Qué pasa ahora con los delegados de Sanders, ¿habrá más primarias? Respondemos sus dudas sobre la elección

Si ya no queda nadie más en la carrera, ¿por qué no se declara a Biden el nominado? ¿Sí va a haber Convención? ¿No es peligroso por el coronavirus? Lo explicamos aquí.

Suscríbete al Email de Noticias Telemundo

Todos los días, las últimas noticias directamente en tu correo electrónico
SUSCRÍBETE
/ Fuente: Telemundo
Por Juliana Jiménez J.

En cuestión de días u horas, el panorama electoral presidencial cambió radicalmente. La pandemia del coronavirus ha transformado casi todos los aspectos de nuestras vidas y la elección presidencial de este noviembre no es la excepción. 

Me he estado concentrando en el coronavirus. ¿De qué me perdí?

Lo que más ha redibujado la contienda fue la salida de Bernie Sanders, senador progresista por Vermont que desistió de su segundo intento por llegar a la Casa Blanca, luego de que fuera imposible conseguir la cantidad de delegados necesarios para lograr la nominación del Partido Demócrata.

Al salir, tenía 918 delegados vs. los 1,228 delegados de Biden.  

[Siga la cobertura completa de las elecciones en Decisión 2020]

"No puedo en buena conciencia continuar montando una campaña que no puede ganar y que interferiría con el importante trabajo que se requiere de todos nosotros en esta hora difícil", dijo Sanders en referencia al coronavirus en una transmisión en vivo por redes sociales, y agregó: "Aunque esta campaña está llegando a su fin, nuestro movimiento no".

Esta retirada le deja el camino libre al exvicepresidente Joe Biden, quien es ahora el virtual nominado del Partido. Sanders y luego el expresidente Barack Obama y la senadora Elizabeth Warren respaldaron a Biden la semana pasada.

Eso adelantó varios meses, en la práctica, la entrada a un escenario de elección general, cuando el juego y las reglas son otras.

¿Qué cambia ahora?

La salida de Sanders le da libertad a miembros de todos los niveles del Partido a canalizar fondos y esfuerzos hacia Biden. Eso es importante porque su contrincante en la general, el presidente Donald Trump, ha estado recibiendo el respaldo unánime indisputado del Partido Republicano desde que fue elegido en 2016.

Ahora, por ejemplo, el expresidente Barack Obama, un peso pesado del Partido Demócrata, anunció su respaldo a Biden este lunes en un video. Pero pudo hacerlo solo después de que Sanders se retirara.

Haberlo hecho antes hubiera sido mal visto como una interferencia inapropiada de Obama a favor de su antigua mano derecha, lo que habría enfurecido (aún más) a los seguidores de Sanders, que sienten –desde 2016– que el establishment demócrata está empeñado en alejar al senador de la presidencia.

El ex vicepresidente Joe Biden y el senador Bernie Sanders en el primer debate presidencial demócrata el 27 de junio de 2019 en Miami, Florida. Joe Raedle / Getty Images

¿Sanders sigue en las boletas de votación de las primarias que vienen?

Sí, y seguirá recogiendo votos y delegados que votarán por él en la Convención Nacional Demócrata.

¿Para qué?

No es porque todavía esté tratando de conseguir la nominación. Sanders quiere mantener sus delegados para poder influir en la plataforma del partido como lo hizo en 2016 y tratar de incluir sus propuestas, como el Medicare para Todos.

"Si bien el exvicepresidente Joe Biden será el nominado, debemos continuar reuniendo a tantos delegados como sea posible donde podamos ejercer una influencia significativa sobre la plataforma del partido", dijo el senador cuando anunció su retirada.

¿Qué pasa con esos delegados comprometidos de Sanders?

Aunque Sanders respalde al exvicepresidente, sus delegados no tienen que votar por Biden en la Convención, pueden votar por quien elijan.

