López Obrador busca proteger de la recesión al 70% de los mexicanos con más inversiones sociales

El presidente mexicano aumentará el presupuesto social y de proyectos prioritarios en 25,620 millones de dólares para enfrentar la crisis ocasionada por el coronavirus.

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUBSCRIBE
/ Source: Telemundo

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, ha indicado este miércoles que aumentará el presupuesto destinado a programas sociales y proyectos prioritarios en 622,556 millones de pesos (unos 25,620 millones de dólares) para enfrentar la crisis económica ocasionada por el coronavirus.

La eficiencia, la honestidad y la austeridad nos permitirán aumentar el presupuesto para fortalecer el blindaje de los programas sociales y de los proyectos prioritarios”, dijo el mandatario en su habitual conferencia matutina.

López Obrador presentó un decreto que busca reducir al mínimo las actividades del Gobierno federal, a excepción de las estrategias que considera prioritarias como la energética, los programas de ayuda social y la construcción de sus obras insignia como el aeropuerto General Felipe Ángeles, la refinería de Dos Bocas, el Tren Maya, la Zona Libre de la Frontera Norte, y el espacio cultural de Los Pinos y bosque de Chapultepec.

[Toda la información sobre el coronavirus en el mundo]

Además anunció que se otorgarán tres millones de créditos a la población más necesitada y a la clase media, y se crearán dos millones de nuevos empleos, sin explicar eso sí cómo. Con esas medidas pretende "proteger al 70% de las familias mexicanas, equivalente a 25 millones de hogares, sobre todo, a los pobres y a los integrantes de las clases medias”. 

“Vamos a demostrar que hay otra forma de enfrentar la crisis sanitaria, la crisis económica siempre y cuando no se permita la corrupción”, añadió.

Según el presidente mexicano, todas esas medidas podrán llevarse a cabo sin aumentar el precio de los combustibles, los impuestos y sin endeudar al país.

El anuncio de López Obrador sucede un día después de que el banco central de México dictara medidas adicionales de apoyo por el equivalente a unos 30,800 millones de dólares para proveer liquidez al sistema financiero, además de bajar las tasas de interés.

Cuestionado en su conferencia de prensa, López Obrador expresó una vez más que respeta “la autonomía del Banco de México”, y se mostró favorable a la reducción de la tasa de interés “porque abarata el crédito”.

Sin embargo, sugirió “tener cuidado” con “el uso correcto, moderado y cuidadoso de las reservas” del banco central: “Tenemos que cuidar ese tesoro y no disponer de esos recursos sin necesidad. Tiene que justificarse muy bien".

"Nosotros no estamos pidiendo recursos del Banco de México ni de ninguna institución financiera porque pensamos que podemos salir adelante sin endeudar el país y sin perder reservas”, expresó.

El FMI proyecta que la economía mexicana sufrirá una caída del 6.6% debido a la crisis sanitaria que desencadenó el hundimiento de los precios del petróleo, la disminución del envío de remesas y la caída del turismo, entre otros factores.

A inicios de mes, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe publicó un informe según el cual el decrecimiento de toda la región, en promedio, será de entre el 1.8% y el 5%, lo que recuerda épocas difíciles como la llamada década perdida en los años 1980.

La comisión calcula que la cantidad de personas en pobreza extrema podría aumentar en entre 14 y 22 millones de latinoamericanos y caribeños.

El martes, las autoridades mexicanas anunciaron que el país entró a la Fase 3 de la epidemia caracterizada por medidas como la cuarentena generalizada de la población, la suspensión de cualquier tipo de actividad en centros de trabajo que presenten brotes del padecimiento y la interrupción temporal de las actividades presenciales educativas además de las congregaciones en el espacio público como cines, teatros y plazas, entre otros. 

Según los reportes más recientes, México registra una cifra de 9,501 casos confirmados de coronavirus y 857 personas fallecidas. Al menos 2,580,000 personas se han contagiado en todo el mundo y se ha registrado el fallecimiento de más de 178,000, según las informaciones más recientes del Centro de Ciencias de Ingeniería de la Universidad Johns Hopkins.

Presiones de Estados Unidos

El lunes, el Departamento de Seguridad Nacional anunció la prórroga de mutuo acuerdo con México y Canadá del cierre de sus fronteras comunes otros 30 días debido a la pandemia del COVID-19.

Al día siguiente, la agencia The Associated Press reportó que el Gobierno estadounidense presiona a México para que mantenga abiertas sus plantas maquiladoras de la frontera que forman parte fundamental de la cadena de suministro estadounidense, incluidos los contratistas de defensa.

A lo largo de este mes se han producido varias protestas de trabajadores de fábricas en manos extranjeras. Algunos denuncian que las plantas no tienen las medidas sanitarias suficientes para prevenir contagios.

El embajador esadounidense en México, Christopher Landau, expresó su preocupación por los cierres de estas fábricas a causa del coronavirus. En su opinión eso perjudica el flujo de partes y productos que alimentan a las empresas de los tres países que conforman la zona de libre comercio de América del Norte —Estados Unidos, México y Canadá— y advirtió que “si no coordinamos nuestra respuesta, esas cadenas se esfuman”.

“Hay riesgo en todas partes, pero no nos quedamos todos en casa por temor a que vayamos a chocar el coche”, escribió Landau en su cuenta de Twitter, donde lanzó una campaña pidiendo medidas para mantener intactas las cadenas de suministro. “La destrucción económica también amenaza la salud”, añadió.

Al respecto, la Secretaría de Economía de México anunció que los dos gobiernos “sostienen conversaciones para proteger la salud de sus conciudadanos y, al mismo tiempo, la integración productiva de sus economías”.

Lea también:

Trump suspenderá la inmigración por 60 días a excepción de trabajadores esenciales en la pandemia o de interés nacional

Qué significa la caída histórica del petróleo en medio de la crisis por el COVID-19 y qué consecuencias tendrá

Cómo ha evitado Panamá hasta ahora una avalancha de muertes por el COVID-19