Cesar Conde on Small Business: Aid Can’t Come Soon Enough

Cesar Conde, Chairman of NBCUniversal Telemundo Enterprises, shares his thoughts on small businesses and the aid they need.
Nuestros Negocios
Getty Images

Traducción al Español Más Abajo

 

ENG

 

When Big Business goes into the red, it’s big news. Small Business, on the other hand rarely makes headlines, but it should. Small Business drives our economy.

 

An often overlooked fact is that more than 89 percent of the firms in this country are small businesses employing fewer than 20 employees. Collectively, they employ one in three people in the U.S. labor force. We cannot afford to let Small Business go under, just as we cannot afford to let Big Business fail.

 

That’s why Congress should be applauded for swiftly approving a second round of aid for small businesses, this time for $380 billion. That amount includes $320 billion for the Paycheck Protection Program and $60 billion for a separate small business emergency loan and grant program. 

 

Under this legislation, subsidiaries of big companies will be excluded so the funds will go to genuinely small businesses who are desperate for the cash to remain afloat during this unprecedented crisis. After the Senate passed the bill on Tuesday, the House is expected to approve it Thursday and President Trump has said he will sign it into law.

 

The impact of COVID-19 on small businesses cannot be overstated. From hair and nail salons to restaurants and corner stores, many operate on shoestring budgets with minimal cash reserves.

 

An enormous number of firms will not be able to sustain themselves to relaunch by the time the pandemic is stabilized, which by some estimates will not occur until the summer. They will be burdened with accumulated debt from fixed overhead costs including rent, insurance and utilities, without the revenue streams to pay for them. 

 

Even if some small companies can stay the course until the economy is reopened, with unemployment at 22 million people and rising, they will open their doors to a diminished consumer base. People just won’t have money to spend.

 

The Hispanic community is particularly impacted in this bleak scenario. Latinos own one in four small businesses, or 4.4 million firms, that contribute $700 billion in revenue annually to the U.S. economy. Furthermore, Hispanic businesses are growing at more than double the rate of non-Hispanic enterprises, 31.8 percent as compared to 13.8 percent. That growth is all the more impressive because many Latino entrepreneurs lack access to capital to expand, often because they are startups.

 

This makes government aid critically important for Hispanic firms during a time that is even proving challenging for the biggest corporations listed on Wall Street. A tsunami of Hispanic business failures would reap dire consequences not only for the Latino community, but also for society at large. If Hispanic businesses fail, we all fail.

 

The Hispanic community is already reeling from disproportionate economic impact due to the pandemic. Around half of Latinos say they or someone in their household has taken a pay cut or lost a job, or both, due to the pandemic, compared with 33 percent of all U.S. adults, according to a survey from the Pew Hispanic Center

 

We must all do our part to help each other during this extraordinary emergency. We can order a takeout meal from a Latino-owned restaurant or shop at Hispanic groceries. We can also simply take the time to acknowledge the work of essential Latino workers who are keeping our households stocked and safe.

 

That goes for larger businesses, too. Companies can help out smaller firms by using them as suppliers for goods and services they need or for their community initiatives, such as providing meals for local hospital staff or vulnerable populations.

 

They can also help by raising awareness of the plight of small businesses and the important role they play in our economy.  NBCUniversal Telemundo Enterprises has formed a partnership with the U.S. Hispanic Chamber of Commerce to spotlight a small business in a weekly segment called Nuestros Negocios (Our Businesses). We invite others to join us with similar efforts.

 

We launched this campaign because small businesses are vital to the Hispanic community, as well as our wider, shared community. Their pivotal role as the engine of our economy cannot be downplayed or ignored.

 

Our Congressional representatives have recognized that fact with this agreement for a second emergency funding round. That’s the kind of leadership Main Streets all over America need.

 

Cesar Conde is Chairman of NBCUniversal Telemundo Enterprises, a world-class media company leading the industry in the production and distribution of high-quality Spanish-language content to U.S. Hispanics and audiences around the world.

 

ESP

Cuando las grandes empresas entran en rojo, es gran noticia. Las pequeñas empresas, por otro lado, rara vez aparecen en los titulares, pero no debería ser así. Las pequeñas empresas son el motor de  nuestra economía.

 

Un hecho que a menudo se pasa por alto es que más del 89 por ciento de las empresas en este país son pequeñas empresas que emplean a menos de 20 empleados. Colectivamente, emplean a una de cada tres personas en la fuerza laboral de los EE. UU. No podemos permitir que las pequeñas empresas se hundan, así como tampoco podemos permitir que las grandes empresas fracasen.

