo proyectarlo en este país, y eso todo está siempre basado en casos confirmados”.

“Y como ya había mencionado, no muchos casos están confirmados en este momento porque no hay muchos diagnósticos. Nos falta diagnosticar mucha gente en la comunidad que no sabemos si están infectados, entonces es muy difícil saber en realidad dónde estamos en la curva de epidemia”, dijo la experta, quien tiene un doctorado en microbiología y virología de la Universidad de Chapel Hill en Carolina del Norte.

“Sabemos que en la curva (al principio) están subiendo los casos, después llega a un máximo y luego vuelve a bajar”, añadió. “En China están bajando mucho los casos: allí se sabe que el pico ya lo tuvimos. Aquí el gobierno o los hospitales o instituciones clínicas están preparándose para lo peor porque honestamente no saben dónde estamos en la curva y tienen que estar preparados. A mí me parece lo correcto”.

Yelitza Esteva, derecha, empaca un mercado para un pedido, el 15 de abril, en Surfside, Florida. Yelitza era estilista. Ahora hace entregas de mercados. Aunque muchos inmigrantes están encerrados en sus hogares después de haber perdido sus empleos debido a la pandemia de coronavirus, otros no han tenido más remedio que arriesgar sus vidas y adaptarse a los nuevos trabajos que se necesitan en este momento. Foto AP / Wilfredo Lee

“Pero yo, como persona individual, le recomiendo a todo el mundo que el pánico no ayuda. Uno tiene que estar tranquilo, uno debe tener cierta confianza en el sistema y los expertos clínicos. Yo trabajo con muchos doctores y enfermeras aquí y están trabajando a toda hora para prepararse, para poder darnos la ayuda clínica que necesitamos si nos enfermamos”.

“Uno debe estar tranquilo y leer la información que (los expertos) están distribuyendo en fuentes bien informadas y confirmadas y hacer lo que recomiendan: quedarse en casa, lavarse las manos, tratar de no verse con gente con la que uno no convive, seguir las guías”.

¿Qué es lo que más le intriga a una experta en enfermedades infecciosas sobre el coronavirus?

“Lo que a mí me intriga mucho es lo infeccioso que es”, dijo Binder. “Ha habido otros brotes de otros coronavirus: el SARS en 2003, un virus muy similar, y otro en 2012-2013, el coronavirus del Medio Oriente. Los dos fueron brotes locales, pero nunca se volvieron pandemia, que quiere decir un brote global. A mí me interesa mucho saber cómo pasó eso, de dónde vino el virus, porque son enfermedades zoonóticas, es decir, que vinieron de un animal”.

“Todos los coronavirus que hemos visto (brotes como el que estamos viviendo ahora) vinieron de animales. Por ejemplo, este coronavirus se cree que vino de un murciélago, después se adaptó a infectar, muy probablemente, el pangolín, un animal de Asia, y después ese virus se pudo adaptar para infectar al ser humano”.

Un pangolín adulto en Vietnam.U.S. Fish and Wildlife Service

“Y después, que es el paso más importante y el más difícil de determinar, es que siga infectando a otros seres humanos... A mí me interesa mucho ver biológicamente cómo se adaptó el virus, cómo se volvió tan eficiente en infectar a otros seres humanos y cómo está causando todos los problemas que está causando. Yo creo que ninguno de nosotros ha vivido una situación como esta, es algo muy único”.

¿A quiénes afecta más psicológicamente esta pandemia?

“El miedo que esto ha causado a mí me preocupa. Es mi trabajo estudiar esto, estar al tanto 24 horas al día, pero la gente que no sabe, que está preocupada con otras cosas más importantes en su vida, como trabajar, mantener a su familia… yo creo que también la gente aquí, los inmigrantes en Estados Unidos son una población muy vulnerable, porque a veces no tienen ni hogares fijos, no tienen doctores, no tienen seguro, y este sistema de salud aquí en Estados Unidos está muy vulnerable, es muy imperfecto”, dijo la experta.

Binder es de padres suizos y colombianos y está casada con un estadounidense. Ha vivido en Suiza, Nicaragua y Estados Unidos.

Solicitantes de asilo con máscaras asisten a una audiencia obligatoria de corte de inmigración el 16 de marzo en El Paso, Texas. No se sospecha que porten el coronavirus. Muchas audiencias de tribunales migratorios fueron canceladas para frenar la propagación de COVID-19. Se les requiere a los migrantes que vivan en la cercana Ciudad Juárez, México. AP Photo / Cedar Attanasio

¿Qué cree que podemos aprender de esta crisis en materia de salud?

“Yo creo que este brote ojalá nos vaya a ayudar a ver esos problemas y poder mejorarlo para el futuro. Porque honestamente yo no sé si esta va a ser la última vez que esto pase, y yo creo que para la próxima vez ojalá estemos preparados”.

“No solo para una pandemia, pero en general tenemos que cuidar a nuestra gente, tenemos que asegurarnos que cada persona tenga su oportunidad de ver a una doctora o un enfermero cuando estén enfermos, sin tener que preocuparse después por que no pueden pagar las cuentas. Yo creo que es algo esencial que hay que cambiar”.

Envíenos sus preguntas a coronaviruspreguntas@nbcuni.com.

Damiá Bonmatí entrevistó a Raquel Binder. 

Lea también:

Los expertos rechazan la peligrosa idea de Trump de inyectar desinfectante contra el COVID-19. Él dice ahora que fue broma

Este portavoz oficial publicó mensajes racistas y los borró al llegar a la Casa Blanca

Cómo Trump consiguió prohibir la inmigración en menos de 48 horas