El Comité Nacional Demócrata (DNC) dijo en un memorando del 2 de marzo, el día antes del Super Martes, que "los delegados comprometidos … no están legalmente ‘obligados’ a votar por el candidato para el que fueron elegidos. Más bien, están ‘comprometidos en buena conciencia [para] reflejar los sentimientos de quienes los eligieron’ [Regla 12.J]”, escribieron Jim Roosevelt y Lorraine Miller, co-presidentes del Comité de Reglas y Procedimientos.

“En los casos en que un candidato le pide a sus delegados apoyar otro candidato, o cuando un candidato que ha acumulado delegados se retira, queda a criterio del delegado seguir la solicitud del candidato o votar por el candidato de su elección", agregaron.

Al darle su respaldo, ¿Sanders le transfiere también sus apoyos a Biden?

No necesariamente. Por ejemplo, la representante progresista por el Bronx, Alexandria Ocasio-Cortéz, aliada cercana del senador, no corrió a apoyar a Biden después de que Sanders lo respaldara.

En entrevista con Politico, Ocasio-Cortéz dijo que quiere que el virtual nominado "aclare" sus posiciones sobre la atención médica y el medio ambiente.

"Estamos teniendo conversaciones con el equipo de Biden y veremos cómo son algunas de estas conversaciones sobre sus políticas", dijo.

Específicamente, ella quiere saber más sobre los planes de Biden para ayudar a Puerto Rico, conseguir una reforma migratoria y expandir la atención médica. Añadió que le parecía inadecuada su propuesta reciente de expandir Medicare a los 60 años y dijo que "No creo que el vicepresidente tenga una política de cambio climático que sea suficiente".

¿Y las primarias que quedan?

Un total de 21 estados, así como el Distrito de Columbia, Puerto Rico, Guam y las Islas Vírgenes aún no han celebrado sus primarias o caucus.

De estos, 15 han aplazado al menos hasta junio sus elecciones por la preocupación de que no se pueda llevar a cabo una votación de manera segura por el coronavirus.

Wisconsin siguió adelante con su votación de hace dos semanas, a pesar de los llamados de los expertos sanitarios de posponerlas. La controversia fue tal, avivada por imágenes de votantes con máscaras y guantes, esperando en filas de varias cuadras y varias horas de duración, que es menos probable que otros estados se arriesguen a lo mismo.

[Por qué los electores de Wisconsin tuvieron que arriesgarse a salir en medio de la pandemia de coronavirus para votar]

Si ya no queda nadie más en la carrera, ¿por qué no se declara a Biden el nominado?

Según las reglas establecidas por los dos Partidos, el nominado a la presidencia es escogido por los delegados de cada estado en las Convenciones Nacionales que se realizan el año de la elección presidencial en el verano.

En el caso de los demócratas, el candidato es seleccionado en su Convención Nacional del 17 al 20 de agosto en Milwaukee (fue pospuesta un mes por la crisis del coronavirus). Para ganar la nominación en la primera votación, un candidato demócrata debe recibir el apoyo de la mayoría de los delegados comprometidos, al menos 1,991 de un total de 3,979.

¿Sí va a haber Convención? ¿No es peligroso por el coronavirus?

Aún no es claro qué ocurrirá con las Convenciones Nacionales. El Partido Demócrata ha anunciado que están siguiendo adelante con los preparativos asumiendo que para agosto se habrán levantado las cuarentenas y medidas de distanciamiento estricto en la mayoría del país.

Se ha hablado de una Convención Demócrata virtual, pero los altos funcionarios del Partido no han confirmado nada al respecto.

Una gran desventaja de eso sería que Trump y los republicanos en cambio no tienen duda de que seguirán adelante con su Convención, como lo ha manifestado el presidente. Y eso pone en grave desventaja a los demócratas.

La Convención atrae mucha atención a nivel nacional y exposición televisiva gratis en la prensa. Eso le da la oportunidad a ambos Partidos de tratar de atraer a votantes indecisos o independientes exponiendo su plataforma. Si los demócratas cancelan la suya o la hacen más tarde después de los republicanos, corren el riesgo de que Trump acapare la atención y modifique la narrativa a su favor.