 

Por esa razón el Congreso debería ser aplaudido por aprobar rápidamente una segunda ronda de ayuda para pequeñas empresas, esta vez por $380 mil millones. Esa cantidad incluye $320 mil millones para el Programa de Protección de Sueldos y $60 mil millones para un programa separado de préstamos y subsidios de emergencia para pequeñas empresas.

 

Según esta legislación, se excluirán las filiales de las grandes empresas, por lo que los fondos se destinarán a empresas realmente pequeñas que están desesperadas por estos fondos para poder permanecer a flote durante esta crisis sin precedentes. Después de que el Senado aprobó el proyecto de ley el martes, se espera que la Cámara lo apruebe el jueves y el presidente Trump ha dicho que lo promulgará.

 

No se puede exagerar el impacto de COVID-19 en las pequeñas empresas. Desde peluquerías y salones de uñas, hasta restaurantes y tiendas de la esquina, muchos operan con presupuestos muy reducidos y mínimas reservas de efectivo.

 

Una gran cantidad de empresas no podrán mantenerse para reabrir cuando la pandemia se estabilice, lo que según algunas estimaciones no ocurrirá hasta el verano. Estarán sobrecargados con la deuda acumulada de los gastos generales fijos, incluyendo el alquiler, el seguro y los servicios públicos, sin las fuentes de ingresos para pagarlos.

 

Incluso si algunas pequeñas empresas pueden mantenerse a flote hasta que se reabra la economía, con un desempleo de 22 millones de personas y aumentando, estas abrirán sus puertas a una base de consumidores mucho menor. La gente simplemente no tendrá dinero para gastar.

 

La comunidad hispana se ve particularmente afectada en este sombrío escenario. Los latinos son dueños de una de cada cuatro pequeñas empresas, o 4.4 millones de empresas, que contribuyen con $700 mil millones en ingresos anualesa la economía de los Estados Unidos. Además, las empresas hispanas están creciendo a más del doble de la tasa de las empresas no hispanas, un 31.8 por ciento en comparación con un 13.8 por ciento. Ese crecimiento es aún más impresionante porque muchos empresarios latinos carecen de acceso al capital para expandirse, debido a que usualmente son nuevas empresas.

 

Esto hace que la ayuda del gobierno sea de vital importancia para las empresas hispanas durante un tiempo que incluso está resultando difícil para las corporaciones más grandes que figuran en Wall Street. Un tsunami de fracasos en los negocios hispanos produciría graves consecuencias no sólo para la comunidad latina, sino también para la sociedad en general. Si las empresas hispanas fracasan, todos fracasamos.

 

La comunidad hispana ya se está tambaleando por el impacto económico desproporcionado debido a la pandemia. Según la encuesta del Pew Hispanic Center, alrededor de la mitad de los latinos dicen que ellos o alguien de su hogar ha recortado su salario o perdido un trabajo, o ambos, debido a la pandemia, en comparación con el 33 por ciento de todos los adultos estadounidenses.

 

Todos debemos hacer nuestra parte para ayudarnos mutuamente durante esta extraordinaria emergencia. Podemos pedir comida para llevar en un restaurante de propiedad latina o comprar en una tienda hispana. También podemos simplemente tomar el tiempo para reconocer el trabajo de los trabajadores latinos esenciales que mantienen nuestros hogares abastecidos y seguros.

 

Eso también se aplica a las grandes empresas. Las compañías pueden ayudar a las empresas más pequeñas utilizándolas como proveedores de bienes y servicios que necesitan o para sus iniciativas comunitarias, como proporcionar comidas para el personal de un hospital local o para poblaciones vulnerables. 

 

También pueden ayudar a crear conciencia sobre la difícil situación de las pequeñas empresas y el importante papel que desempeñan en nuestra economía. NBCUniversal Telemundo Enterprises ha formado una sociedad con la Cámara de Comercio Hispana de los Estados Unidos para destacar una pequeña empresa en un segmento semanal llamado Nuestros Negocios. Invitamos a otros a unirse a nosotros con esfuerzos similares.

 

Lanzamos esta campaña porque las pequeñas empresas son vitales para la comunidad hispana, así como para nuestra comunidad más amplia y compartida. Su papel fundamental como motor de nuestra economía no puede ser minimizado o ignorado. 

 

Nuestros representantes en el Congreso han reconocido este hecho con este acuerdo para una segunda ronda de financiación de emergencia. Ese es el tipo de liderazgo que necesitan las pequeñas empresas de toda América.

 

César Conde es presidente ejecutivo de NBCUniversal Telemundo Enterprises, una compañía de medios de clase mundial que lidera la industria en la producción y distribución de contenido en español de alta calidad para hispanos de EE. UU. y audiencias de todo el mundo.