Además, en las Convenciones es que los partidos también codifican sus plataformas oficiales y establecen reglas para la próxima Convención. (Por eso Sanders quiere la mayor cantidad de delegados suyos allí dándole forma a la plataforma del Partido).

¿Qué le queda a Biden por delante?

Biden aún enfrenta desafíos considerables para unir al partido y movilizar una amplia base de votantes para las elecciones de noviembre.

A diferencia de Sanders, Biden inspiró poco entusiasmo entre los jóvenes y no desarrolló propuestas de políticas que se destacaran. Triunfó más que todo porque muchos rechazaron la agenda de Sanders como demasiado a la izquierda y buscaban cambios más pragmáticos y graduales, según le han dicho votantes latinos a Noticias Telemundo en Nevada, Florida y California.

Muchos además estaban convencidos de que Biden tiene la mejor oportunidad de vencer a Trump en noviembre, y esa es su prioridad número uno.

Sanders sin embargo logró capturar la atención y los votos de millones de jóvenes, y en particular de latinos, más que ningún otro candidato, en gran parte por sus propuestas audaces para la salud.

El exvicepresidente Joe Biden y el senador Bernie Sanders en el 11º debate presidencial demócrata en las oficinas de CNN en Washington, DC, el 15 de marzo.Mandel Ngan / AFP Getty Images

Para motivar a quienes Biden les parece conformista, centrista y un vestigio de un sistema que no ha funcionado para los más pobres y para las minorías, Biden tendrá que ofrecer propuestas más osadas y articular una agenda más enfocada en la atención médica y el cambio climático, temas fundamentales para los votantes demócratas.

[La pandemia del coronavirus puede impedir a cientos de miles de personas lograr la ciudadanía a tiempo para votar en noviembre]

¿Qué ha hecho Biden para atraer a esos votantes progresistas?

Biden ha prometido:

--> Reducir la edad de elegibilidad para Medicare de 65 a 60.

--> Perdonar la deuda de préstamos federales para quienes ganan menos de 125,000 dólares y que se graduaron de un college o universidad pública, o de universidades históricamente negras (HBCUs, por sus siglas en inglés).

--> Adoptó una pieza de la plataforma de Sanders: hacer que los colleges y universidades públicas sean gratuitos, pero solo para familias con ingresos menores a 125,000 dólares. Además, adoptó el plan de reforma a la ley de bancarrota de Warren, también su antigua contendiente, un área donde los dos se han enfrentado.

Biden escribió en Medium que Sanders y sus seguidores "pueden enorgullecerse de su trabajo que ha sentado las bases para estas ideas... La recuperación requerirá cambios a largo plazo para construir una clase media más inclusiva y resiliente, y una economía más ecológica y resistente".

¿Cómo se perfila Biden para enfrentarse a Trump en noviembre?

Biden va liderando en dos encuestas contra Trump esta semana. En la última encuesta de la Universidad de Quinnipiac, publicada el miércoles pasado, y en la encuesta de la Universidad de Monmouth publicada el jueves, Biden lidera a Trump por ocho puntos y cuatro puntos respectivamente.

Las encuestas se hicieron antes de que Sanders terminara su campaña.

Si bien Biden mantiene una ventaja contra Trump en casi todas las encuestas de la elección general, la base del presidente no abandona a Trump. En la encuesta de Quinnipiac, 91% de los republicanos respaldan a Trump. Los votantes registrados en la encuesta de Monmouth muestran preferencias muy parecidas.

Con información de NBC News, The New York Times, The Guardian, Business Insider, y Bloomberg.

Lea también:

Barack Obama entrega su respaldo a Biden: "Tiene la experiencia para guiarnos en los momentos más oscuros"

Bernie Sanders apoya formalmente a Joe Biden como candidato demócrata a la presidencia

La carrera por la Casa Blanca ha pasado a un segundo plano por la pandemia